Michael Phelps, imparable: en Río 2016 sumó su medalla de oro olímpica número 21

Michael Phelps, imparable: en Río 2016 sumó su medalla de oro olímpica número 21

Agosto 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El norteamericano ganó este martes la presea dorada en los 200 metros mariposa y el relevo de 4x200.

Fueron cinco centésimas las que le arrebataron el oro en 2012, cuatro las que le dieron el oro cuatro años después: Michael Phelps recuperó su título en los 200m mariposa y amplió su gloria a 21 oros con las dos preseas doradas ganadas este martes.

Se gozó cada minuto de su triunfo. Después de un encarnizado duelo con el japonés Masato Sakay en los 200 metros mariposa, el veterano nadador de 31 años dejó todo en la piscina para ganar su prueba favorita por última vez antes de su retiro.

Después de tocar primero la pared, hizo un gesto con las manos para que el público le acompañara con aplausos y ovaciones su victoria; salió último de la piscina saboreando cada momento de este triunfo, que será el último en su prueba insignia.

Y en la premiación, tragó fuerte para no romper en llanto. Y después de escuchar el himno caminó lento hasta la tribuna donde estaba su madre Deborah y su novia Nicole Johnson con su hijo de tres meses, Boomer, a quien cargó y llenó de besos.

Chad Le Clos (24) quedó cuarto y no tuvo más remedio que entregar el título a su dueño. Nunca, en 120 años de historia olímpica, un nadador había ganado, perdido y ganado nuevamente un mismo título en Juegos seguidos. Phelps lo ganó antes en Atenas-2004 y Pekín-2008.

En cada carril habían fuertes candidatos a subir al escalón más alto del podio, como el propio Le Clos y o Laszlo Cseh, que arrancó dominando la prueba en los primeros 50 metros y después se vino a pique para cerrar en la séptima posición, casi tres segundos por atrás de Phelps.

Cseh (30), plata en 2008, venía de ganar el campeonato europeo el 19 de mayo con un tiempo de 1:52.91, el más rápido desde que Phelps nadó para el actual récord mundial el 29 de julio de 2009, en Roma.

Pero era la noche de Phelps, que en su retiro no podía dejar escapar esta prueba que disputo por primera vez en su debut olímpico en Sídney-2000 hace 16 años. En aquella oportunidad, con tan sólo 15 años, quedó quinto.

El camino victorioso de Phelps seguiría minutos después este mismo martes en la prueba del relevo de los 4x200 que ganó con el equipo norteamericano, llegando de esa manera a 21 medallas de oro olímpicas en su historia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad