Mónica Puig, el orgullo del tenis puertorriqueño

Enero 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
DIANA CAROLINA HERNÁNDEZ- El País

Con 18 años de edad, Mónica Puig Marchán ha conquistado el corazón de sus compatriotas, al convertirse en la máxima representante del tenis actual de Puerto Rico.

Con 18 años de edad, Mónica Puig Marchán ha conquistado el corazón de sus compatriotas, al convertirse en la máxima representante del tenis actual de Puerto Rico.De pequeña, Mónica soñó con ser veterinaria o pediatra, pero a sus 14 años esta joven boricua descubrió que el tenis sería su vida.“Soy una persona muy activa, que le encanta el ejercicio, y creo que mi vida no estaba destinada a estar detrás de unos libros, yo quería viajar, conocer y jugar tenis”, relata la raqueta puertorriqueña, quien llegó a Cali para participar desde este fin de semana en la Copa Bionaire. La tenista, radicada en Miami, tuvo sus inicios en este deporte a los 6 años de edad, pero fue en el 2007, luego de llegar a dos finales consecutivas en torneos juniors, y al ver cómo su juego se volvía más ofensivo y seguro, que descubrió que el sueño de ser tenista profesional podría hacerse realidad. “Yo quería ser una persona reconocida, ser un orgullo para mi país, y me di cuenta de que con el tenis podía lograrlo”, narra Puig.A partir de ese momento, Mónica demostró que podría ser una de las grandes en el deporte blanco, instaurándose en las finales juniors de torneos de Grand Slams como el Abierto de Australia y el Roland Garros.“Llegar a la final de estos dos torneos me brindó mucha confianza y seguridad. No gané, pero ya sé lo que significa jugar allá”, afirma la joven boricua.En el 2008 comenzó a coronarse en torneos internacionales, y con tan solo 15 años de edad obtuvo su primer título en la serie de 18 años, tras imponerse en el IBM ITF Junior Circuit, disputado en Trinidad y Tobago. En el mismo año, Mónica debutó en la Fed Cup y en el profesionalismo.Pero el año de reconocimiento mundial para ella fue el 2010, puesto que en su gira suramericana ganó la Copa Gerdau (Brasil), llegó a dos semifinales en Barranquilla y Santa Catarina (Brasil) y fue finalista juvenil en Casablanca (México).Mónica, ubicada hoy en el puesto 190 del ranking mundial, deberá disputar la ronda clasificatoria de la Copa Bionaire con el propósito de ingresar al cuadro principal y buscar la corona ante decenas de rivales.“En este torneo me quiero enfocar en un partido a la vez, haré el mejor esfuerzo para superar cada fase. Mi objetivo principal es ganar”, asegura la tenista.La Copa Bionaire, que reparte una bolsa de premios de US$100.000 y 150 puntos para el ranking mundial, y que trae a sobresalientes deportistas del ‘top 100’ de la WTA, se convierte para Mónica en su primer peldaño del 2012, año que espera esté lleno de triunfos.El domingo, Mónica saltará a la cancha de polvo de ladrillo del Club Campestre para ratificar que no vino a Cali solo de visita.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad