Millonarios ganó por penales duelo ante River Plate

Julio 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Millonarios ganó por penales duelo ante River Plate

Millonarios empató 2-2 con River Plate y ganó desde los lanzamientos de tiro penal.

El compromiso sirvió para rendirle un homenaje póstumo a Alfredo Di Stéfano, quien dejó huella en las dos instituciones deportivas.

Millonarios y River Plate empataron este miércoles 2-2 en el estadio el Campín de Bogotá en un encuentro para rendir homenaje al fallecido astro argentino Alfredo Di Stéfano, quien vistió la camiseta de los dos clubes antes de ir al Real Madrid. El ganador del amistoso se definió desde el punto penal, donde los locales fueron más efectivos y se llevaron el trofeo de la primera edición de la Copa Provincia Net con un marcador de 4-2. En un homenaje al fallecido jugador Alfredo Di Stéfano, las dos escuadras salieron al terreno de juego con una camiseta alusiva a la que usó el astro argentino que vistió los colores de ambos clubes. Un partido para la historia, donde se enfrentaban los equipos más ganadores de cada país para recordar a uno de los mejores jugadores del mundo, 'La Saeta Rubia'. “Alfredo Di Stéfano una leyenda viviente”, fue la pancarta que mostraron los 22 jugadores durante los himnos de Argentina y Colombia. Previo al inicio del encuentro, un video de la vida futbolística de 'Don Alfredo', como le apodaban en el Real Madrid, fue el acto más aplaudido para el recuerdo de los hinchas azules y rojiblancos, que llegaron al Campín a vivir una fiesta. Tras una falta cobrada desde el costado izquierdo donde el balón se lo llevó el delantero Jonathan Agudelo, este definió al palo izquierdo del arquero, para decretar el primer gol del club embajador sobre el minuto de partido. Con el gol azul, la banda izquierda fue bien aprovechada por los laterales y volantes argentinos, que jugaron como quisieron para lanzar centros y crear peligro sobre el arco de Ramos. Sobre el minuto 18, Barovero salvó del segundo gol a River, que tras un error bien aprovechado por Mayer Candelo, Yuber Asprilla quedó mano a mano para definir, pero la mala definición y la buena actuación del argentino evitó el grito azul. Los primeros 30 minutos fueron de trámite. Ninguno de los dos equipos se aventuró al arco contrario. Millonarios controló las acciones y River dejó de aprovechar la banda izquierda por donde generaba fútbol. De ahí en adelante las opciones fueron de los locales, que con el aliento del público y la presión indicada desde el banco, hicieron caer en errores a la zaga platense y crear peligro sobre el arco del portero Marcelo. Sobre el minuto 42 el central pitó penal por una falta cometida a un jugador de River dentro del área, que fue bien ejecutada al palo derecho del arquero Ramos por el 10 argentino, Manuel Lancini. Un duelo amistoso y un empate frío. Los goles sobre el inicio y final que no dejaban mucha satisfacción en el público que vino a ver fútbol. Luego del descanso y con un nuevo aire para los dos oncenos tras el cambio de 21 jugadores, el partido tomó una nueva cara con un juego más rápido y con más emoción que en la primera mitad. La primera opción de la parte complementaria sería para Millonarios, que llegó con autoridad por la banda derecha exigiendo la defensa rival. River respondería con remates de media distancia y juego corto para buscar desempatar el encuentro. El aliento y la crítica se escuchaba en la tribuna azul, que no paró de animar a sus jugadores para llevarse este clásico amistoso. Así en el minuto 68 tras una jugada rápida, otra vez por la banda derecha, llegaría el segundo gol embajador para poner las cuentas a favor 2-1. Cuatro minutos más tarde River igualó el marcador con un golazo de Bruno Uribarri, quien conectó un pase cobrado desde el tiro de esquina y centró al área, con la fortuna que el balón se cerró sobre la portería de Luis Delgado y se metió por su palo izquierdo. Sin duda el segundo tiempo mostró mejores caras en los equipos y un mejor fútbol de parte y parte. Un ida y vuelta que dejaba mejores sensaciones en la hinchada albiazul pero que tenía un sabor amargo por el empate. En los últimos diez minutos del encuentro el equipo de la banda cruzada dejó algunos espacios en defensa que no fueron bien aprovechados por los dirigidos por el español Lillo, que no tuvieron la pausa que le daba Candelo en la mitad del campo para generar peligro. Al final un empate que deja sin sabor a la escuadra local, que hará su debut este fin de semana en la Liga Postobón ante Envigado en el Campín. El ganador del encuentro se definió desde los once pasos. Allí los dirigidos por Lillo fueron más contundentes y se llevaron la victoria 4-2.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad