“No tenemos tiempo para lamentarnos”: Germán Mera, defensa Deportivo Cali

Octubre 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Daniel Molina Durango - Reportero de EL PAÍS
“No tenemos tiempo para lamentarnos”: Germán Mera, defensa Deportivo Cali

Hace unos años le tocó salir por la puerta de atrás, pero hoy, Germán Mera es el hombre más importante de la defensa del Cali. El espigado jugador habló de su buen momento y de las posibilidades del Cali para meterse a los ocho.

No puede existir en esta vida algo más interesante que una sed de revancha. Porque destacarse es algo bueno, pero es más lindo cuando las condiciones son adversas y toca ingeniárselas para tumbar un muro que parece imposible de derribar con la fuerza que posee un simple mortal.

 De eso sí que sabe Germán Mera. En el segundo semestre del año 2012, luego de que el conjunto azucarero realizara una de las campañas más flojas de su historia reciente (logrando solo 22 puntos en 18 partidos), al jugador nacido en las divisiones menores del conjunto azucarero le tocó empacar maletas en silencio e irse cedido a la MLS.

 En ese momento Germán era mucho más joven (hoy tiene 25 años), casi no se notaba cuando jugaba como titular y en muchos partidos le tocó salir de la cancha con la cabeza gacha. 

Pero las cosas iban a empezar a cambiar. A mediados del 2014 regresó al Cali y con el pasar de los meses se fue consolidando como el pilar de la defensa azucarera.

 Hoy, el espigado zaguero se ha convertido en el jugador más influyente de la defensa del equipo y dice que sueña con lograr el bicampeonato con el Cali en este 2015. 

Pero para eso, él y el conjunto verde tendrán que asegurar su paso a los cuadrangulares de fin de año. Este domingo se juegan la primera de las tres finales que les restan para conseguir ese objetivo, visitando a Chicó en Tunja. 

Germán habló con El País sobre este compromiso y el buen presente que está teniendo.

¿A qué se debe que usted sea al hombre más destacado de la defensa verde?

Todo eso pienso que está basado en la confianza y en la oportunidad que me están brindando. De un tiempo para acá he tenido mucha continuidad y eso te va marcando, vas aprendiendo cosas nuevas que antes no hacías. Le estoy aportando todo a esta institución de la que me encuentro muy agradecido.

 ¿Cuando estuvo por fuera del equipo, alguna vez pensó que regresaría y se consolidaría?

Yo soy una persona que tiene una mentalidad muy positiva y que reflexiona para bien. Siempre estuve trabajando con la mentalidad de volver y demostrar, sobre todo a mí mismo, que tenía con qué jugar en el Cali. Se dio por fortuna la oportunidad y quiero seguir mejorando y aportándole muchas cosas buenas al equipo.

¿Alguna vez pensó que su destino  iba a estar lejos del Cali?

Sí, pues tuve muchas campañas en las que no fui tenido en cuenta, pero siempre trabajé con hambre y convicción. Yo sabía que esta posibilidad se me iba a dar y pude regresar con experiencia y una mentalidad mucho más fortalecida.

¿Cómo maneja eso de destacarse, pero que el equipo aún no haya asegurado su cupo en los ocho?

La situación que tenemos ahora es un poco incómoda, pero a la vez tengo mucha fe en el grupo. Sabemos lo que nos vamos a jugar ante Chicó. Es la primera final de esas tres que se vienen para clasificar.

¿Por qué al equipo le ha costado tanto luego de lograr el título?

En este segundo semestre la mentalidad siempre ha sido la de defender el título, pero algunas cosas no han salido y no hemos tenido el mismo nivel que cuando conseguimos la estrella. Pero bueno, ya no hay tiempo para lamentarse, lo que tenemos que hacer es mejorar y trabajar más duro pensando en volver a lograr el título.

 Y para eso es claro que ante Chicó solo sirve ganar...

Sí. Como dije, el grupo tiene muy claro lo que se va a jugar. Vamos a enfrentar a un rival que ya está eliminado, pero esos equipos siempre te complican. Ellos van a querer terminar con orgullo ante su hinchada, pero nosotros vamos a ir con mentalidad ganadora a buscar la victoria. 

Hace unos meses Mario Yepes dijo que le gustaría verlo algún día en la Selección Colombia. ¿Ve muy lejana esa posibilidad?

Que te llamen a la Selección debe ser algo muy bonito. Yo tengo que seguir con la misma paciencia porque en cualquier momento se me puede dar la posibilidad. Incluso, tengo que trabajar más fuerte porque en cualquier momento la vida te puede sorprender y se puede dar ese llamado.

 ¿Para el próximo año le gustaría jugar la Copa Libertadores con el Cali y se ve en el exterior de nuevo?

En este momento mi mente está puesta solamente en lo que es Deportivo Cali y en tener un gran cierre de año, ojalá con otro título. Para nadie es un secreto que el anhelo de uno como jugador es poder brillar en el fútbol del exterior, pero el futuro será lo que Dios quiera. 

¿Ve muy duro el poder retener el título del semestre pasado?

Si nos comparamos con el torneo anterior, nos hacen falta hombres como Frank Fabra y Yerson Candelo, pero tenemos un grupo interesante, con chicos que con 18 años ya tienen un título en la hoja de vida y ojalá se dé lo que todos queremos: mantener ese rótulo de campeones.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad