No hubo milagros

No hubo milagros

Junio 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Enlajugada

Costa de Marfil derrotó 3-0 a Corea del Norte, resultado insuficiente para que los 'elefantes' pudieran aspirar a un cupo en Octavos. El equipo de Sven Goran Erikson necesitaba marcar nueve goles y esperar que Portugal perdiera con Brasil. No se dio ni lo uno, ni lo otro. El partido, correspondiente al Grupo G, se disputó en el estadio 'Mbombela' de Nelspruit.

Costa de Marfil derrotó 3-0 a Corea del Norte, resultado insuficiente para que los 'elefantes' pudieran aspirar a un cupo en Octavos. El equipo de Sven Goran Erikson necesitaba marcar nueve goles y esperar que Portugal perdiera con Brasil. No se dio ni lo uno, ni lo otro. El partido, correspondiente al Grupo G, se disputó en el estadio 'Mbombela' de Nelspruit.La llave terminó con Brasil a la cabeza con 7 puntos, seguido por Portugal (5); ambos avanzan a Fase II. Costa de Marfil sumó 4 y cerró Corea del Norte sin unidades; ambos eliminados.Apenas corrían 51 segundos y ya Costa de Marfil generaba una muy clara opción de gol: Keita penetró por derecha, en medio de los centrales, encaró al arquero, le remató abajo y cruzado pero el duelo lo ganó Myong Guk, desviando con las piernas. La iniciativa y la necesidad era de los marfileños, que sin embargo se estrellaban con una muralla de cinco hombres coreanos en el fondo, más dos de contención, planteamiento ultradefensivo.En el 13, Romaric cobró un tiro libre directo lejos del arco, los coreanos no montaron barrera, hicieron marca personalizada, vino el impacto del marfileño, palancazo zurdo, potente y con veneno pero Myong estaba en el lugar correcto y la encajonó.En seguida, desbordó por izquierda Gervinho, llegó hasta la última raya, metió el centro de la muerte, la pelota se le fue entre las piernas a Myong, atravesó las cinco con cincuenta al límite de la línea de gol pero no apareció ningún africano que le diera el toque definitivo. Salvada monumental. En el 10, Drogba la puso en el fondo de certero cabezazo, pero una bandera en alto frustró la celebración del artillero. Fuera de lugar clarísimo.Los ceros se rompieron en el minuto 13: centro cruzado desde izquierda que tiró Gervinho, en la media luna del área recibió libre de marca Toure Yayá, acomodó perfil, la midió, disparó medido y la metió pegada al vertical izquierdo de Myong. Nada pudo hacer el arquero. 1-0. La cuenta se aumento en el minuto 19: jugada individual de Drogba por el flanco derecho del área norcoreana, se volteó en espacio reducido, remató con dinamita, la pelota se estrelló en el horizontal, hizo pica-barra, quedó flotando en cinco con cincuenta, Romaric se congeló en el aire, conectó de cabeza y la puso en el fondo sin despeinarse. 2-0.Corea metió susto en el 23, cuando Yong Jo cobró como brasilero un tiro libre directo, el balón superó la muralla marfileña y pasó acariciando el vertical derecho del arco defendido por Barry, quien se quedó 'quieto para la foto'. Muy buena ejecución.En el minuto 31, lanzaron un pelotazo cambiado desde el costado diestro, la esférica atravesó toda el área coreana, en segundo sector apareció Keita, le pegó de primera, media volea fantástica y le faltaron par centímetros para anidarla en el fondo. Si la mete, le hacen estatua. A los 34, Tae Se, a quien le dicen el 'Rooney Norcoreano', ganó de velocidad por derecha, frenó en seco, cambió de perfil, mandó el dardo a cinco con cincuenta, pero el cabezazo de In Guk, que debía ser frontal, salió peinado y desviado. Escaramuza.Minuto 37: Gervinho fue habilitado por derecha, ganó de velocidad, remató de primera, ras de piso y en diagonal, el arquero estaba vencido pero el balón sólo acarició la base externa del vertical derecho. Salvada. Era el tercero.A dos del cierre, Drogba recibió por izquierda, espero el movimiento de sus colegas, levantó el centro medido a cinco con cincuenta, Gervinho se perfiló, conectó de cabeza, no lo hizo frontal sino con la corona, el balón hizo globo y en el descenso fue controlado fácilmente por Myong. Así se fueron a camerinos.Ya en el segundo tiempo, Costa de Marfil hizo su primera advertencia en el minuto 10: cobraron un tiro de esquina, Romaric se la bajó de cabeza a Drogba en cinco con cincuenta, el delantero del Chelsea se lanzó en 'palomita', conectó con el arco a su merced pero la elevó.Los marfileños jugaban como si no necesitaran apabullar a los coreanos para seguir con vida en Sudáfrica; la transitaban con extrema calma, sin profundizar mucho. Actitud de resignación.En el 16, centro desde izquierda a zona de candela coreana, buscó el cabezazo Drogba, se erigió en el salto, el arquero Myong salió a 'cazar mariposas', siguió de largo y por poco llega el tercero. Cerrojo inseguro.En seguida, Keita la cruzó sobre la marcha desde el costado derecho, balón a cinco con cincuenta donde ni Gervinho ni Drogba estuvieron prestos para definir una jugada que debió terminar en gol.Romaric, en el minuto 22, impactó la esférica desde fuera del área, media distancia potente, palanca zurda, llevaba dinamita y hacía zig zag en su trayectoria, pero mejor estuvo el arquero Myong controlando ese dardo.En el 26, Boka se juntó con Kalou por el costado izquierdo del área rival, Salomón la escondió en espacio reducido y cuando encontró panorama sacó un riflazo de zurda que mandó la pelota a tribuna sur. Corea del Norte se abroqueló aún más en su sector, jugaron a la retaguardia absoluta y, ante tal estrategia, los marfileños se fueron desgastando físicamente con tanto obstáculo en el camino.En el 33, Corea tuvo para descontar cuando Chol Jin se animó en la media distancia, remató desde la media luna con panorama abierto, pero Barry estaba parado donde era. Leve insinuación ofensiva de los orientales.Dos minutos después, en el 35, Corea se volvió a insinuar: mano a mano entre Barry y Tae Se, el primer duelo lo ganó el coreano, pero cuando tenía el arco a su merced no tuvo frialdad, demoró el empalme final y permitió la reacción providencial de Touré Kolo.Esa escaramuza oriental fue el preámbulo del tercero de los 'Elefantes'. Minuto 36: Boka mandó un centro en diagonal desde el costado izquierdo y Kalou, anticipándose a la salida de Myong, estiró la pierna derecha, remató de primera y la puso en el fondo. 3-0 lapidario.A los 40 le anularon el cuarto a Costa de Marfil, por un clarísimo fuera de lugar del recién ingresado Doumbia. Acertado el juez de línea.No le alcanzó a los africanos; requerían de un resultado anormal y un favorcito de Brasil, que tampoco se dio. Corea del Norte, el farolillo de este Mundial. Dos menos en la baraja Sudafricana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad