Ocho estrellas llenas de ‘esperanza’

Noviembre 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co

En 2005 el Cali colgó en su escudo la octava estrella, la última conseguida hasta el momento. En 2010 fueron Campeones de la Copa Postobón.

En 2005 la gloria volvió a tocar las puertas del club caleño. Bajo la orientación técnica del paisa Pedro Enrique Sarmiento, Deportivo Cali, jugando un fútbol poco vistoso pero muy efectivo, táctica vs. ‘Jogo Bonito’, se coronó campeón del segundo torneo del calendario, superando en la Finalísima al Real Cartagena. Fue la octava estrella.El equipo comenzó temporada con Jaime De la Pava Márquez sentado en el banquillo. Los verdes clasificaron a Cuadrangulares Semifinales, integrando el Grupo A junto con Atlético Nacional, Deportivo Independiente Medellín y Deportes Tolima. El Grupo ‘B’ lo conformaron Santa Fe, Envigado, Atlético Huila y Once Caldas.En esta instancia del certamen el Deportivo Cali tuvo un rendimiento a todas luces muy deficiente, pues de seis partidos solamente empató uno, razón por la cual quedó de colero del Grupo ‘A’ con un solo punto, dos menos que Once Caldas, último del Grupo ‘B’. El título de campeón fue para Atlético Nacional, octavo en su historial.Para el segundo campeonato del año el Deportivo Cali dio un giro trascendental. Se confirmó la vinculación del estelar delantero Hugo Rodallega, máximo artillero en el Suramericano Sub-20, celebrado a comienzos del mismo año en el Eje Cafetero. El irregular rendimiento del equipo le costó el puesto al técnico Jaime De la Pava. De inmediato se sugirieron los nombres de ‘Mostaza’ Merlo y ‘Chiqui’ García, para sucederlo. Sorpresivamente la designación recayó en el estratega antioqueño Pedro Enrique Sarmiento Solís, quien había sido despedido de las toldas del Independiente Medellín el 19 de julio anterior, luego de perder los ‘Rojos de la Montaña’ por 0-1 frente al propio Deportivo Cali y contra Atlético Bucaramanga por 0-4 y mostrar un rendimiento global del 50%. La bienvenida de Sarmiento a las toldas verdes fue dura en grado sumo: el Atlético Nacional, en Medellín, goleó al Cali por 5-0, en una tarde inspirada de Víctor Aristizábal. Pero Sarmiento no se dio por vencido y comenzó una notable campaña de recuperación, contando en la línea ofensiva con dos goleadores de casta como Blas Pérez y Hugo Rodallega.El Cali se metió a los Cuadrangulares, instancia a la que también avanzaron DIM, América, Pereira, Junior, Cartagena, Caldas y Santa Fe, todos igualados a 29 puntos. Una paridad pocas veces registrada.El equipo de Pedro Sarmiento, consecuente con su posición, integró el cuadrangular ‘A’, junto con América, Atlético Junior y Once Caldas. En el segundo grupo los equipos Real Cartagena, Medellín, Santa Fe y Pereira.Luego de las seis fechas de rigor, Deportivo Cali se alzó con el primer puesto de su cuadrangular y el mejor puntaje de todos los ocho equipos, 11 en total, para adquirir el derecho de jugar la gran final con el Real Cartagena.Con campañas muy similares, caleños y cartageneros llegaron a una final inédita en el balompié profesional de Colombia. En la noche del 14 de diciembre el Deportivo Cali dio la cuota inicial para adquirir su octava estrella en el estadio de la ‘Ciudad Heroica’. Con dos dianas, Hugo Rodallega pudo dar alcance a Jámerson Rentería, precisamente del Real Cartagena, para consagrarse, con 12 anotaciones, como uno de los dos hombres más positivos del segundo certamen del año. Ambos recibieron el ‘Botín de Oro’ al terminar el torneo. El domingo 18 de diciembre, ante 43.648 aficionados que dejaron en taquilla $ 470’877.000,oo, el Deportivo Cali se tituló, por octava ocasión, hasta la presente fecha, campeón de Colombia, bajo la conducción de Pedro Sarmiento Solís, quien había llevado al título al Independiente Medellín en junio del 2004. En un duelo de trámite defensivo, el único gol del partido, para refrendar el éxito verdiblanco, fue obra del chileno Jaime Riveros a los 15 minutos del tiempo inicial, arco norte del ‘Pascual Guerrero’, a pase de Giovanni García.El título de campeón para el Deportivo Cali, primero del nuevo milenio, se consiguió con los siguientes jugadores en el partido final: Juan Pablo Ramírez; Jámilson Olave, Darío Caballero, Hernando Patiño, Nelson Rivas; Giovanni García, Oscar Díaz, Jaime Riveros (Ricardo Ciciliano); Álvaro Domínguez (Bréiner Belalcázar); Blas Pérez (Armando Carrillo) y Hugo Rodallega. En el resumen global de todo el año, Deportivo Cali sumó 50 partidos, para un rendimiento exacto del 50% en los 12 meses calendario. Su línea ofensiva se consagró como la más efectiva, contabilizando 73 goles.Al año siguiente, el Apertura de 2006, estuvo cerca la novena. La escuadra que también dirigía Pedro Sarmiento pecó en exceso de confianza, no respetó lo suficiente al rival de turno en la Final, Deportivo Pasto, que con la conducción de un extimonel ‘azucarero’, Óscar Quintabani, le ‘pintó la cara’ a los ‘verdiblancos’ en Cali y la capital nariñense, quedándose con el título.Para la temporada de 2007 las directivas le volvieron a apostar a un cuerpo técnico argentino. Ficharon a Ómar Raúl Labruna y armaron un equipo con buenos nombres, entre ellos, los argentinos Martín Cardetti y Paolo Daniel Frangipane, además de los colombianos Sergio Herrera y Hayder Palacio. Estuvieron muy cerca de clasificarse a la Gran Final, pero un traspié en Bogotá con Santa Fe frustró la esperanza ‘verde’.En 2008 pasaron por el banquillo caleño el uruguayo Daniel Carreño y el vallecaucano Ricardo Martínez, estratega de gran experiencia en las canteras. Ninguno logró los resultados esperados. Sobresalía en la nómina verdiblanca el internacional arquero Óscar Eduardo Córdoba, quien estaba quemando sus últimos cartuchos como jugador activo después de casi una década de triunfos con Boca Juniors de Argentina.Esperanzados en reencontrarse con un título, llegó para 2009 el técnico bogotano José Eugenio Hernández, recordado gratamente por el título de 1998 y el subtítulo en Copa Libertadores de 2009. Esta vez la suerte no estuvo del lado del ‘Cheché’, quien en su segunda era al frente de los caleños pasó con más pena que gloria. Los verdes se quedaron por fuera de la fiesta futbolera de fin de año.Para 2010 siguió el desfile de técnicos en las huestes verdiblancas. Arrancó Jorge Luis ‘El Cacique’ Bernal, los malos resultados motivaron el timonazo y las directivas, más por necesidad que convicción, le dieron el voto de confianza a Jorge Cruz, otro técnico de la cantera que apagaba incendios.Para el segundo semestre llegó Jaime De la Pava Márquez, histórico con América de Cali, por haber conseguido tres títulos con el rival de patio. De su mano el club salvó el calendario consiguiendo el título de la Copa Postobón, torneo que enfrenta a los equipos de la A y la B y que otorga cupo a la Copa Sudamericana. El Cali se impuso sin problemas al joven Itagüí Ditaires, que entonces jugaba en el Torneo de Ascenso (subiría a la A en 2011). En el juego de Ida –disputado en feudo antioqueño- los azucareros se impusieron 0-1 con gol de Andrés ‘Manga’ Escobar. La Vuelta se jugó en el estadio del Deportivo Cali (en Palmaseca), donde los de Jaime De la Pava ganaron 2-0 con anotaciones de ‘Manga’ Escobar y César Amaya.Para 2011 los malos resultados enmarcaron la campaña del equipo en los tres primeros meses, situación que motivó la salida de Jaime De la Pava. De nuevo la dirigencia echó mano del profesor Jorge Cruz, quien en calidad de técnico interino logró clasificar al equipo a los cuadrangulares semifinales, pese a haber agarrado un equipo desahuciado.Con Cruz en el banquillo el Cali encaró, sin mucha suerte, la Copa Sudamericana, donde el Cali no marcó la diferencia y salió rápidamente eliminado, traspié que le costó el puesto al técnico vallecaucano. Asumió desde septiembre, de forma interina, Jairo ‘Maestro’ Arboleda.Terminando el calendario las directivas volvieron a mirar hacia el Sur para llenar el banquillo y le apostaron a un exjugador del Cali en la década de los noventas y técnico exitoso en Suramérica: el argentino Rubén Darío Insúa. Firmó en septiembre y se marchó en marzo de 2012 por malos resultados. Llegó entonces el veterano colombo-uruguayo Julio Avelino Comesaña, quien renunció a su cargo como Asesor de la Federación Colombiana de Fútbol para aceptar el ofrecimiento azucarero’. Desde el vamos se sintió la mano de ‘Don Julio’ y el equipo, jugando un fútbol vertical, ofensivo y de buenos resultados, se metió a los cuadrangulares semifinales del Apertura. No campeonó pero llenó de ilusión a su fanaticada.Sin embargo, ese nivel no tuvo continuidad para el segundo semestre. Al equipo, que se había reforzado en el primer semestre con referentes como Álvaro ‘Caracho’ Domínguez y Faryd Mondragón, llegaron jugadores interesantes como Vladimir Marín y Andrés Ramiro ‘Manga’ Escobar. Ninguno alcanzó el nivel ideal, la colectividad se vino a menos, el equipo sólo hizo 14 de 39 puntos y con esos números, pese al respaldo que tenía de la dirigencia, Comesaña renunció. Hoy el equipo está dirigido interinamente por el profesor Héctor Cárdenas, otro estratega emergido de las canteras. De su mano el equipo tuvo una leve reacción en la recta final de la Liga Postobón II, pero eso no fue suficiente para evitar una nueva eliminación. Para 2013 suena Leonel Álvarez.CRÉDITOS* Libro “Deportivo Cali: Nuestra Historia”Publicado por la Asociación Deportivo Cali en 2008”* Libro “Sentimiento Verde”Publicado por El País en 2003.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad