Neymar, ¿la nueva apuesta del Barsa?

Neymar, ¿la nueva apuesta del Barsa?

Marzo 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
WÍLMAR CABRERA PINZÓN - Especial para El País - Barcelona (España)

En Barcelona se especula que el equipo 'culé' le habría ganado el pulso al Real Madrid por el fichaje del delantero brasileño, que llegaría en el verano próximo.

No ha pasado la resaca aún en Barcelona por el gol 234 de Messi, con el que superó el histórico récord de anotaciones de César. Todavía también se respira en la ciudad la alegría por la disminución de la distancia que separa en puntos al Barcelona del líder de la Liga y, además, al cierre de esta semana, los hinchas culés tienen otro motivo para estar felices: es muy posible que Neymar, la nueva estrella del fútbol mundial, ya hubiese sellado un acuerdo para formar parte del equipo con miras a las próximas temporadas.De ser así, el actual campeón de Europa y de la Copa Intercontinental sumaría otra victoria más contra su enemigo de siempre, el Real Madrid. Ganarle el pulso por la estrella brasileña podría ser considerado en esta ciudad, que por estos días se presenta primaveral y lluviosa, como otro título más, por lo que significa Neymar da Silva Santos Júnior de cara al futuro del balompié en el planeta.¿Pero qué hace pensar que el jugador de la cresta ‘mohicana’ es ya azulgrana? En las instalaciones de la inmensa Ciudat Esportiva de Sant Joan Despí, sede del club, todos guardan un hermetismo sagrado frente a esta pregunta. “No hay noticias ni de ese fichaje o de algún otro”, respondieron en la oficina de prensa y en cualquier otro lugar oficial en donde toqué el tema.Sin embargo, el cambio de actitud frente al joven futbolista por parte del periódico Sport, uno de los insignes de la prensa deportiva de la capital catalana —el diario blaugrana por excelencia, más culé que el palo de la bandera—, indica que habría un preacuerdo y que el Barcelona ya tendría atado al actual futbolista del Santos.Cuando el Real Madrid intentó el año pasado hacerse a sus servicios (se habló de un fichaje cercano a los 45 millones de euros), en su columna habitual de ese diario, el editor, Josep María Casanovas, tildó al futbolista de “díscolo y niño mimado”.“Es un jugador poco recomendable, no por su talento, sino porque es un niño mimado que hace lo que quiere dentro y fuera de la cancha. No respeta a sus compañeros. Deportivamente no hace falta y económicamente es un fichaje que hipotecaría al club. No queremos, bajo ningún concepto, que Neymar acabe jugando aquí”, escribió Casanovas.Pero el preacuerdo Neymar-Madrid se deshizo por arte y magia blaugrana, con mucha influencia e intervención desde Barcelona. Y un año después, hace dos semanas, el mismo diario publicó un fotomontaje en el que se ve al brasileño vistiendo la camiseta del Barça, celebrando un gol, nada más y nada menos que con Messi, bajo el título: “El sueño de todos los culés se hará realidad el verano próximo”.La curiosa evolución de la línea editorial del Sport no sólo parece allanar el camino para el aterrizaje del deportista en Barcelona, sino que deja en evidencia lo que callan en la sede el club.Sin embargo, en la ciudad no todos están contentos. Hay algunas opiniones contrarias. La gente de a pie, el aficionado común que va al 'Camp Nou', o el que simplemente se sienta a la mesa de un bar en el barrio Gótico o en el Raval, piensa que esa contratación no sería buena para el club. “No creo que el Barça necesite a ese jugador”, dijo Javier López, un estudiante jerezano radicado en la ciudad.Otros opinan lo contrario. “Con Neymar, Alexis y Messi tendremos otro equipo para ganar todas las Ligas y las Champions que se nos antojen”, afirmó Pere Gràcia, panadero en Can Baró.Josep María Minguella, el exagente de futbolistas que contrató para el Barcelona a jugadores como Romario y Hristov Stoichkov, y que ahora es comentarista de radio y columnista de Mundo Deportivo, se pregunta: “¿Tenemos el mejor equipo de la historia y queremos más? ¿O es para que Neymar no se vaya al Madrid?”. Tanto lo uno como lo otro quizás sean verdad.Lo cierto del caso es que si hay un protagonista de que ‘El Gallo’, como algunos le dicen al brasileño por su corte de pelo, no haya firmado con el Real Madrid, cuando lo tenía todo adelantado, se llama Sandro Rosell, el presidente del Barcelona.Elegido mandatario para reemplazar a Joan Laporta, antes de llegar a ese cargo, Rosell fue un ejecutivo de Nike que tuvo que ver mucho en el traspaso de Ronaldinho al Barcelona. Muy cercano a Laporta, ahora distanciados, este brillante hombre de negocios también fue el gestor para que la firma deportiva vistiese al equipo en un contrato que va hasta el 2013 y por el que el club recibe 30 millones de euros al año. Desde ahí se inició una historia de amor que terminó con su llegada a la presidencia del Barça el 1 de julio de 2010.Rosell quiere poner al club en lo más alto de las finanzas a nivel mundial. Rubro en el que no ha podido vencer al Real Madrid. Y para lograr eso, nada mejor que contratar al futbolista brasileño, que además de talento, sumaría más números a las finanzas del club. De ahí que Rosell, que vivió un tiempo en Brasil, haya movido todos sus contactos para impedir el traspaso de Neymar al club ‘merengue’. Entre ellos, al mismo defensa culé Dani Alves, que es amigo cercano de Neymar.Pero fue el mismo presidente del Madrid el que le facilitó el trabajo. De acuerdo con Goal.com, tras haber acordado con el exrepresentante del jugador, Wagner Ribeiro, el fichaje para julio del año pasado, al que Neymar no correspondió porque quería seguir hasta el 2013, en una reunión telefónica el mismo Pérez le reclamó haber “ofendido la grandeza del club”. Desde ese momento, ninguno de los dos quiere saber el uno del otro.Así las cosas, no sería nada extraño ver a Neymar con la camiseta azulgrana. Sin embargo, en Barcelona, según allegados a Pep Guardiola, el entrenador aún tiene dudas sobre su posible llegada. El técnico no está seguro de que el jugador pueda mejorar lo que ya existe, más aún viendo el crecimiento de Tello y Cuenca, así como el gran rendimiento de Alexis Sánchez.Entre frase y frase, esta telenovela se alarga y se une a otra historia, porque otros van más allá y especulan que Guardiola no ha hecho efectiva su renovación porque todavía no le han confirmado lo del nuevo fichaje.A todo esto se le suma que desde la Tesorería del Barça ya le han comunicado al gerente deportivo, Andoni Zubizarreta, que para el próximo verano tienen sólo 50 millones de euros para fichajes. ¿Apostará el club esa cifra en Neymar?Pujas entre ‘merengues’ y ‘culés’1. Alfredo Di Stéfano: Año 1953. La mayor polémica entre los dos clubes. Real Madrid negoció con Millonarios, dueño de los derechos, y Barcelona lo hizo con River Plate, club de origen del jugador. Di Stéfano entrenó durante tres meses en Barcelona y vistió la camiseta azulgrana en partidos amistosos, pero la Real Federación Española de Fútbol intervino y declaró que el futbolista jugara cuatro temporadas en ese país, alternándose cada año entre los equipos. Al final, Barcelona renunció a esta solución y el dinero que adelantó a River le fue pagado por el Real Madrid.2. David Villa: Año 2010. Real Madrid quiere tener al delantero, pero su presidente, Florentino Pérez, ofrece ‘sólo’ 25 millones de euros. El entonces equipo del goleador, Valencia, pide 36 más otro futbolista (Negredo). Mientras Florentino lo piensa sobre su almohada, Laporta habla con el presidente del Valencia y lo convence de hacer el traspaso por 40 millones de Euros.3. Cesc Fábregas: Año 2011. Después de ocho años en el Arsenal, Fábregas decide dejar Londres. Real y su club de origen, Barcelona, se dan a la tarea de hablar con el futbolista. Arsenal le pide 60 millones al Real y Florentino mueve fichas con Adidas para saber cuánto estaría dispuesta en poner para lograr el traspaso, pero se impone más el hecho de que el futbolista es un producto ‘Made in La Masía’ y que el presidente Rosell lo quiere como un estandarte de su nuevo mandato. Barcelona pagó 40 millones de euros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad