Nairo Quintana, campeón del Giro de Italia 2014

Junio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co
Nairo Quintana, campeón del Giro de Italia 2014

Nairo Quintana, durante la escalada de la Etapa 16 en el Giro de Italia de 2014.

El joven nacido en Boyacá se convierte en el primer pedalista nacional en conseguir esta competencia ciclística. Rigoberto Urán fue su escolta al terminar segundo en la general. 1 y 2 para Colombia en la edición 97 del Giro.

Después de tres semanas de implacable lucha por la gloria, Colombia celebró el domingo el histórico 1-2 en el Giro de Italia de sus ídolos nacionales: Nairo Quintana y Rigoberto Urán. "Es un momento histórico, algo maravilloso conseguir algo tan grande", dijo Quintana, quien lideró el doblete colombiano en una de las tres grandes pruebas del ciclismo. "La gente se emociona con todo esto, ver un representante de su país ante el mundo". Tanto en Boyacá como en Antioquia, los departamentos de Nairo Quintana y Urán, las jornadas decisivas del Giro fueron transmitidas en pantallas gigantes en parques y plazas. La actividad habitual se interrumpió para estar pendiente del desempeño de los llamados "escarabajos". Copar las dos primeras posiciones en el podio de una de las tres grandes rondas del ciclismo -el Giro, el Tour de Francia y la Vuelta a España- no tenía precedentes para el ciclismo latinoamericano. Además de reinar con la camiseta rosada de líder general, Quintana, de 24 años, también fue el mejor corredor joven. Y la cosecha colombiana la completó Julián Arredondo, quien ganó el título del mejor escalador. Quintana, subcampeón del Tour del año pasado, se convirtió en el primer colombiano que gana el Giro, y apenas el segundo ciclista de este país que conquista una de las tres grandes competencias de tres semanas después de que Luis Herrera ganó la Vuelta a España en 1987. Urán, por su parte, repite el segundo puesto del Giro 2013. El flamante campeón nació en Tunja pero se siente oriundo de la vecina Combita, donde ha residido su familia toda la vida. Combita es un poblado agrícola y ganadero de unos 16.000 habitantes a las afueras de Tunja, capital del departamento de Boyacá, 130 kilómetros al noreste de Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llegó a Combita con camisa rosada y encabezó la fiesta rodeado de campesinos. A su vez, cientos de amigos de Quintana se apiñaron en torno a la casa de su familia. “Celebramos este gran triunfo, somos campeones y a todos nos llegó al corazón la frase de Nairo: `Colombia no es guerra, Colombia es paz, Colombia es amor", señaló el presidente. "Nairo es un ejemplo de una persona que se supera, que logra escalar los más altos peldaños, logra conquistar los Alpes europeos y darle semejante triunfo a toda Colombia". Urrao, el pueblo del departamento de Antioquia de donde Rigoberto Urán es originario, también fue lugar de festejos. Urán vistió temporalmente la camiseta de líder después de su victoria en la etapa contrarreloj en ruta llana. La fiesta popular arrancó en Boyacá el martes, cuando Quintana arrebató el comando a Urán, y se convirtió en carnaval el fin de semana. Para protegerse del frío, los campesinos usan ruanas (ponchos) de lana oscura, pero en estos días lucieron prendas de fibra teñida de rosado al ponerse en marcha el Festival de la Ruana de Nobsa. La celebración en medio de música, baile, brindis, pólvora y banderas se prolongará hasta el martes y se reactivará cuando Nairo regrese como campeón del Giro. Quintana no participará en el Tour de Francia de este año por decisión de su equipo Movistar, pero indicó que en 2015 buscaría la corona de esa prueba. Luis y Eloisa, sus padres, viajaron a Italia junto con Paola, la esposa de Nairo, y su nieta Mariana de cuatro meses de nacida. Paola, con Mariana en brazos, Luis y Eloisa lo abrazaron y besaron en la ceremonia de premiación. Urán, medalla de plata en la prueba de ruta de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, se alistó durante meses con la idea de alcanzar la gloria que le arrebató el italiano Vincenzo Nibali en 2013, pero tuvo el infortunio de encontrar en las rutas de Italia a un Quintana hambriento de gloria. El otro colombiano que brilló en el Giro fue Arredondo, el "Rey de Montaña". "Lo que hemos hecho es histórico, estamos muy jóvenes y vendrán cosas muy grandes para el país", manifestó Arredondo, de 25 años y corredor del equipo Trek. Arredondo es el cuarto colombiano que se proclama campeón de montaña del Giro, emulando a Herrera en 1989; José González en 1997 y 1999; y Freddy González en 2001 y 2003. Otros colombianos que se han destacado en las grandes citas del ciclismo son Fabio Parra y Santiago Botero. Parra fue segundo en la Vuelta a España de 1989 y fue tercero en el Tour de 1988, un año después que Herrera se adjudicó la prueba ibérica. Botero conquistó la medalla de oro en la contrarreloj individual el Mundial de 2002. Arredondo, Urán y Quintana, como la mayoría de los "escarabajos", son de origen campesino y se iniciaron en rutas de alta montaña, a veces a más de 3.000 metros de altura. Y pensar que Quintana la pasó mal en los primeros días a raíz de un resfriado y una caída, además de infecciones en la garganta y los oídos. Pero remontó tiempo en la montaña y se coronó con una contundente ventaja. Su marcha triunfal se cimentó al salir triunfante en dos etapas, incluyendo la contrarreloj de montaña de 26,8 kilómetros el viernes pasado. El éxito se forjó en la cuesta cuando varios de sus oponentes directos flaquearon, entre ellos Urán y el italiano Fabio Aru, quien terminó tercero con un retraso de 4:04 minutos. "Llevarme esta etapa (viernes) es muy importante. No lo había querido decir antes, pero la cronoescalada es mi especialidad y tenía que hacerlo, no podía dejar pasar esta etapa sin ganarla", comentó Quintana. Tranquilo y sencillo, Quintana desplegó condiciones excepcionales desde la división juvenil, confirmando su potencial en el Giro. Martín "Cochise" Rodríguez, un histórico "escarabajo", fue el primer colombiano que ganó etapas en el Giro, la primera en 1973. "Glorioso triunfar en una etapa del Giro y ganarlo es inmenso, una hazaña. El orgullo es infinito", comentó Rodríguez, de 71 años. El retirado ciclista cree que la nueve generación está "colombianizando a Europa con sus impresionantes victorias".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad