Nueva corona para Córdoba

Diciembre 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
EFE y El País
Nueva corona para Córdoba

En la foto: defensa colombiano Iván Ramiro Córdoba celebra el título del Mundial de Clubes, que logró el Inter.

Una temporada de ensueño fue la que vivió el colombiano Iván Ramiro Córdoba con el Inter de Milán al coronarse campeón en el Mundial de Clubes, sumando un título más a su palmarés personal con la institución ‘nerazzurri’ a nivel internacional.

Una temporada de ensueño fue la que vivió el colombiano Iván Ramiro Córdoba con el Inter de Milán al coronarse campeón en el Mundial de Clubes, sumando un título más a su palmarés personal con la institución ‘nerazzurri’ a nivel internacional.El colombiano estuvo en la cancha del estadio ‘Zayed Sports City’ durante los 90 minutos de la contienda entre el equipo italiano y el Mazembe, siendo parte fundamental del título, desviando incluso el único remate con peligro de gol del equipo africano por medio de Dioko Kaluyituka. Tras la Liga, Copa y Supercopa de Italia y la Liga de Campeones europea, el club italiano recupera con la victoria en Abu Dabi frente al Mazembe congoleño (0-3) las sensaciones victoriosas postergadas por los altibajos competitivos de las últimas fechas.La herencia que el Inter recoge del Barcelona, pasado campeón, es el tercer reconocimiento como mejor equipo del mundo, que ganó la Copa Intercontinental en 1964 y 1965. La primera, no obstante, con el formato actual.El bombazo proporcionado por el campeón africano en la semifinal ante el Internacional de Porto Alegre supuso una revelación sin precedentes para la competición, por primera vez con una final sin representante del fútbol suramericano.Esto deslució la pelea. El Mazembe fue incapaz de prolongar su combatividad y el factor sorpresa en la final.De hecho, nunca pudo el equipo congoleño inquietar al Inter, que cerró prácticamente el partido en el primer cuarto de hora. Mucho tuvo que ver en ello el camerunés Samuel Etoo. De entrada, centró al macedonio Goran Pandev en la acción del tanto inicial. Cuatro minutos más tarde, en el 17, aprovechó un error del Mazembe para plantarse ante el meta Muteba Kidiaba para firmar el segundo y ampliar la renta. Sólo una vez antes del intermedio llegaron los africanos por medio de Dioko Kaluyituka.La segunda parte tuvo un ritmo inferior. El conjunto del técnico Rafael Benítez contempló el partido con el control del juego y la intención de sentenciar en cualquier acción. No llegó el gol que devolviera al campeón africano al partido. Al contrario. El tanto del francés Jonathan Biabiany, sustituto de Diego Milito, redondeó la victoria que cerró el círculo de éxitos de una campaña triunfal para el Inter.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad