Opinión: Menos podría ser más para el Deportivo Cali

Junio 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Agustín Garizábalo Almarales??- Especial para El País

Agustín Garizábalo, el cazatalentos del Deportivo Cali en la costa atlántica, ve con optimismo el partido de vuelta de los verdes frente a Medellín.

[[nid:541997;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/06/ep001133047.jpg;left;{Harold Preciado y Santos Borré, celebran el triunfo azucarero. José Luis Guzmán - El País}

Si bien Deportivo Cali se alzó con la victoria el pasado jueves, fueron muchas las caras de preocupación entre sus hinchas. Aspiraban a que, con todo lo mostrado en el terreno, el equipo se fuera con una ventaja apreciable a la ciudad de Medellín. Creo, en cambio, que 2-1 es el marcador ideal para que los verdes ganen la clasificación próximo domingo. 

Lo expresado aquí no deja de ser una simple especulación, escrita, en parte, con el conocimiento por los años que he estado en el fútbol, y, especialmente, por el deseo sincero de ver avanzando a la siguiente fase a un grupo de jóvenes que ha mostrado humildad, entrega, sentido de pertenencia, personalidad y condiciones técnicas.  

Un gol de ventaja puede ser la diferencia precisa: Obliga a mantener las alarmas prendidas, se sabe que no se ha ganado nada, se sabe que hay que quemar los barcos una vez saltes al Atanasio Girardot.?

Lo que más distingue a los jóvenes es precisamente la ansiedad, pero también un exceso de confianza cuando se sale con ventaja.

En esas mentes juveniles menos podría ser más. Una diferencia de dos goles hubiese puesto a dormir más tranquila a la hinchada, pero no quiero imaginar esa sensación de relajamiento del grupo. Ahora, en cambio, les toca ir a pelear.

Se puede ser optimista, además, porque el Deportivo Cali es un buen visitante, porque no es de ir a defenderse y tiene claro el potencial de sus contraataques. 

Hace un año, para estos mismos días, (7 de junio) el Deportivo Cali sorteó con éxito un duelo muy similar frente al mismo Medellín, conquistando el título -nada menos- tras ganar en casa 1-0 y lograr un valioso empate 1-1 con soberbio cabezazo de Roa. 

El pasado jueves, durante el primer tiempo,?los azucareros anotaron dos goles y crearon claras oportunidades que presagiaban una goleada. Paradójicamente el partido cambia cuando sale Hechalar, delantero, y entra William Parra, volante de primera línea, a construir un bloque más compacto y ya Mojica no tuvo las libertades de la primera parte y el rojo pudo recuperar el balón, y de hecho, acortar la diferencia. 

Cali es un equipo que, sin duda, le va mejor cuando encuentra espacios para atacar y en Medellín los tendrá, tal será la necesidad del local por remontar el marcador; sin olvidar el potencial ofensivo en el juego aéreo, donde casi siempre el verde gana los duelos. 

Anhelo de corazón que este breve comentario mantenga vigencia el domingo después del pitazo final.?

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad