Miles de motos Harley Davidson de todo el mundo se toman a Roma

Miles de motos Harley Davidson de todo el mundo se toman a Roma

Junio 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE - El País

El domingo, 1.400 centauros, a bordo de 800 motos, podrán entrar en la plaza de San Pedro del Vaticano para recibir la bendición del papa Francisco durante el rezo del ángelus.

Miles de motos de la legendaria casa estadounidense Harley-Davidson procedentes de todo el mundo, con conductores que ondearon banderas y hacían el gesto "paz y amor", tomaron Roma y desfilaron por el centro de la ciudad para celebrar el 110 aniversario de la fundación de la casa de Milwaukee.La fiesta, no obstante, se vio empañada por un accidente ocurrido en las cercanías de la autopista de circunvalación Grande Raccordo Anulare y un túnel de la Vía Appia en el que se vieron involucradas seis motocicletas y en el que resultó herida de gravedad una joven de 23 años, que viajaba en una de las motos y salió despedida en el choque.Otros ocho motociclistas sufrieron heridas de diferente consideración. Todos fueron trasladados a diferentes centros sanitarios romanos.La "invasión" de Roma por parte de las Harley Davidson comenzó a las ocho y media de la mañana local, cuando salieron desde Ostia, en la zona costera de Roma, donde desde el viernes se celebran los actos del 110 aniversario, miles de motocicletas de todas las épocas de la famosa casa.Miles de personas se congregaron para ver pasar la caravana de motos por la avenida Cristóbal Colón, Puerta Areatina, Termas de Caracalla, Puerta Capena, Coliseo, Vía de los Foros Imperiales, plaza Venecia, Corso Vittorio Emanuele, corso del Renacimiento, lungotevere Marzio y Augusta, puente Duque de Aosta, Flaminio, hasta el estadio OlÍmpico, en el Foro Italico, es decir atravesar la Ciudad Eterna de sur a norte.En medio del clásico ruido de las Harley, sonar de bocinas, y aplausos, desfilaron las motos, cuyos ocupantes vestidos con pañuelos al cuello y ropas vaqueras, hacÍan con las manos los gestos de "paz y amor", a la vez que portaban banderas de diferentes paÍses, entre ellos algunas españolas y portuguesas.Para evitar un bloqueo de Roma y la contaminación, las motos desfilaron por la ciudad en varios bloques de cerca de un millar cada uno y sólo se permitió que circularan por el centro de la capital las que habían pasado los controles sobre limitación de gases contaminantes. No obstante, otras muchas motos se unieron a la fiesta.En el "Village" de Ostia, los asistentes -unos 160.000- según los medios italianos, pueden adquirir todo tipo de recuerdos.También pueden comer en las decenas de bares y restaurantes levantados, bailar y cantar en los conciertos que ofrecen (algunos por famosos grupos de rock italiano), asistir a exposiciones y películas en alta definición sobre las motos Harley-Davidson, etc.Los restaurante y tiendas romanas le ofrecen descuentos del 30 por ciento, basta que acudan con la moto y la aparquen delante del establecimiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad