"Mi conciencia está tranquila, lo di todo con Deportivo Cali": Vladimir Marín

Octubre 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
DIANA CAROLINA HERNÁNDEZ- El País.com.co

Vladimir Marín del Deportivo Cali, disputa un balón con Gonzalo Cabrera del Once Caldas.

El volante antioqueño fue uno de los refuerzos del equipo para la Liga Postobón II. Su desempeño con el conjunto 'azucarero' no fue el esperado. El jugador dice no tener cargos de conciencia.

"Ahora estamos pagando las consecuencias". Esta es la frase con la que Vladimir Marín resume la eliminación del Deportivo Cali de los cuadrangulares semifinales de la Liga Postobón II, a falta de dos fechas para que culmine la fase 'Todos contra Todos'.El volante antioqueño, que llegó al conjunto 'azucarero' para reforzar el grupo en el Torneo Finalización, no tuvo el desempeño esperado por directivos, hinchas y seguidores del Cali.Marín dice que no quedó en "deuda", pero sí reconoce que en lo personal "no se cumplieron las metas porque no se logró clasificar"."Mi conciencia está tranquila porque lo di todo en la cancha, me esforcé al máximo y traté de aportarle al equipo lo mejor. Desafortunadamente no se lograron más goles, ni más asistencias, pero se trató de dejar el alma, el corazón. A veces no llegan las recompensas que uno espera; ojalá que lleguen en el otro torneo", expresó.Los potentes remates de media distancia, los certeros centros desde el costado izquierdo y los precisos pases al vacío, virtudes con las que siempre fue reconocido Vladimir en el fútbol nacional, internacional y la Selección Colombia, aparecieron de forma intermitente en Deportivo Cali. "Nadie sale a la cancha a querer perder o a fallar un gol, son cosas que pasan en el fútbol que fuera del terreno de juego se ven más fáciles, pero adentro es complicado. Todos estamos muy tristes por la no clasificación, porque era el objetivo del equipo; ahora solo queda trabajar más duro", puntualizó el jugador oriundo de Rionegro, Antioquia. Según Marín, lo que le sucedió al Cali es cosa de una "mala racha" pues, insiste, el equipo siempre trabajó "para clasificar y poder estar entre los ocho". "La gente siempre espera que uno haga más goles, que en todos los partidos sea el mejor jugador y para eso trabajo, para hacer las cosas de la mejor manera. Mi conciencia está tranquila, lo di todo en la chacha, corrí, metí y traté de aportarle al grupo como lo hicieron todos mis compañeros",, señaló el futbolista de 33 años. Y a la golpeada hinchada, que espera un título hace siete años, Vladimir le hizo una promesa: "Esperen de mi y de los muchachos la mejor entrega, el mayor sacrificio, vamos a tratar de mejorar en nuestro fútbol". Vladimir Marín, uno de los hombres con más experiencia y recorrido en Deportivo Cali, sentencia argumentando que esta situación tan vergonzosa en la que cayó el equipo solo se mejora con "trabajo".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad