“Nunca me tuvieron en cuenta”: Ricardo Bochini

“Nunca me tuvieron en cuenta”: Ricardo Bochini

Junio 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR- Especial para El País
“Nunca me tuvieron en cuenta”: Ricardo Bochini

Ricardo Bochini debutó en Independiente en 1972 y se retiró con los rojos en 1991.

El legendario Ricardo Bochini, ícono de Independiente, dice que el descenso de los rojos se dio porque hubo conformismo y demasiados errores.

Diecinueve años defendiendo la misma camiseta, a la que le dio tanta gloria gracias a unas condiciones por las que ha sido catalogado como uno de los jugadores más talentosos en la historia del fútbol argentino, le dan licencia a Ricardo Bochini para hablar del hoy tristemente célebre Independiente de Avellaneda.El llamado 'Rey de Copas' sufrió hace ocho días la afrenta más grande de su historia: la pérdida de categoría, el descenso a la División B. Como sucedió hace un par de años con River Plate.Las lágrimas, los golpes de pecho, los señalamientos y los mea culpas no paran en la zona de Avellaneda, el barrio bonaerense donde está la sede del equipo rojo y donde residen todos sus hoy golpeados hinchas.Bochini, un 10 clásico, comparado en su momento con Maradona, que aportó su fútbol para alcanzar cuatro títulos nacionales y nueve galardones internacionales entre Copa Libertadores y Copa Intercontinental, se vio impotente porque, como él mismo dice, no pudo hacer nada para evitar el descalabro.El 'Bocha', como se le conoció en las canchas, habló para El País del rotundo fracaso que hoy cobija al equipo donde hizo toda su carrera futbolística.¿Cómo recibió lo del descenso del equipo que usted hizo grande?Todos lo que estuvimos ahí en las épocas gloriosas del club nos sentimos impotentes porque no pudimos hacer nada para evitar esta situación; después de haber jugado 19 años allí, no tuve participación en las cosas importantes del club. Si bien estuve trabajando en las divisiones inferiores, no pude participar del fútbol profesional que es vital, los dirigentes no dieron la oportunidad de hacer algo por el equipo.¿Cómo han sido estos días en Avellaneda, el fortín de Independiente?La gente está todavía 'shockeada' en el sentido de que aún no se ha dado cuenta de que Independiente, un grande, perdió la categoría. Hay desilusión, mucha tristeza; la gente como que está dejando pasar el tiempo para ver qué sucede con el equipo, ya que se van a ir muchos jugadores y vendrán otros.¿Por qué llegó el equipo a este desastre deportivo?Eso se venía sintiendo desde hace unos años; Independiente había perdido el protagonismo que siempre tuvo. Cuando nosotros jugamos el equipo peleó los primeros lugares en Argentina y en Suramérica. Pero en los últimos tiempos había un conformismo que iba en contra de la historia de Independiente. Los hinchas nuevos se iban conformando cada vez con menos y eso los llevó a no exigirles a dirigentes y jugadores. Me acuerdo que una vez se fue un técnico, Nito Veiga, porque había salido dos veces subcampeón; el presidente Pedro Iso lo echó porque dijo que en Independiente el subtítulo no servía, que había que ser campeón. Y Veiga se fue con dos subtítulos seguidos. Si hoy pasara eso, a Veiga le hubieran hecho un monumento.¿En qué momento preciso notó que Independiente iba hacia el fracaso?Desde hace unos años, aunque en ese periodo ganó un campeonato con Gallego; pero luego se empezaron a traer jugadores que no estaban a la altura para jugar en Independiente; y cada año pasaba lo mismo y el equipo se fue endeudando muchísimo y comenzó económicamente a resquebrajarse; por eso no pudo hacer equipos buenos, competitivos, y por eso llegó a esto.¿Le pasó por la cabeza que esto iba a terminar así?Estaba la posibilidad, pero uno nunca piensa que fuera a descender; en los últimos años, en los torneos que son de 57 puntos el equipo no sacaba más de 20 o 21; ahí comencé a pensar que si seguía así, podía venir el riesgo del descenso. No mejoró y cayó.¿Los históricos como usted, Luis Islas, Enzo Trossero y Jorge Burruchaga, entre otros, alertaron a la directiva sobre la amenaza del descenso?Sí, todos estaban alertados; lo que pasa es que a la gente que le tocó hoy ser directivo se encontró con un club muy endeudado y no vio que podía llegar a esto, no se dieron cuenta; además, faltaron jugadores para revertir esta situación. El error fue traer a algunos que no estaban en su mejor momento. Eso hizo que estos dos últimos campeonatos fueran flojos y se perdiera la categoría.¿Este desastre deportivo es comparable con el de River?Sí, son clubes muy grandes que han ganado muchos campeonatos. En los últimos años en el periodismo argentino se instaló el tema de que había que sacar los resultados como fuera, que había que ganar así no se jugara bien; y eso hizo que ni se jugara bien, ni se ganara; esos equipos antes tenían público muy exigentes porque insultaban cuando no se jugaba bien. Pero en los últimos años River perdía y la gente iba más a la cancha, e incluso aplaudía. Eso hizo que los dirigentes estuvieran tranquilos, que no se preocuparan, y así les fue.¿Lo de River e Independiente es un aviso de que ya no se gana ni de historia, ni de camiseta?La gente está confundida; es que con la camiseta nunca se gana. Se gana con los jugadores que usan esa camiseta porque el público tampoco juega. Uno puede tener 30 o 4o mil personas alentándolo y el otro equipo puede tener solo mil, pero eso no tiene nada que ver.Son los jugadores los que juegan. Independiente fue grande y ganó tantas cosas porque tuvo jugadores de categoría; y River lo mismo. Cuando estos equipos no tuvieron buenos jugadores, por más que la gente alentaba, les llegó el descenso. En la cancha es donde hay que demostrar la grandeza con jugadores grandes.¿Pierde más el torneo argentino sin Independiente o Independiente yéndose a la B?Independiente pierde por lo que fue, por lo que ganó y por el fútbol que mostró en toda su historia. Por los jugadores que pasaron no podía caer nunca a la B.A usted por qué nunca le dieron la oportunidad de dirigir el equipo?Lo que pasa es que no estaba dirigiendo; trabajé en las divisiones inferiores y últimamente estaba con el presidente ayudando en la parte de fútbol; pero realmente no tuve la participación que uno desearía tener. Ahora estuve hablando con el presidente Cantero y ojalá pueda ser tenido en cuenta para recomendarle al club los jugadores que deben venir.¿Por qué nunca salió otro Bochini en Independiente?Sí han salido algunos jugadores, pero los tuvieron muy poquito tiempo; el último que surgió y muy bueno fue 'El kun' Agüero, un jugador desequilibrante y que hace muchos goles, pero apenas jugó un año porque de una lo vendieron.De los colombianos que pasaron por Independiente, ¿cuáles recuerda más?Todos rindieron. Mondragón atajó muy bien acá y a Fabián Vargas le fue bien ahora. También recuerdo al 'Palomo' Usuriaga, un jugador muy bueno que ganó un campeonato e hizo goles importantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad