“Me encanta 'empujar' los límites del deporte”

Enero 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Me encanta 'empujar'  los límites del deporte”

El parapentista argentino Hernán Pitocco, se robó el show en la Copa Mundo de esta especialidad que se realizó el Roldanillo, norte del Valle.

El argentino Hernán Pitocco, es el deportista que se robó el show durante la Copa Mundo de Parapentismo por su destreza y acrobacias en el aire.

El argentino Hernán Pitocco, es el deportista que se robó el show durante la Copa Mundo de Parapentismo por su destreza y acrobacias en el aire.Desde el día que decidió lanzarse al vacío desde el techo de su casa en Argentina, teniendo como único equipo de vuelo una sombrilla y como pista de aterrizaje unos muebles ubicados en el patio, el parapentista Hernán Pitocco ha preferido estar en las alturas antes que estar pegado al suelo.Son pocos los días, de los 365 que componen el año, en los que este fanático de los deportes aéreos no se encuentra realizando alguna actividad muy lejos del suelo. Para esta semana, el calendario señalaba la realización de la Copa Mundo de Parapente 2011 en Roldanillo, en la que, sin dudarlo un instante, se inscribió.“Siempre quise venir a Colombia y cuando me enteré de que iban a realizar la Copa Mundo en este país, lo primero que hice fue inscribirme temprano y asegurarme el viaje”, comenta Pitocco, que junto con el húngaro Pal Takats fueron la cuota de atletas Red Bull en la competencia.La especialidad de Pitocco es el vuelo acrobático, lo que le permitió robarse los aplausos de los asistentes al certamen, quienes durante una jornada pudieron ser testigos de una maniobra de caída libre del piloto que aterrizó sorpresivamente entre los espectadores abriendo su paracaídas unos metros antes de tocar tierra. “Fue una linda experiencia tanto para mí, como para la gente que nos acompañaba. Ellos nunca habían visto algo así. Yo lo disfruté mucho y creo que ellos también. En la disciplina que yo practico hay ciertos temores porque uno siempre va empujando los límites cada vez más”, asegura Hernán.Precisamente empujar los límites es otro de los aspectos que hicieron que desde los 16 años, momento en el que realizó su primer vuelo, Pitocco quedara enganchado con el parapentismo.“Me divierte mucho estar 1.000 metros por encima del piso, bajar muy rápido y estar en tres minutos en tierra. Sentir la fuerza G, donde el cuerpo pesa seis veces más y la cabeza está muy pesada. Es una sensación única”, describe con una frescura única su experiencia de lanzarse al vacío.La genialidad de este argentino, que actualmente lidera el ránking de su país en acrobacia y es campeón en distancia, lo ha llevado a recorrer montado en su parapente diferentes partes del mundo, por lo que con propiedad asegura que cada lugar tiene lo suyo, “algo mágico”. En Colombia dice haberse sentido fantástico y se va con la promesa de regresar, para conocer mejor este país. “Roldanillo me pareció un lugar con mucho potencial para el vuelo libre. Fue una muy buena Copa”, manifiesta.DATOS La primera parada de la Copa Mundo de Parapente reunió en suelo vallecaucano a 150 deportistas de todo el mundo. Países como Estados Unidos, Chile, Puerto Rico, Reino Unido, Japón, Holanda, Italia, España y Alemania, entre otros, estuvieron en competencia durante siete días en Roldanillo.Los 20 mejores deportistas de este certamen colombiano, que hace parte de la Copa Mundo que se realiza desde hace 19 años, clasificarán a una superfinal de parapente que se realizará en Valle de Bravo, México este año.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad