“No quiero que al Atlético Nacional lo llamen Ferrari, BMW o Dream Team”: ‘Sachi’ Escobar

Enero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa-El Colombiano
“No quiero que al Atlético Nacional lo llamen Ferrari, BMW o Dream Team”: ‘Sachi’ Escobar

Santiago 'Sachi' Escobar, extécnico del Atlético Nacional.

Contrataciones de lujo, experiencia y compromiso. Nada de excesos de confianza. Esos son los argumentos verdolagas para la temporada tras una inversión cuya cifra es de "resorte interno".

Todas las noches, antes de dormir, Santiago Escobar le pide a Dios sabiduría para responder al reto que tiene con el renovado Nacional. Es consciente del compromiso que adquirió luego de recibir la mayor inversión de la Organización Ardila Lulle desde que adquirió el club."Humildad, humildad, humildad, eso es lo que le pido a este grupo", confiesa el estratega que le sugiere a la afición evitar apelativos de Ferrari, BMW o Dram Team para referirse al conjunto verde.¿Le dieron lo que pidió o quedó faltando algo? "Nos dieron todo para competir con decoro y aspiraciones, luego de exponer razones y argumentos. Trabajamos de la mano con los dirigentes y ellos están pensando en que este equipo tenga estabilidad. Quieren permanencia en el trabajo, regularidad en los torneos, y protagonismo. Es la inversión más alta de la Organización Ardila Lulle en el club, así que el compromiso y la regularidad del cuerpo técnico es mayor y la asumimos como corresponde".Con una nómina como esta no hay disculpas... "Nunca prometo nada, excepto trabajo serio y profesional. Cuando llegué, en el 2005 y 2010, pasó así. Con los jugadores que nos han traído debemos pensar en cosas grandes. Lo único que pido es mucha humildad, que va a ser la clave del éxito de este proyecto. No quiero que a Nacional lo llamen Ferrari, BMW, Dream Team, no quiero esos apelativos ni que los jugadores piensen que por tener un nombre ya se ganó el torneo".¿Qué le pide al grupo? "Lucha y humildad. Nacional no puede ser campeón de nombre, lo tiene que demostrar. Tiene que haber mucha entrega y trabajo de equipo. La labor nuestra es pedirle a este equipo que en el campo demuestre lo que es. Los que están ganando hoy en el mundo son los que tienen más humildad. El Barcelona tiene éxito y en la cancha es el más humilde, el que más corre. No lo gana todo de camiseta ni de cuento ni de nombre. Tiene grandes figuras y lo demuestra".¿Cree que en tan poco tiempo va a tener la posibilidad de imprimir su idea futbolística? "Sí. En los entrenamientos hay mucho diálogo y correcciones. El jueves empezamos con inducción táctica y venimos trabajando el espacio reducido, aparte de la potencia aeróbica. Luego plasmamos el proyecto con una presentación del cuerpo técnico en la que le hablamos al grupo de la historia de Nacional, la labor colectiva, el sello futbolístico del club, la sensibilidad del hincha y lo que representa su fanaticada. Lo que debemos hacer dentro y fuera de la cancha, el compromiso, las normas, la disciplina, la metodología. Cuando los muchachos conocen eso, que hay respeto y confianza en ellos, solo resta esperar buen nivel y que se dediquen a jugar buen fútbol".¿Cómo hacer que tanta figura no se sienta mal si no es titular? "De los que vinieron, uno o dos eran emergentes en sus clubes. Son jugadores con buen presente, que no son desechos de otros equipos... La firma del contrato no dice que tienen que ser titulares y haremos el compromiso con ellos. Que sean las mismas personas, estando entre los once, entre los suplentes o en la tribuna... El futbolista colombiano, cuando no juega o no es emergente, se encarga de dañar los grupos, se convierte en disociador, en dar mal ejemplo, en no tener una vida privada ordenada. Aquí entrenaremos todos los domingos, los descansos serán lunes o jueves. Un jugador de Nacional no puede hablar de desmotivación, porque se le paga un buen salario, se le cumple. Todo eso lo vamos a hablar, de ser éticos y profesionales siempre".¿Jugará con Macnelly Torres y Luis Fernando Mosquera juntos, cuál es la idea futbolística? "Pensamos primero en volver a tener al Nacional que siempre consiguió cosas importantes con el 4-2-2-2. Eso está ligado al hincha y a la historia del equipo, con la que ganó la Copa Libertadores. Claro que el sistema no es el que gana, sino los jugares que lo ejecutan bien. Tenemos laterales con muchas condiciones, centrales de fuerza y técnica, volantes de temperamento y marca, creativos con experiencia y delanteros de alto nivel. En fin, líderes en todas las líneas. Este elenco también puede jugar con otros esquemas, de acuerdo con las circunstancias".¿Este proceso se le parece al de Nacional-87? "Puede ser en el estilo, en la característica, en la idea, pero respetando los nombres. Las comparaciones son odiosas y quisiera que no se hicieran, pero el proyecto de Nacional está muy bien definido. Los dirigentes y toda la institución saben para dónde va. Hay un norte definido y claro. Los juveniles ahora van a tener espejos, a quiénes imitar".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad