Opinión: ¿Por qué Pékerman sería un buen presidente?

Julio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Evelyn Rosero Ramírez | Subeditora Elpais.com.co
Opinión: ¿Por qué Pékerman sería un buen presidente?

José Pékerman, técnico de la selección Colombia en Brasil 2014.

En las redes sociales, los usuarios lo postularon al primer cargo del país. Para ellos su mejor propuesta fue sacar un equipo adelante, con buen liderazgo. Lo que empezó como una broma se interpretó como un anhelo colombiano.

Que la gente haya dicho, entre chiste y chanza, que Pékerman sería un buen presidente de Colombia por lo que ha logrado con la Selección de nuestro país, no es solo un meme divertido, un simple meme que se volvió viral en redes sociales y que motivó muchos comentarios.Si se mira bien es una frase que lleva a pensar en el verdadero anhelo colombiano y a mirar que el liderazgo en el equipo que hoy nos está trayendo alegrías es el mismo con el que sueña un país, que acabó de elegir justamente Presidente, sin mucho convencimiento aunque con pocas alternativas.Un presidente simboliza la unidad nacional, según la Constitución política, y su deber es organizar, dirigir y coordinar un país. En un grupo de 23 jugadores, Pékerman cumple estas funciones de sobra y es un pequeño ejemplo de esa forma de gobernar ideal, esa por la que todos nos le quitamos el sombrero cuando hicimos historia pasando a cuartos de final en la Copa del Mundo. Porque logró que todos, sin distingo de raza, género o religión, reviviéramos la fe y la esperanza en un equipo que tiene todo el talento para codearse con los que siempre se han llamado grandes, con los que han alcanzado la gloria en los mundiales, como Brasil, Alemania o Argentina.Un hombre en el que prevalece la modestia y que le ha enseñado a nuestros muchachos de la Selección y a todos los colombianos las bondades de la concentración, de no dejarse provocar por la calentura del momento cuando se está cara a cara con el rival, de entender que si vamos conquistando la cima hay que tener los pies en la tierra porque no sabemos cuando volveremos a caer.Pékerman supo decir no en el momento indicado a las interferencias externas, a los consejos oportunistas; se impuso como líder, así como debe hacer un presidente.Muy bien lo expone el columnista Héctor Abad Faciolince en su columna 'Néstor Pékerman y el orden mental', apoyado de la asesoría personal de un conocedor del tema como es Javier Fernández Bonett. Dice que el técnico nunca permitió que nadie más moviera las fichas de su equipo y defendió su idea táctica hasta la final, una táctica que consistió en defender las cualidades de cada jugador aprovechándolas al máximo en el campo de juego. Y así, sólo con su convicción, ha logrado los resultados que hoy nos tienen viviendo nuestro mejor cuarto de hora. Un líder que nos puso de referente con jugadores como James Rodríguez, hoy considerado el mejor del Mundial, a la altura de Neymar y Messi. Un número 10 con cualidades que quieren ser imitadas por los niños que aman el fútbol, que tienen enamorada a más de una mujer y que son exaltadas en las redes sociales por personalidades y artistas de la talla de Rihanna y el jugador de la NBA Lebron James.Y lo mejor es que pensamos en grande pero no nos la creemos. Estamos convencidos de lo que tenemos sin desconocer lo mejor del rival. Y así pasito a pasito nos acercamos a la victoria.Por eso, Colombia es la estrella hoy, todo un país se hace figura y hace honor a la frase que dice: la unión hace la fuerza. La hermandad nos tiene en el podio.PD: Por esta buena racha es que debemos mantener el autocontrol, la prudencia y la calma; los colombianos también somos un equipo con grandes cualidades. En el campo de juego nuestro debe jugar la alegría y el desparpajo pero jamás la violencia. De eso Pékerman también nos enseña.Qué no digan más que los colombianos y mucho menos los caleños no sabemos celebrar, porque la Policía atendió 302 riñas en toda la ciudad tras el último partido de la Selección, esa que nos da ejemplo de tolerancia, o porque gracias a una imprudencia un adolescente de 15 años fue atropellado por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta mientras celebraban. La invitación es a seguir celebrando, pero sin que nos piten falta al final del juego.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad