“Ojalá otro colombiano meta un gol olímpico en Brasil”: Marcos Coll

“Ojalá otro colombiano meta un gol olímpico en Brasil”: Marcos Coll

Octubre 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
“Ojalá otro colombiano meta un gol olímpico en Brasil”: Marcos Coll

Legendario futbolista colombiano Marcos Coll, autor del primer y único gol olímpico en la historia de los Mundiales de Fútbol.

Autor del único gol olímpico en la historia de los mundiales, Marcos Coll, es un baluarte de la Selección del pasado. Aquí están sus memorias.

Marcos Coll tiene como ringtone de su celular una canción de Marc Anthony que explica sus días actuales: “Voy a reír, voy a gozar, vivir mi vida lalalalá”.A los 78 años, el único jugador en toda la historia que ha hecho un gol olímpico en un mundial de fútbol (Chile 1962) está en reposo, tomándose un largo descanso. Los últimos 22 años de su vida se los pasó enseñando fútbol en el complejo minero de El Cerrejón, departamento de La Guajira, y aunque tiene todo el tiempo del mundo libre, anuncia que va a volver al trabajo diario. Voy a montar una escuela de fútbol en Barranquilla.Justamente en esa ciudad donde vive lo conocen más como ‘el olímpico’, que como Marcos Tulio Coll Tesillo. ‘El olímpico’, claro, por ese gol que le marcó a Rusia con Colombia en el Mundial de Chile de 1962. En Rusia atajaba nadie más ni nadie menos que Lev Yashin, ‘la araña negra’, el mejor portero del mundo. Colombia perdía en el segundo tiempo 4-1. En el minuto 18 de esa segunda mitad, Marcos cobró un tiro de esquina con efecto, como siempre lo hacía, buscando que alguien cabeceara. Pero el balón se fue débil haciendo una parábola en dirección al primer palo, dio un bote en el césped y se metió al arco. Gol. 4 - 2. Al final el juego finalizó con un 4-4 histórico. Esa fue la primera hazaña del fútbol colombiano. Marcos Coll contesta su celular. -Llámame en 5 minutos que voy camino a un parque de Barranquilla donde me gusta sentarme y charlamos. Pasa el tiempo. “Voy a reír, voy a gozar.  Vivir mi vida lalalalá”. Marcos Coll contesta de nuevo. Un histórico jugador como usted, Marcos, ¿qué piensa de la Selección Colombia que dirige José Nésor Pékerman?Le voy a decir sinceramente: la selección Colombia bajo la dirección de Pékerman ha tenido una gran actuación en las eliminatorias. Para el Mundial la cosa es ir con la cabeza bien puesta y pensando en que somos capaces de ganar. Eso es importantísimo. ¿Cómo debe ser la preparación? ¿Qué se debe mejorar para que no suceda lo de los mundiales pasados, que Colombia quedó eliminada en la primera ronda?Un mundial es bien difícil. Pero hay que hacer lo que hicimos nosotros en Chile 62, cuando nos dirigía el maestro Adolfo Pedernera: fortalecer la parte mental a través de charlas. Eso, créalo, es bien importante en un torneo corto y de tanto nivel como el mundial. Porque jugadores tenemos. Y bastantes. Nunca Colombia había exportado tanto jugador a Europa como ahora. Eso ha favorecido a la selección. Porque te lo digo honestamente: la selección, en cada línea, tiene excelentes jugadores. Falcao, James, 'Teo', un gran veterano como Mario Yepes. Y el arquero es un fenómeno. Y es joven. 23 años. Es tremendo. Es la Selección más madura de toda la historia. El hecho de que la mayoría de los jugadores jueguen en Europa les da una manera distinta de ver el fútbol y hace que cualquier rival nos mire con respeto. Marcos una última curiosidad, aunque te hayan hecho esta pregunta cien veces. ¿Qué tan importante ha sido el gol olímpico que marcaste en Arica, Chile, 1962? ¿Qué te ha representado en tu vida? Esa es una cosa del pasado. Ya son más de 50 años. Pero te puedo decir que no soy yo el que lo recuerda tanto como sí lo recuerda la gente amiga. Acá en Barranquilla me conocen más como el 'olímpico’ que como Marcos Coll. Y yo no es que me haya olvidado o le reste importancia, pero ya es hora de dejar eso ahí. Pero ese gol vale mucho. Le enseñó al mundo que existía un país llamado Colombia Sí. Eso es cierto. Por ese gol Colombia empezó a ser conocida en el mundo. Incluso hubo europeos que llegaron a Arica, Chile, a ver el Mundial y después de ese gol creían que pertenecíamos al Estado de Columbia, en Estados Unidos. Ellos se acercaban a mí y me preguntaban y yo les explicaba cómo era la vaina, lo que es Colombia, un país Suramericano. Ese gol me inmortalizó pero también fue importante para el país. Lo tomé con agradecimiento a Dios. Fíjate todo el tiempo que ha pasado y no se ha vuelto a dar un gol olímpico en un mundial. Fíjate también que ahora es más difícil. Hay más gente en el área. Pero ojalá que otro colombiano haga un gol olímpico en Brasil.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad