“No me afecta que me insulten”: Wílder Medina, delantero del Santa Fe

Marzo 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
COLPRENSA - Q’HUBO - Bogotá

Con ocho goles, el exdelantero del Tolima comanda la clasificación de artilleros de Liga Postobón I, cuatro dianas más que Silvio González (Patriotas), Edwards Jiménez (Caldas) y Rogerio Leichtweis (Tolima).

Un grito desgarrador se escuchó desde alguna parte de la tribuna occidental del estadio Metropolitano apenas Wílder Medina marcó el gol que selló el triunfo (2-3) de Santa Fe sobre Junior: “¡Marihuanero!”, soltó un dolido aficionado ‘tiburón’, mientras el delantero visitante celebraba moviendo sus brazos y manos. Luego, cuando Medina, ya menos eufórico, se acercó a festejar con su técnico Wilson Gutiérrez, descendía desde la gradería un coro entonado por los tristes hinchas rojiblancos: “Burro, burro, burro, marihuanero, marihuanero…”. Él, con el desparpajo que lo ha acompañado desde su época de pandillero, movía sus manos cual director de orquesta y les decía irónicamente que siguieran recordándole sus problemas con las drogas. Igual, pensaría Wílder, ya les había hecho el daño, así que sólo eran pataletas de ahogado. ¿Le afecta que en los estadios le recuerden su problema con las drogas? “Para nada, antes mejor que me coreen, no me afecta que me insulten con eso. Me da satisfacción que las cosas se están haciendo bien, que soy importante para las personas, en lo bueno o en lo malo, pero tranquilito, estoy feliz porque hay gente que me apoya en mi situación”. ¿Cómo aprovecha esta nueva oportunidad en la vida? “En lo personal estoy feliz porque en cada partido marco gol, pero más alegre me pone ser cada día mejor persona, estar bien conmigo mismo y llevar el mensaje de que sí se puede cambiar, que cuando nadie da un peso por vos hay una persona, un ángel que Dios te manda y cree en ti, como lo hizo César Pastrana, el presidente de Santa Fe, que me arropó. Acá estoy dándole el frente a la vida, la cara a los problemas y enfrentando las dificultades, ya saqué la cabeza y ahí estoy sacando mi cuerpo poco a poco”. ¿Hay muchos que todavía no creen en usted? “Hay mucha gente. Uno se da cuenta cuando mira en su Twitter (@WM11Goleador) y el Facebook, pero rico que pase todo esto porque uno no le cae bien a todo el mundo. Todas estas cosas pasan por algo, lo más importante es no ofender a nadie, he ganado credibilidad en mí y la gente también va a empezar a creer en mí”. ¿Cómo lo han tratado en Santa Fe? “Es una gran familia, Santa fe me ha acogido bien después de dos años que los eliminé y los dejé sin final en su propio estadio. El fútbol y la vida son así, te da vuelta y vos decís: llegué a un club donde mucha gente no me quería y ahora sí, las cosas se ganan con mucho respeto, trabajando calladito uno se va metiendo a la gente en el corazón, ellos para mí han sido un apoyo importante y la credibilidad que ahora me tienen es magnífica”. Agustín Julio, hoy gerente deportivo de Santa Fe, era uno de los que lo insultaba en el campo. ¿Cómo se la lleva con él? “(Risas). Después de que en el terreno de juego nos decíamos tantas cosas, tantos insultos, ahora nos llevamos bien. Me siento contento, la verdad es que Dios nos pone personas al lado que te quieren ayudar y hay que dejarse colaborar”. Ya empezó a hacer historia con los capitalinos… “Así es. Es un balance positivo lo que nos deja la visita a Barranquilla, nos llevamos tres puntos importantes, tenemos la mitad de la clasificación a los cuadrangulares y marcamos historia al romper una racha de 26 años que tenía el equipo sin ganar en el Metropolitano”. ¿Espera un llamado a la Selección? “No me sorprende que no me hayan llamado ahora porque apenas vengo de un proceso de recuperación, las cosas se me están dando muy rápido, pero estoy recibiendo todo con mucha tranquilidad, confío en Dios que algún día el técnico José Pékerman me tendrá en cuenta”. “Además, para jugar en la Selección está difícil porque los delanteros están anotando goles en el exterior. Seguiré luchando y trabajando con mucha tranquilidad en Santa fe para que cuando llegue esa convocatoria aprovecharla de la mejor manera”. Rehabilitación con golSanta Fe contrató en septiembre pasado a Wílder Medina y recibió muchas críticas por hacerse a los servicios de un delantero que tenía más de un año sin jugar luego de dar positivo en pruebas antidopaje por consumo de marihuana y cocaína. Además, acaba de ser despedido del Tolima por el dueño del club, Gabriel Camargo. Pero el cuadro capitalino, en cabeza de César Pastrana, se la jugó, lo metió en un proceso de desintoxicación y rehabilitación. Con el expandillero antioqueño ganaron la Superliga y están bien en la Liga y la Copa Libertadores. La Frase“Ya llevo 8 goles en la Liga, mi meta es llegar a 20.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad