“Nairo Quitana ganará el Tour de Francia en uno o dos años”: Pedro ‘Perico’ Delgado

“Nairo Quitana ganará el Tour de Francia en uno o dos años”: Pedro ‘Perico’ Delgado

Agosto 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar- Reportero de El País
“Nairo Quitana ganará el Tour de Francia en uno o dos años”: Pedro ‘Perico’ Delgado

Pedro 'Perico' Delgado, ciclista español que ganó el Tour de Francia en 1988.

El campeón de la ‘Grand Bouclé’ en 1988 dice que el colombiano fue inferior a Chris Froome solo en una etapa y eso fue definitivo para que el británico le ganara el giro francés.

Pedro Delgado dio el golpe en aquel Tour de Francia que ganó en 1988 en la etapa 12, en el mítico Alpe de Huez, cuando fue tercero detrás de los holandeses Steven Rooks y Gert-Jan Thenuisse, quienes hicieron el 1-2 en esa fracción en la que también brilló el colombiano Fabio Parra.

En la montaña más famosa de los Alpes franceses ese tercer lugar de ‘Perico’, como se le conoció al pedalista español, le bastó para sacarle más de dos minutos al entonces líder, el canadiense Steve Bauer, a quien despojó ese día de la camiseta amarilla.

En la etapa siguiente, una cronoescalada entre Grenoble y Villa de Lans, Delgado la coronó al ganar y aumentar unos segundos su ventaja sobre Bauer.

Pasaron los Alpes y llegaron los Pirineos, y fue allí donde aumentó la diferencia para llegar a los Campos Elíseos con una ventaja de más de siete minutos, lo que lo convirtió en el tercer español en ganar la ‘Grand Bouclé’.

Hoy Delgado, con 55 años, el triunfo en ese Tour y dos títulos en Vuelta a España, sigue de cerca las grandes carreras europeas, siendo testigo en primera fila de la gran exhibición que brindó hace poco en el Tour el pedalista colombiano Nairo Quintana.

Para mi estuvo soberbio; de pronto se encontró con un rival, Chris Froome, que fue superior a él un día nada más en la primera etapa de alta montaña; pero el resto yo creo que Nairo estuvo a su nivel, demostró que es más escalador que el británico.

Cada carrera es diferente; aunque hayan recorridos que parecen ser más favorables para un corredor que otro, lo importante es la condición física. Nairo con el poderío y la fuerza que tiene, es un corredor al que no lo tiene que preocupar Chris Froome. Lo tiene que respetar como rival, pero aunque el británico le haya ganado dos veces el Tour, el colombiano va a estar más cerca de Froome y la curva de inflexión cambiará. Quien domine  será Nairo y eso puede pasar el año que viene. Nairo no tiene que hacer nada, simplemente dejar pasar uno  o dos años y ya estará todo resuelto a su favor.

No creo que haya cometido algún error. Cuando finaliza una carrera, uno hace el cálculo del momento en que perdió tiempo con respecto al rival. Y eso fue lo que sucedió en la etapa de los abanicos en los que Nairo cedió minuto y medio. Eso le hubiera bastado para ganar el Tour. También es verdad que ese día Nairo salvó la carrera porque pudieron haber sido cuatro minutos los que hubiera perdido con Froome. Pero hay una etapa, la primera de los Pirineos, en que sí creo que Nairo debió haber estado con Froome. Pero es que Nairo y los demás se encontraron con un compañero del británico que estuvo soberbio como Richie Porte, quien fue el artífice de la victoria de Froome porque ese día los reventó a todos. Cuando Froome atacó, ya nadie tenía fuerzas porque Porte les había acabado las piernas a todos.

Eran cuatro etapas en los Alpes y diría uno que las pudo haber aprovechado antes; pero si no lo hizo fue porque la carrera no se lo permitió. Las dos veces que tuvo final en alto atacó. Pero a Nairo no se le puede reprochar nada, es un corredor que tácticamente es muy bueno, lee perfectamente la carrera. Si no se movió en algunas etapas fue porque no vio el momento oportuno.

Él atacó en algunos momentos, pero eran puertos montañosos no propicios para hacer gran diferencia; Nairo estaba obligado a probar a Froome, pero no iba a hacer mucha diferencia porque al británico siempre se le vio fuerte.

Lo vi ya en el 2013 cuando fue segundo; llegó para aprender y salió casi ganando, salió aprendido, sabía todo. Ahora es cuestión de tiempo, uno o dos años más para que esa ilusión que puede haber en Colombia de tener al primer corredor en ganar un Tour de Francia, sea una realidad.

Cuando uno lo gana ya pasa a ser una historia del deporte. Yo gané dos Vueltas a España y un Tour, y todo el mundo se acuerda del triunfo en el Tour. Para acordarse de los éxitos de la Vuelta a España tiene que ser alguien al que le guste el ciclismo, mientras que el Tour queda fijo en la memoria a perpetuidad. Ganar el Tour es como cuando un deportista gana la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

[[nid:448304;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/07/nairo_quintana_1.jpg;full;{El ciclista boyacense recibiendo la distinción como mejor joven de la edición 2015 del Tour de Francia.AFP - El País}]]

Nairo es un corredor que en la medida en que la carrera le vaya bien, va a tener la posibilidad de pelearla. Puede ser que respete a su compañero Alejandro Valverde porque Alejandro estuvo generoso con él en el Tour, y de pronto trate de protegerlo. Pero uno no sabe cómo se presenten las cosas. A lo mejor cambian las cosas y de pronto es Nairo el que tenga las posibilidades de ganar.

Sí, totalmente; incluso desde el 2013 cuando fue segundo y más ahora con lo que hizo; además tiene un Giro de Italia ganado. Es un corredor que está totalmente confirmado pese a su juventud. Eso demuestra la gran calidad que tiene como deportista.

Los dos son dos escaladores excepcionales, completos, capaces de soportar carreras duras de tres semanas. Pero en sí la comparación es difícil porque recuerdo a los equipos Café de Colombia y Manzana Postobón que competían en Europa, y uno de sus problemas era que tenían un concepto muy local, muy de Colombia; les faltaba experiencia internacional y  por eso eran más débiles, más vulnerables. Mientras que Nairo, al estar en una estructura europea y con todo lo que ha cambiado el tema de la preparación y demás, es más fácil para él ser un corredor más regular. Los colombianos antes atacaban en la montaña y habían otros 20 que ayudaban y destrozaban las carreras. Ahora hay 10 colombianos, pero repartidos en distintos equipos. Eso les resta potencial para romper las carreras. En definitiva son dos grandes escaladores. Lucho pudo haber ganado un Tour, pero le faltó estar arropado por un equipo europeo como lo está ahora Nairo. Eso sí, los que son amantes del espectáculo disfrutaban más de la época de antes porque el ciclismo de ahora es más calculado.

Tienen estilos totalmente diferentes como escaladores. Lucho era un hombre que iba mucho de pie sobre su bicicleta, bailaba demasiado sobre ella, tenía un estilo parecido a lo que es Alberto Contador ahora; Nairo va más sentado, escondido, porque es su manera de correr. Son diferentes, pero el potencial de los dos es increíble.

Sí, pero Lucho no era un hombre peligroso para la clasificación general; hacía muchísimo daño, pero no es como Nairo que no se le puede dar un metro. Con Lucho en una contrarreloj a lo mejor quedaba a 8 minutos, entonces no era un hombre a vigilar de primero; era de cuidar pero para tenerlo como referencia en el momento de romper la carrera. En cambio a Nairo los rivales no le pueden dar un segundo de ventaja porque luego es más regular en todos los terrenos y así es difícil ganarle. Como Lucho no era peligroso para la general, eso le daba libertad de movimientos que Nairo no tiene hoy.

Sí, Rigoberto Urán es otro gran corredor. El problema es que le ha tocado vivir con la estrella de Nairo Quintana, pero Rigoberto es un ciclista muy bueno, muy potente. A él le ha tocado estar un poco en la sombra ya que hoy Nairo es gran protagonista porque es un corredor al que le gusta ganar, es atacador y agresivo y eso atrae más. Pero hay una generación de pedalistas colombianos muy buena de la que vamos a hablar en los próximos años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad