"Nunca pensé en renunciar al Deportivo Cali": Mario Yepes

Diciembre 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
César Polanía y Francisco Henao/ Reporteros de El País

El técnico del Deportivo Cali reconoce que la eliminación abrió muchas heridas. Habló de algunos fichajes que fueron polémicos y de lo que viene.

A Mario Yepes, la eliminación de cuartos de final a manos del sorprendente Atlético Bucaramanga y en el mismo estadio de Palmaseca le sigue quitando el sueño.

El técnico del Deportivo Cali asegura que una y mil veces ha visto el video de ese partido, y que por mucho que lo ve, no sabe cómo o por qué quedó eliminado el onceno azucarero.

Con el paso de los días, Yepes ha intentado voltear la página de ese revés, pero las preguntas sobre la derrota lo abruman nuevamente.

En una sede deportiva de Pance bastante tranquila, sin el acoso de tantas grabadoras y de los caza-autógrafos, el técnico del Deportivo Cali habló con El País y respondió a tantos señalamientos que se le hicieron una vez se dio la eliminación.

¿Ya pasó la página de la eliminación?

Uno siempre saca conclusiones; al equipo, a pesar de haber hecho cosas buenas en la recta final, no le alcanzó y ahí es donde uno dice que no se cumplieron los objetivos para lo que estaba el Cali.

¿En qué se equivocó usted como técnico?

Siempre debe haber autocrítica y no solo mía, sino de todos los que hacemos parte del Deportivo Cali. En el caso mío, de pronto el no haber encontrado rápido el equipo. Y fue grave porque es un error en un torneo corto, con poco margen de error. El Cali fue un equipo irregular porque tuvo momentos buenos y otros no tan buenos.

¿Pudo dormir bien esos días posteriores a la eliminación?

No, porque esto es de revisar y revisar nuevamente el video para ver qué fue lo que pasó y por qué pasó; y queda uno intranquilo porque ve que se hicieron las cosas como para pasar esta serie; y resulta que de un momento a otro nos quedamos sin nada, sin todo lo bueno que veníamos haciendo.

Los hinchas, en medio de su dolor, dicen que el equipo le quedó grande. ¿A usted le quedó grande el Cali?

Cuando la gente acompaña como lo hizo en el último partido, tiene derecho a reaccionar y a molestarse; y cuando los resultados no se consiguen, es normal que se generen dudas y más porque el Cali como mínimo tenía para pasar esa ronda; yo confío en lo que hago y en lo que pienso, por eso sigo siendo el técnico del Deportivo Cali.

Se dice que no está bien rodeado en el cuerpo técnico. ¿Lo ve así?

El cuerpo técnico lo escogí yo y en lo que tiene que ver con mi trabajo, los muchachos me han servido mucho; los conozco desde hace muchos años y son de mi confianza, eso es fundamental para mi trabajo.

¿Hurtado y Barragán, sus asistentes, no pecan por ser muy callados a la hora de tomar decisiones o compartir conceptos con usted?

Es que sea quien sea, tendría que ser callado y respetuoso hacia el técnico; si yo estuviera en esa posición, haría lo mismo.

Se dijo que de continuar en el Cali, se le harían algunas exigencias por parte de los directivos. ¿Cuáles son esas exigencias? ¿Está de acuerdo con ellas?

Exigencias no creo, más bien es cómo buscarle explicaciones a lo que sucedió; es encontrar la verdad a lo que pasó no solo en ese partido ante el Bucaramanga, sino un balance de lo que sucedió en el semestre. Pero lamentablemente en dos partidos, que fueron esos ante Bucaramanga, nos jugamos todo y perdimos todo.

¿Cree que al iniciar la Liga en el 2017 tendrá respaldo de la afición o ese apoyo se ha debilitado?

Acá uno siempre está en la lupa de todos. Desde que llegamos ha sido así porque el equipo tenía que clasificar y cuando no se avanza, van a venir las críticas. Pero eso no sucede únicamente en el Cali, pasa en todos los equipos del mundo.

¿En algún momento pensó en dar un paso al costado?

No, soy una persona que trata de hacer las cosas y no dejarlas a medias; aquí se habla demasiado, a veces dicen cosas que uno no ha dicho o muchos rumores los ponen en boca de uno. En el momento en que haya que tomar una decisión de esas es porque no se tiene el deseo y la convicción de hacerlas.

¿Cómo ha manejado en casa el estrés que supuso la sorpresiva eliminación?

Uno procura que esto no afecte al resto de la familia; en el caso mío trato de soportar todo para que no sea un problema para los que me rodean. En ese sentido considero que he llevado bien las cosas.

¿Esos días son de no leer prensa deportiva, no ver partidos por televisión ni escuchar programas que tengan que ver con el fútbol? 

Es recomendable un poco de eso, pero debo seguir viendo partidos por televisión porque no me puedo alejar de lo mío; al contrario, ahora es donde debo mirar más, aprender algunas cosas que me pueden servir más adelante.

Usted hace poco dijo que no pidió los refuerzos que vinieron. ¿Eso quiere decir que las cosas en el segundo semestre arrancaron mal?

Lo que pasa es que uno cuando planifica el equipo, se hace la lista de los refuerzos; algunos pueden llegar y otros no. Nosotros pedimos algunos jugadores, como sucedió  con Miguel Ángel Borja, pero no pudo llegar por tema económico. Si no llegan esos refuerzos, se buscan alternativas y ahí es donde  se miran opciones de jugadores que generen expectativas y cumplan con lo que uno quiere.

Lea: Pablo Mina: "Llegar al Deportivo Cali es una alegría muy grande para mi"

En ese orden de ideas, ¿Aquivaldo fue Plan A o Plan B?

Hablar ahora no creo que sea sano; se tenían unas ideas siempre pensando en un presupuesto, porque el Deportivo Cali no está en situación como para competir con otros equipos en el tema económico. El Cali debe conseguir jugadores libres en su gran mayoría, porque hay clubes como Nacional que es comprador;  por ejemplo, la última vez invirtió en jugadores más de 9 millones de dólares y el Cali al único que compró fue a Ronnie Fernández. Entonces, nosotros buscamos a los que puedan llegar. Y no pasó solo este semestre. Siempre ha pasado y seguirá pasando porque hay unos presupuestos y todo se da también si se pueden vender algunos jugadores.

¿Por qué dio el aval para la llegada de dos jugadores con una pésima actualidad en su momento como Aquivaldo y John Pajoy?

Aquivaldo había jugado la final del fútbol mexicano y había tenido participación con el Pachuca en partidos importantes. Lo de Pajoy era una apuesta que hacía el Cali. Sabíamos que llevaba un tiempo largo sin jugar, pero, repito, uno hace una lista de jugadores que pueden llegar y si esos no llegan, toca buscar otras opciones.

Se le criticó el haber mantenido como titular a Aquivaldo, estando en un bajo nivel. ¿Fue tan grave lo que hizo Juan S. Quintero como para sacarlo varios partidos claves?

Eso se había hablado con todos los jugadores por parte del cuerpo técnico y de los directivos; había que tener unos comportamientos. Cuando llegué dije que había que andar muy derecho y son cosas con las que yo comulgo. Él (Quintero) es un muchacho muy joven y seguro esto le va a servir como una experiencia enorme, debe saber que en el momento en que más lo necesitábamos sucedió una cosa.

¿Qué le pasa a Andrés Roa, que ya la afición lo tilda de 'pechi-frío'?

Hay que ver cómo fue su año; no pudo estar en la pretemporada por estar con la Selección en la Copa América y allá no jugó ni un minuto; después llegó y se tuvo que ir para los Olímpicos. Nunca tuvo un entrenamiento constante con nosotros. Pero esa es una característica de él y hay que mejorarle para sacar el mejor provecho de Roa.

¿Ernesto Hernández se va por vencimiento de contrato o decisión técnica?

Se va por decisión personal. Nos deja un vacío grande, yo contaba con él, pero pidió irse y eso fue lo que se hizo. Esa es una posición en la que nos toca salir a buscar a alguien.

¿Avizora muchos cambios para el 2017 en el año de su revancha?

Seguramente. Cuando no se consiguen los objetivos debe haber cambios y va a haber cambios; ojalá que el semestre que viene podamos traer los jugadores que se puedan y que los que vengan hagan la diferencia.

Por último, ¿cómo recibió el ascenso del América?

De la mejor manera; es bueno para la ciudad, es un equipo que en estos momentos está tratando de organizarse y eso es bueno para el campeonato y para los jugadores que están ahí. En este tiempo que llevo viviendo en Cali me he dado cuenta de que muchas veces no pensamos en la gente de la ciudad. Algunas veces somos solitarios y no miramos los beneficios para nuestra ciudad. A mí me gusta hacerle fuerza a la gente de la ciudad y de la región. Por eso la llegada del América a Primera División es buena para todos.

Más datosMario Yepes lleva siete meses como técnico del Deportivo Cali. Asumió en abril después de la salida de Fernando Castro.Su debut fue ante el Atlético Bucaramanga en Floridablanca el 28 de abril, partido que terminó empatado 1-1.Curiosamente su último partido dirigido este año fue el pasado 4 de diciembre también con empate 1-1 ante Bucaramanga en Palmaseca, que le valió la eliminación.Yepes en total lleva 34 partidos dirigidos con el Deportivo Cali: ganó 16, empató 8 y perdió 10.El excapitán de la Selección busca
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad