“No me preocupó el cuento del doping”: Óscar Figueroa

Octubre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Leonard Gutiérrez Bueno- Reportero de El País
“No me preocupó el cuento del doping”: Óscar Figueroa

El pesista colombiano, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Brasil, habló sobre su supuesto caso de dopaje. Figueroa se mostró tranquilo por el tema y todavía disfruta por estos días lo hecho en las justas.

La medalla de oro de Óscar Figueroa volvió a encender el amor patrio y el amarillo, azul y rojo en los Juegos Olímpicos de Brasil 2016. El pesista consiguió la segunda presea dorada de una delegación colombiana en su historia, y aunque después se sumarían la de Caterine Ibargüen y Mariana Pajón, fue la de Figueroa la que puso vibrar primero a Colombia.

Hace apenas dos días comenzó a rodar la noticia que el pesista aparecía en una lista de unos ‘hackers’ rusos como uno de los deportistas que se doparon para participar en la justas. Casi que de inmediato, la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) ofreció disculpas al deportista por el error en la privacidad de los documentos de la entidad donde se da a conocer el permiso que recibió en su momento Oscar Figueroa para el tratamiento una vez fue operado de la espalda. 

El País contactó al doble medallista olímpico quien se refirió a lo sucedido y que para muchos puso en tela de juicio por varias horas la limpieza de su medalla dorada.

Después de luchar tanto por un objetivo y lograrlo en unos Juegos Olímpicos ¿Qué se siente levantarse cualquier día y que lo acusen de doping?

La verdad es que mi reacción fue de mucha tranquilidad, sabíamos que no era así y teníamos que mirar de donde venía esa información. La verdad es que era de una fuente poco creíble. Unos ‘hackers’ rusos hicieron esto en represalia a la Agencia Mundial Antidopaje por los continuos estudios que se le hicieron a sus deportistas para las justas.

¿En ningún momento lo preocupó?

No, en lo absoluto, no me preocupó lo del doping. El laboratorio estaba en Río y creo que de inmediato se hubieran dado cuenta de lo que estaba sucediendo.

¿Ese tipo de noticias, daña de alguna manera la imagen de un deportista como usted?

Eso depende del medio de comunicación que lo maneje. La verdad me encuentro muy decepcionado del manejo que le ha dado un periódico importante de Bogotá. He sentido que han estado atacándome. Publicaron una serie de noticias sin saber realmente de dónde viene la fuente de información, sin importarles el daño que puedan causar. Creo que es irresponsable esta empresa con respecto a mí.

¿Cree que puede existir algo de regionalismo?

Puede que sí. Pero aquí el tema es que yo soy Colombia y es bastante decepcionante que uno que es embajador del país entre los mismos colombianos nos ataquemos.

¿Se confirma una vez más la buena imagen del deportista colombiano?

Absolutamente, hemos demostrado siempre que el deportista colombiano es muy limpio, y muy pocas veces se han presentado inconvenientes.

¿Ya aterrizó de lo que fue la consecución de la medalla de oro?

Realmente no, antes al contrario, han sido muchos más compromisos sociales, comerciales y bendiciones de Dios que me ha dado cosas positivas.

¿Le cambió mucho la vida esta medalla?

Sí, cambió mucho más que con la medalla de plata. Perdí totalmente la privacidad, a veces es incómodo porque no se puede ver una película tranquilo, ir a un restaurante, pero también creo que es muy normal que esto pase.

Usted es una persona muy seria y tranquila ¿Es difícil vivir una vida de famoso?

No es que sea complicado, pero a veces sí se quiere un espacio tranquilo, así sea para comerse un helado, pero es normal.

¿Cree que esta medalla lo convirtió en un referente de la juventud?

Me siento bien porque para cualquier medallista será siempre de alegría poder servir de ejemplo para muchos niños.

¿Ha podido descansar tranquilo desde que llegó de Río?

He tenido pocos momentos en la casa, porque me la paso viajando y en eventos que me gusta apoyar de todo corazón. Me gusta colaborar porque también tengo mi fundación y esa parte me parece importante.

¿Las pesas tienen que hacerse a un lado por el momento para darle paso a los estudios?

En este momento estoy trabajando en la Universidad Santiago de Cali en lo que será la maestría en Administración Pública.

¿Y cuando llega nuevamente el turno de las pesas?

Faltando dos años para los juegos iniciaré nuevamente la preparación para Tokio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad