“Ojalá mi madre desde el cielo me dé otra estrella”: Fernando ‘Pecoso’ Castro

Junio 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
DIANA CAROLINA HERNÁNDEZ- ElPaís.com.co

El técnico azucarero tiene un buen presentimiento en la final, ya que hace 19 años que logró su primer título con el Cali lo disputó ante un escarlata: América. Hoy, el estratega espera que se repita la historia ante otro rojo, el Medellín.

En 1996, Fernando ‘Pecoso’ Castro logró lo inimaginable. Después de 22 años de sequía, le regalaba a la hinchada azucarera un título en el fútbol colombiano. El domingo, el estratega manizalita espera repetir la historia y con un equipo joven, pero con hambre de gloria, anhela  bordar la novena estrella en el escudo del Cali.

Para el juego del domingo ante el Medellín, ‘Pecoso’ solo tendrá una cábala: encomendarse a su madre, doña Adiela Lozada, quien desde el cielo aún le acolita su amor por el fútbol y por su  glorioso Deportivo Cali. 

¿Cómo se siente a  90 minutos de ganar su segundo título con el Cali?

Estoy confiando en mi equipo. Ya tuve la tranquilidad de ver el partido de ida contra Medellín en vídeo y la verdad el grupo me tiene satisfecho. Los veo bien y espero que hoy  logremos el título.

¿Siente nervios?

Los nervios que tiene uno son los normales antes de una final,  esos  en los que uno le pide a Dios que todo salga bien, que el equipo entre concentrado y convencido de todo lo que tiene. Es un título, quedan 90 minutos para definir y darle una satisfacción grande a la hinchada.

¿Tiene alguna cábala antes de una final?

No, yo solo le pido mucho a Dios que me dé tranquilidad y sabiduría para soportar esta carga y esta tensión. Todos tenemos esa intensión de darle el triunfo a la afición y la presión es normal.

Usted en el 96 fue campeón con el Cali. ¿Ahora pasan recuerdos de esa época por su cabeza?

En esa época yo tenía un gran cobrador de tiros libres como lo era ‘Guigo’ Mafla. Además, tenía tres goleadores: Hamilton Ricard, Wálter Escobar y Víctor Bonilla; también  dos volantes de marca que metían goles: Martín Zapata, que en paz descanse, y Andrés Estrada. Ese era un grupo en el que todos los jugadores terminaron la temporada con 9 y 8 goles, era un grupo goleador  y  por esa campaña puedo decir  que es el mejor de toda la historia del Deportivo Cali, porque fue el mejor local, el mejor visitante, el más goleador, el de la valla menos vencida y el campeón. Uno no le podía pedir nada más a la vida.

Usted es el ídolo de la vieja y la nueva generación de los hinchas del Deportivo Cali...

En el 96 fuimos campeones después de 22 años, y si mira hoy  un joven que haya nacido 10 años atrás puede que no tenga muchos recuerdos de ese Cali. Así que hay mucha  gente  que quiere sentir lo que es ser campeón. Esperamos darles esa alegría y ojalá que ‘Pecoso’ Castro se quede en el corazón  de los nuevos hinchas.

¿El hambre de gloria es el componente que llevó a este equipo tan joven a la final? 

Yo creo que sí porque este equipo primero tiene una gran fortaleza mental; segundo, ha respondido supremamente bien al trabajo y yo veo a los jugadores muy comprometidos,  muy conscientes de lo que se están jugando.

Cuando volvió al Cali usted  aseguró que si no era campeón, su regreso sería un fracaso ...

En la vida uno tiene que tener metas, trazarse objetivos... Yo manejo un equipo joven y les debo decir cómo tienen que cuidarse, cómo tienen que sentir esto. Y eso es algo que disfruto porque para mí cada día que tengo en el fútbol es algo especial, porque no sé si mañana o pasado mañana voy a tener la oportunidad de estar.

¿Se encomendará a su mamá para disputar este nuevo título?

Sí, mi madre me enseñó a ser responsable. Ella veía que yo podía dejar todo por jugar fútbol; cuando mi madre vio que triunfé como jugador y como técnico, entendió que esto era lo que quería. Ojalá mi madre desde el cielo me dé otra estrella.  

¿El Cali será campeón?

Yo creo que sí. Tengo fe porque mis dos finales han sido contra dos rojos, contra América (1996) y ahora contra Medellín. Espero que el Dios de arriba nos dé este regalo.

 Rememorando el título del 96 En 1996, Fernando ‘Pecoso’ Castro  le regaló al Deportivo Cali su sexta estrella. Después de 22 años sin lograr el título en  el fútbol colombiano, ‘Pecoso’ en un clásico frente al América  le devolvía la gloria al equipo azucarero. En ese juego, que se disputó el 14 de julio de 1996,  frente a los escarlatas, los azucareros formaron con:  Miguel Calero (q.e.p.d.); Alberto Pérez, Ever ‘Chaca’ Palacios, Manuel Valencia, Héctor Mario Botero; Martín Zapata (q.e.p.d.),  Andrés Estrada, Óscar Pareja, Édison Mafla; Víctor Bonilla y Hamilton Ricard.El duelo quedó empatado 0-0,  resultado que les dio el título.

Frases de Pecoso:

"En el equipo del 96 había ese mismo ambiente que hay hoy en el equipo, se sentía esa ansiedad porque hacía mucho tiempo que el Cali no era campeón. Ojalá se repita la historia”. "Yo el fútbol lo sentí muy fuerte dentro de la cancha  y por eso digo que me llenaban más los triunfos como jugador que como técnico porque es que es uno el que pone todo en la cancha”.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad