Milagroso resultó el triunfo de DIM sobre Atlético Huila

Milagroso resultó el triunfo de DIM sobre Atlético Huila

Noviembre 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
JOSÉ FERNANDO SERNA OSORIO - Colprensa-El Colombiano
Milagroso resultó el triunfo de DIM sobre Atlético Huila

En la foto, Camilo Ayala (izq. Huila) presiona a Luis Carlos Arias (der. DIM).

Milagroso. Con esa palabra se debería resumir la victoria que logró el Deportivo Independiente Medellín la noche del sábado en el gramado del ‘Atanasio Girardot’.

Milagroso. Con esa palabra se debería resumir la victoria que logró el Deportivo Independiente Medellín la noche del sábado en el gramado del ‘Atanasio Girardot’.Y no es solo porque logró salvar el partido en el último suspiro, sino porque el equipo rojo resucitó luego de un pálido primer tiempo que hacía presumir una mala noche para los dirigidos por Guillermo ‘Teacher’ Berrío y por ahí derecho, la eliminación prematura de los ocho clasificados a la final de la Liga Postobón II.Con más ganas que fútbol triunfó el DIM. Al principio del encuentro, Atlético Huila hizo más por ir al frente de ataque. Un equipo ordenado planteó Néstor Otero en el gramado del ‘Atanasio’ que dominó por largos pasajes la primera etapa.La figura del encuentro, Sebastián Hernández, incomodó a la zaga del rojo en varias ocasiones, pero los ataques fueron bien resueltos por Bréiner Castillo.Medellín intentaba esporádicamente llegar al arco de Luis Estacio, pero la poca profundidad de los volantes y los escasos balones que recibían los delanteros no permitían generar riesgo sobre los de Neiva.Ni los arranques de Luis Fernando Mosquera ni las ganas de Santiago Tréllez figuraron en el primer tiempo. Un par de ocasiones de gol, solo sacaron tibios gritos entre los hinchas que asistieron a las gradas del estadio.Todo quedó reservado para la etapa complementaria en la que los goles, un poco más de fútbol y la necesidad de los tres puntos se fundieron en medio de una fuerte lluvia. Sobre el gramado, dos equipos eliminados de la fiesta de la final buscaban afanosos tres puntos para escalar en la tabla de posiciones.Con más movilidad y calentando la fría noche, Huila salió a proponer en el segundo tiempo. De los pies de Sebastián Hernández nacieron las opciones más importantes de peligro para los opitas.Y fue gracias al volante antioqueño que Huila se adelantó en el marcador. Luego de recibir un pase en el corazón del área, Hernández (55’) giró impecablemente ante la pasividad de los centrales rojos y venció a Castillo que nada pudo hacer para evitar que el balón se anidara en su portería.La noche, además de fría, lucía oscura para el equipo rojo que no tenía asomo de fútbol para revertir la situación. Sin embargo, el corazón de los jugadores rojos pudo más que el fútbol expuesto y a los 59 minutos, tras un grosero rechazo del central huilense, Daniel Bocanegra, Hernán Pertuz, igualó las acciones para el Medellín con un zapatazo al palo derecho de Luis Estacio.De ahí en adelante el partido fue de ida y vuelta. Las emociones crecieron y los nervios de los cerca de 13 mil hinchas que asistieron al ‘Atanasio’ se pusieron al extremo, luego de que Wilson Morelo, delantero de los opitas, ingresó al área y fue derribado por William Arboleda en una dudosa pena máxima que pito el juez central Jorge Sierra.Morelo (78’) cobró fuerte al palo izquierdo de Brecas y marcó el segundo para el Huila. Nuevamente los del rojo tenían que remar contra la corriente en la lluviosa noche sobre la capital antioqueña.Pero las acciones no pararon allí y Medellín se pudo reponer rápido del marcador en contra gracias a un centro de César Valoyes, que certeramente impactó Luis Fernando Mosquera (83’) de cabeza dentro del área y que ponía a soñar a la fanaticada roja.Los dos equipos se jugaban el todo por el todo a falta de unos minutos para el final del partido. En la tribuna los hinchas, ya empapados por el fuerte aguacero, alentaban para mantener viva la ilusión de las finales.Y como muchos de los triunfos que ha obtenido Medellín en su historia, en el último suspiro, apareció una pared entre Jaime Castrillón y Santiago Tréllez (91’) que dejó solo al delantero del DIM para que resolviera ante Estacio. Fue el 3-2 de la noche que calentó las almas de la hinchada del ‘Poderoso’.El pitazo final encendió la llama de la esperanza para el equipo antioqueño a la espera de los dos encuentros que le restan. Por los lados de Huila, desazón total luego de perder la oportunidad de estar entre los ocho mejores de Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad