“Nunca pensé que mi carrera se iba al piso”: Hárrison Otálvaro, volante Millonarios

Diciembre 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar- El País
“Nunca pensé que mi carrera se iba al piso”: Hárrison Otálvaro, volante Millonarios

Volante del Millonarios, Hárrison Otálvaro.

El volante vallecaucano, gran figura en el título de Millonarios, resurgió futbolísticamente después de dos años aciagos en los que pasó sin éxito por el Cúcuta, Huracán y Huánuco.

El imparable y exitoso bus de Millonarios, que por fin logró la ansiada estrella 14 para los azules después de transitar por un camino que tuvo de todo, muchos obstáculos pero también demasiados tramos positivos, contó con dos conductores vallecaucanos de lujo: Máyer Candelo y Hárrison Otálvaro.Los dos se echaron el equipo al hombro, dieron el toque de talento necesario para hacer la diferencia. Aceleraron cuando debían hacerlo y le bajaron la velocidad dependiendo de las circunstancias y del momento.Candelo y Otálvaro se alternaron la manija del equipo más ganador de Colombia. Cuando el veterano volante se apagó, ahí apareció el más joven para conducir con acierto los hilos de un Millonarios que no quería desviarse de la ruta en el partido más importante de sus últimos 24 años.Y a Otálvaro no le quedó grande la responsabilidad. El volante vallecaucano le echó tierra a dos años aciagos futbolísticamente por su poco afortunado paso por el Cúcuta, Huracán de Argentina y León de Huánuco de Perú.Llegó a Millonarios casi en silencio, aceptando de entrada su condición de suplente; pero con el paso de los partidos se fue ganando la confianza del técnico Hernán Torres, hasta el punto de ser un jugador imprescindible en el nuevo estilo futbolístico de los capitalinos.Otálvaro encontró la recompensa el domingo con un título que no olvidará la numerosa hinchada de Millonarios. El volante vallecaucano habló con El País sobre este reencuentro que tuvo con su mejor versión futbolística.¿Qué significado le da a este título?Una alegría enorme por todo el esfuerzo que hicimos este año, porque el primer semestre no fue fácil, resultó difícil y bastante complicado para mí y para muchos compañeros; nos repusimos a todo eso, llegó un técnico que nos dio un nuevo aire y una nueva oportunidad, y gracias a Dios se consigue un título que desde hace muchos años esperaba la afición de Millonarios.Usted venía de dos años no muy buenos después de pasar por Cúcuta, Huracán de Argentina y León de Huánuco de Perú. ¿Este título es el relanzamiento de su carrera?Es diferente porque llegué a un equipo grande como Millonarios, está en la capital, peleó dos torneos importantes en el semestre y siempre estuvo arriba, entonces eso me facilitó las cosas; además, con los compañeros que encontré todo se dio de la mejor manera, así que por fortuna aproveché al máximo la oportunidad, me preparé de la mejor manera y eso ayudó para que en lo futbolístico yo volviera a hacer las cosas bien.¿Cuál fue el cambio más importante que tuvo que hacer para que se volviera a ver el Otálvaro que despuntó hace unos años en América?La clave estuvo en la confianza que me dio el técnico, eso fue primordial; después está la forma como me arroparon los jugadores, el asistente técnico 'Chusco' Sierra era uno de los que más quería que yo estuviera en la cancha... se conformó una familia y por más cansancio y por más problemas que tuviera, recibí mucho respaldo y la única forma de yo agradecer eso era dándolo todo en la cancha y aportando mi granito de arena para la consecución del título.Después de dos años aciagos, ¿sintió en algún momento que su carrera se iba a estancar?Nunca pensé así, siempre estuve tranquilo porque sabía de mis condiciones; lo que sucede es que en los otros equipos no sentí una confianza tan grande como la que me brindaron en Millonarios; además, siempre me he caracterizado por estar en equipos grandes; cuando conseguí logros los obtuve en América que es un grande, y ahora que estoy en Millonarios me sentí bien, me gustó el reto y se dieron los resultados; pero nunca sentí que mi carrera se iba al piso o se iba a acabar.¿Qué experiencia le dejó jugar al lado de otro vallecaucano como Máyer Candelo?Una bonita experiencia, con él tengo una buena relación, al igual que con los demás compañeros; dentro del terreno mantuvimos muy cerca, nos entendimos muy bien y eso de alguna manera, aprovechando que tenemos muy buen pie, ayudó para darle un poco de más fútbol al equipo y de generar opciones de gol. Cada uno aprovechaba el talento del otro y eso fue importante para hacer diferencia ante los otros equipos.En la final contra el Medellín ustedes no aprovecharon un hombre de más por la expulsión de Pardo. ¿En algún momento vieron que el título se les embolataba?Lo que pasa es que era una final y por más que se tenga un hombre adicional, en el que está en inferioridad numérica siempre salen a relucir las ganas; además, Medellín es un gran equipo, por algo eliminó a Nacional, a La Equidad y al Itagüí. Muchos pensaban que todo iba a ser fácil en Bogotá después del empate en Medellín, pero en El Campín siempre vinieron los equipos a encerrarse, ellos se pararon muy bien atrás y solo utilizaron el contragolpe para hacernos daño. Nosotros teníamos que llenarnos de mucha paciencia, sabíamos que en cualquier momento las cosas se iban a dar, por fortuna la alegría se dio en los penales.24 años sin título, una gran expectativa en torno a Millonarios y un estadio lleno de hinchas azules... ¿eso se convierte en una motivación o en una enorme presión para los jugadores ?Creo que se dan las dos cosas, lo que pasa es que uno como jugador aprende a vivir con eso; más con la presión porque Millonarios es un equipo grande, con una hinchada ávida de un título, además habíamos dejado ir la posibilidad de ganar la Copa Sudamericana; sentíamos la presión, pero sentíamos también las ganas y la seguridad de que este título iba a ser nuestro, que por algo Dios nos había permitido llegar a la final.¿Cómo fue la celebración?Fue una celebración muy tranquila, salimos en una caravana hasta la discoteca Gaira, la de Carlos Vives, allí estuvimos todos los jugadores con nuestras familias como hasta las 3:00 de la mañana; ya después todo el mundo se fue para sus casas a descansar porque había sido un día bastante duro para todos.¿Qué viene para su carrera?Tengo contrato con Millonarios hasta el 31 de diciembre; esperaré a ver qué pasa, el técnico creo que quiere seguir contando con mis servicios, yo me estoy manejando solo ahora, entonces voy a esperar a ver qué se da; obviamente escucharé primero lo que me propone Millonarios, tiene la prioridad porque fue el equipo que me dio una gran oportunidad.¿Ha recibido ofertas de otros clubes?Uno siempre escucha, pero no hay nada concreto, entonces por ese lado no me gusta especular. La prioridad la tiene Millonarios, recibí una llamada de otro club, pero quiero reiterar que primero está Millonarios si es que quieren continuar con mis servicios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad