“Nací para ser gimnasta”: Jessica Gil, con cupo a Juegos Olímpicos

“Nací para ser gimnasta”: Jessica Gil, con cupo a Juegos Olímpicos

Mayo 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País
“Nací para ser gimnasta”: Jessica Gil, con cupo a Juegos Olímpicos

Jessica Gil Ortiz recibió la formación como gimnasta de su madre, Gloria Ortiz.

La gimnasta nació en Miami, siempre vivió en Estados Unidos, pero decidió representar a Colombia por el orgullo de su familia.

Ser la hija de dos entrenadores colombianos de un gimnasio de artística en Miami, Estados Unidos, marcó desde que nació la vida de una de las clasificadas por Colombia a los Juegos Olímpicos de Londres-2012.La estadounidense, nacionalizada colombiana, Jessica Gil Ortiz, es la única representante del país en la gimnasia artística femenina para Londres-2012 y desde que tiene uso de razón ha pasado la mayor parte de su vida en el gimnasio. “Empecé a los dos años, porque mi mamá fue gimnasta y cuando yo nací mis padres tenían un gimnasio, entonces desde que tengo uso de razón y empecé a caminar estaba en el gimnasio haciendo cositas de mi deporte, por eso creo que nací para ser gimnasta”, dijo Jessica, quien nació el 7 de diciembre de 1990.LA HISTORIAHace poco más de 25 años, los antioqueños Juan David Gil y Gloria Ortiz se radicaron en Estados Unidos, llevaron el talento de la gimnasia colombiana a una potencia del deporte en el mundo y ahora son premiados con tener a su hija clasificada a los Olímpicos.Los formadores de los fundamentos básicos de la gimnasia artística de Jessica fueron sus padres, en el Power Tumble Gymnastics de Miami pero, poco a poco, su talento la llevó a entrar al alto rendimiento, ese que la llevó a sobresalir en Estados Unidos.Jessica estuvo cerca de representar en el campo internacional al país que la vio nacer, pero un proceso de selección la dejó por fuera del equipo norteamericano, una frustración que le permitió mirar para el país de sus padres, de donde recibió la oferta de vestir el tricolor colombiano y no lo dudó. “Decidí representar a Colombia por el orgullo de mi familia y porque mi sangre es colombiana”, dice. “Yo voy a dar todo para representar bien a mi país y es un honor ser la única mujer representante de Colombia en la gimnasia artística”, afirmó Jessica, quien desde 2006 empezó a vestir el tricolor nacional, gracias al apoyo que le brindó la Liga de Antioquia.Y desde 2006 siempre ha sido campeona nacional, con Antioquia y con Bogotá desde 2008 hasta la actualidad, pero sus logros no se quedaron en Colombia, ya que su palmarés trasciende al campo internacional, con logros continentales y mundiales.LOS OLÍMPICOSPero sin lugar a dudas el mayor éxito deportivo empezó a llegar a la vida de Jessica en octubre del año pasado en Tokio, cuando acompañada de Catalina Escobar y Natalia Sánchez compitió en el primer Preolímpico, quedando como la única colombiana preclasificada a Londres-2012.Y la confirmación llegó el 12 de enero de 2012, en el Preolímpico de Londres, cuando Jessica se convirtió en la clasificada número 88 de Colombia a la edición 30 de los Juegos Olímpicos, luego de terminar entre las 34 mejores gimnastas del mundo. “Cuando clasifiqué a los Olímpicos me puse a llorar, me dio tanta alegría que cuando me llamó mi mamá lo único que hacía era llorar y decirle ‘lo hice, lo hice, estoy feliz’ y ella también lloraba”, contó Jessica la forma como vivió el momento siguiente a la clasificación.“Llegar a los Olímpicos siempre fue mi sueño, era un deseo muy grande y ahora el objetivo es conseguir una final en suelo o en la general, para estar más cerca de llegar a la medalla”, añadió Jessica, quien este año aplazó sus estudios universitarios de administración de negocios porque “con la clasificación a Juegos Olímpicos me dediqué ciento por ciento a los entrenamientos”.“En estos momentos no pienso en nada más que en entrenar porque por delante tengo los Olímpicos, que son mi sueño, aunque sí salgo con mi familia, con mis amigos, pero sin trasnochar tanto, porque sé que al día siguiente tengo que estar entrenando, así que prefiero estar descansando en la casa”, reconoció Jessica.Esta joven tendrá actividad en Londres en el North Greenwich Arena, desde el sábado 28 de julio hasta el martes 7 de agosto, en un grupo de 196 atletas, 98 hombres y 98 mujeres. Jessica competirá en las pruebas de barras asimétricas, barra de equilibrio, suelo, salto al caballete y la sumatoria general.MOMENTO DOLOROSOUna etapa dura en la vida de Jessica se dio en la Copa Mundo de Bélgica en 2009, cuando ganó la medalla de bronce en salto al caballete, pero cuando buscaba subir al podio en su especialidad, el suelo, sufrió un accidente que la pudo dejar sin la pasión de su deporte.En una rutina intentó un salto, en el que cayó sobre su cabeza y todo el peso del cuerpo lo recibió el cuello y la cabeza, un momento que su madre Gloria Ortiz recuerda como: “un muy difícil, inexplicable, pero puedo asegurar que me dolió más a mí que a ella, por sus ganas de competir”. Y así lo explicó Gloria, porque a pesar de que Jessica salió con cuello ortopédico del escenario deportivo, a los 30 días ya se estaba subiendo al podio de los Juegos Bolivarianos.“Fue bien difícil recuperarme de esa caída tan fuerte y más porque al mes tenía los Juegos Bolivarianos, por eso este deporte es un 90 por ciento mental, pues uno debe sacar fuerzas de donde no las tiene”, manifestó Jessica, quien remarcó que “el trabajo físico es tan repetitivo que uno se convierte en una máquina, entonces el trabajo duro es mentalmente”.FRASES* “Los países fuertes en gimnasia artística para los Olímpicos son Estados Unidos, Rusia y China, pero yo he estado en finales de mundiales, así que espero en Londres llegar al podio”.* “Ser gimnasta es difícil, porque requiere muchas exigencias físicas y mentales, para dejar de pensar en todo lo que uno no puede hacer como salir a fiestas y reuniones, porque todo el tiempo hay que estar entrenando y enfocada en lo que quiero hacer de verdad”.Jessica Gil.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad