"Nos falta mano dura contra los violentos de las barras bravas": Dimayor

"Nos falta mano dura contra los violentos de las barras bravas": Dimayor

Mayo 26, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Por: Francisco Henao Bolívar / reportero de El País 
Jorge Perdomo: "Dimayor no está en quiebra"

Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor.

Los hechos violentos que sucedieron el miércoles dentro y fuera del estadio Pascual Guerrero, alrededor del clásico entre Deportivo Cali-América por la Copa Águila, no pasaron desapercibidos en las altas esferas del fútbol colombiano.

Jorge Perdomo, presidente de la Dimayor y quien esta semana propuso castigar a aquellos equipos a los que se les comprueben vínculos con las llamadas barras bravas, se mostró muy preocupado por la deplorable imagen que vio a través de la televisión, con hinchas verdes y rojos invadiendo el terreno de juego, muchos de ellos armados de cuchillos.

El dirigente fue tajante al manifestar que en Colombia ha faltado mano dura para frenar esa ola de violencia que causan desadaptados y aseguró que desde hace rato ha querido implementar en el país el modelo que llevó al Reino Unido a erradicar definitivamente a los llamados 'holligans' de los estadios ingleses.

Perdomo habló con El País sobre lo sucedido en Cali y la manera como buscarán contrarrestar la ingerencia de los violentos en el fútbol colombiano.

¿Cuál es su posición sobre lo sucedido el miércoles en el Pascual Guerrero?

Estamos profundamente preocupados. Un día antes de esos hechos, en una asamblea extraordinaria, les pedí a los equipos asumir actitudes más firmes, con mayor responsabilidad, frente a las barras que están escenificando estos casos violentos y que están alejando a la gente de bien de los estadios.

Esos dirigentes que patrocinan las barras no los quiero en el fútbol, que se vayan con su violencia a otras partes. Lamentablemente la propuesta fue sometida a estudio y por eso estaré convocando para la próxima semana la comisión creada para estudiar ese tema.

El fútbol debe asumir responsabilidades y parte de ello es comenzar a deslindarnos de estas estructuras violentas que están acabando con el espectáculo.

Lo del miércoles pareciera que hubiera estado acordado entre las barras. ¿Cómo se va a frenar esta situación?

Hemos venido trabajando arduamente, con permanente comunicación con directivos de la Premier League que nos han recomendado adoptar una serie de medidas que son las que estoy proponiendo.

El objetivo es marginar a los violentos de los estadios, como hicieron en Inglaterra.

En las afueras del estadio hay rigurosas requisas, pero adentro se vieron hinchas con cuchillo en mano. ¿Cómo entran estas armas al estadio?

Buena pregunta para la Policía. Escuché un reporte del General de esa región en la que señalaba que todas las cosas estaban en orden. Por esa misma razón, previo conocimiento de los actos que se presentaron alrededor del estadio en la tarde, en Dimayor pensamos suspender el partido; pero frente al reporte de tranquilidad por parte de la Policía, se dio vía libre para su realización.

¿Usted cree que hay mano blanda de la Policía o de los dirigentes con estas barras?

Estoy convencido de que ese es el problema. Hemos tratado este tema de la violencia con pañitos de agua tibia; hemos sido condescendientes y laxos frente a las decisiones que se deben tomar para erradicar la violencia de los estadios.

Nos falta mano dura del fútbol y de las autoridades.

¿Por que se permite que hinchas sin boleta y en estado de alicoramiento o bajo los efectos de las drogas, se acerquen tanto al estadio?

Por fuera de los estadios la situación es de control policial. Dentro de los escenarios la responsabilidad es de Dimayor y de los clubes.
Pero yo he venido exponiendo la implementación del 'Informe Taylor' que fue el que adoptó el Reino Unido para expulsar a los famosos 'holligans', lo mismo que en España a los 'Ultras' y en Italia a los 'tifosis'.

Se basa en varios elementos y tiene que ver con la carnetización de los hinchas, el ingreso con métodos de identificación biométrica y las cámaras de identificación facial. Hay que desmontar esa serpiente de mil cabezas que nos va a terminar devorando.

¿Usted le cree a esos programas llamados barrismo social que cuentan con la presencia de líderes de todas las hinchadas y que son organizados incluso por el Gobierno?

No les creo, en absoluto. La verdad considero que el tema hay que afrontarlo de otra manera.

¿Quiénes son los que les ponen tantas trabas a leyes y medidas que se buscan acondicionar para combatir la violencia en los estadios?

Yo lo único que digo es que se deben tomar medidas urgentes antes de que los hechos nos obliguen a adoptar otra serie de situaciones.

Para eso estoy convocando a los directivos del fútbol y al Gobierno Nacional que, sin duda, también debe involucrarse en este tema. Esto lo tenemos que afrontar con decisión si queremos acabar con esta clase de situaciones.

El Alcalde de Cali dijo que no habría más fútbol si continúa la violencia. ¿Eso no sería castigar a la mayoría de hinchas que sí van a disfrutar de un partido?

Claro. Lo que aparentemente va a suceder es que muchos que aman el fútbol serán los perjudicados por unos cuantos violentos.

Estoy pendiente de una reunión con la directora de Coldeportes, con el Ministro del Interior y con los directivos del fútbol para analizar estos hechos. Si el Alcalde dice que no va a prestar más el estadio, pues los primeros perjudicados van a ser los equipos de la ciudad y después aquellos aficionados que sí disfrutan de un partido.

Pero ahí están las consecuencias de no adoptar medidas más drásticas.

La Policía dice que captura a los hinchas violentos, pero el mismo día quedan libres. Así es difícil combatir a los vándalos...

Es cierto, y eso es parte del problema, hay medidas laxas y hay condescendencia; en Inglaterra, una persona que pise el gramado, tiene dos años de prisión. Y en lo sucesivo, debe presentarse en las inspecciones de Policía cada vez que juegue su equipo, sin posibilidad de ver el partido por televisión.

Aquí nos falta mano dura contra los violentos, de eso estoy absolutamente convencido.

¿Qué habló con la Directora de Coldeportes sobre el tema?

Muy temprano tuve comunicación con la doctora Clara Luz Roldán y compartimos la preocupación por lo que está sucediendo y la necesidad de frenar ese avance desmedido de los violentos.

Vamos a convocar a la comisión creada para analizar el tema de los equipos y las barras con el fin de tomar medidas de emergencia porque esto ya no da espera.

Entre tanto, la Comisión Disciplinaria se reunirá de emergencia para tomar decisiones frente a la responsabilidad que les cabe a los clubes sobre lo sucedido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad