“Me da vergüenza salir a la calle”: Faryd Mondragón, arquero del Deportivo Cali

“Me da vergüenza salir a la calle”: Faryd Mondragón, arquero del Deportivo Cali

Noviembre 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
César Polanía y Francisco Henao - El País
“Me da vergüenza salir a la calle”: Faryd Mondragón, arquero del Deportivo Cali

Faryd Mondragón, arquero del Deportivo Cali.

El arquero vallecaucano dijo que la eliminación del Cali fue un golpe muy duro. Señaló que para el 2013 hay que conformar un plantel de jerarquía y desmintió que sea empresario de jugadores.

La que pasó fue una semana bastante difícil para Faryd Mondragón. La eliminación del Deportivo Cali y las acusaciones que lo sindican de ser empresario o cobrar comisión por ayudar jugadores fueron las dos situaciones que el arquero vallecaucano tuvo que afrontar. Mondragón dio la cara y en diálogo con El País tocó esos dos temas candentes. ¿Por qué el Cali quedó eliminado? "Porque malinterpretamos la abundancia; inconscientemente nos dejamos llevar después de haber hecho una remontada en el primer semestre, donde se había logrado una armonía y una química con la hinchada, haciendo cosas muy buenas en lo futbolístico; luego arrancamos bien el torneo con Nacional, pero después el equipo cometió errores dentro y fuera de la cancha. Cuando quisimos reaccionar no pudimos. Todos somos responsables. Pagamos el costo por la inmadurez y ahí es donde uno se da cuenta que en el fútbol no solo el talento es suficiente, sino que hay que sacar jerarquía y en algún momento no la tuvimos". ¿Cuándo notó que el equipo se caía? "Cuando perdimos en Itagüí y después en casa ante Chicó; ahí se empezaron a prender las alarmas; hubo una reacción con Millonarios en Bogotá, pero después nos ganó el Tolima acá, luego se dieron otros malos resultados y situaciones extrafutbolísticas que comenzaron a afectar el ambiente del plantel con críticas, con chismes. Son cosas que no todos saben llevar. Eso nos desbordó y después la reacción no nos alcanzó. ¿Qué sensación le produjo la eliminación del equipo? "Rabia, tristeza, frustración... es que este es un club especial para mí; si yo decidí dejar la comodidad que tenía en Estados Unidos para volver acá a la exposición pública y a todo este compromiso tan grande es porque esta institución significa mucho para mí; me duele porque yo he sido hincha y he sido socio de este club y sé lo que es estar al otro lado, estar en la tribuna y ver al Cali triunfar o verlo fracasar. Sé lo que se siente, por eso es que los jugadores debemos pensar en lo que está sintiendo el hincha". ¿Usted se distanció de Domínguez? "No, eso es puro invento; acá los chismes y las versiones solo los generó un medio; nosotros sabemos que el resto de los medios en Cali se portaron de manera profesional, que criticaron la parte deportiva como lo tenían que hacer; esos chismes comenzaron a desestabilizar de cierto modo a la gente, se comenzó a generar un ambiente de duda y nosotros futbolísticamente no supimos sobreponernos a esas estupideces". Se dice que Comesaña no veía con buenos ojos el hecho de que usted fuera un líder dentro del equipo. "No, primero porque nunca pretendo ser técnico, solo me encargo de la parte de armonía del grupo; segundo, lo primero que me pidió Julio cuando llegó fue que necesitaba que fuera un brazo de él dentro del plantel, y tercero porque mi relación con él fue clara y muy buena". Algunos problemas de indisciplina fueron admitidos por el grupo. ¿Le faltó mano fuerte a Comesaña? "De pronto; como grupo lo hablamos, pero una cosa es lo que uno le diga a un compañero y otra cosa es lo que el técnico pueda ejercer en ese momento; ese fue uno de los errores de inmadurez que el grupo cometió, fue un caso específico, pero terminó generando todos estos chismes que desestabilizaron al grupo. Esa es una de las cosas que no puede ocurrir en el futuro". ¿El grupo estuvo dividido? "No se ha dividido ni se dividirá; este es un grupo sano, que es mucho más amigo fuera de la cancha que dentro y eso es otra cosa que hay que mejorar. Este es un grupo con muchas condiciones, pero en la parte mental y en la parte de jerarquía hay que fortalecerlo. Es un pecado que con todas las condiciones que tienen los jugadores estemos pasando por esto". ¿Hubo jugadores que no estuvieron a la altura de un equipo como el Cali? "Me queda muy difícil decir quién tuvo o quién no tuvo compromiso. Yo estoy seguro de que los compañeros siempre han querido darlo todo por el equipo, lo que pasa es que muchas veces con ese talento o con esas ganas no basta. Para jugar en el Cali se necesitan no solo condiciones técnicas, también se requiere saber el tipo y la clase de institución en la que estás, su historial; eso hace valorarla y tener la jerarquía para ponerse esta camiseta que no es fácil". ¿Como capitán le tocó reunir al grupo para solucionar problemas? "No, acá el tema de indisciplina surgió una vez que los muchachos salieron después de un partido y al otro día tenían su día libre; el tema es quizá que no era el momento oportuno, de resto no hay que reprochar nada porque cada quien maneja su día libre como quiera; acá nunca nadie llegó tarde o borracho a un entrenamiento. Infortunadamente se generó una nube de bochinches que hizo mella en los jugadores más jóvenes que entraron en dudas mentales, en falta de confianza; hay que tener mucha experiencia y jerarquía para salir de estas situaciones". ¿Usted cree que el Cali se reforzó bien para este semestre? "Cualquier otro club grande quisiera tener los jugadores que tiene el Cali; el tema es que seguramente no encontraron la continuidad o su nivel. Cuando las cosas no salen todo el mundo habla. Pero eso no arregla nada. Cuando los resultados se dan, en algunas ocasiones ocultan muchas cosas; pero cuando no se dan surgen muchísimas preguntas. Seguiremos luchando y aprendiendo de esta situación". ¿Qué fue lo que más lo decepcionó? "El Cali con la plantilla que tiene no tiene por qué ser inferior a nadie. Este es un tema más mental, más anímico, de personalidad y jerarquía porque no solo el talento es suficiente y menos para jugar en un equipo como el Cali. Aquí hay que conocer la institución, saber qué clase de equipo es el Cali, y después de eso actuar". ¿Cómo lo ha tratado el hincha cuando se lo encuentran en la calle? "El hincha del Cali me quiere y me respeta mucho. Pero no soy de salir mucho tampoco y menos cuando pierdo. Soy de los que me castigo, me da vergüenza salir a la calle en esta situación; la gente sufre, yo sé también lo que se siente". ¿Cuántos jugadores cree tienen que dejar la institución? "Ese es un tema ajeno a mí, eso lo maneja la Junta con el cuerpo técnico; no soy quién para sacar ni para traer a nadie. Simplemente como capitán y como referente de este grupo hago mi trabajo en la parte humana y en el vestuario. De lo otro se encargan los directivos". ¿Se arrepiente de haber regresado? "No, de pronto estoy cansado y aburrido con algunas cosas de las que uno no está acostumbrado; infortunadamente todavía en nuestra ciudad hay gente que quiere hacer daño y que vive de hacer daño; ya veremos qué pasos vamos a seguir con respecto a eso. Pero aburrido por venir a jugar en el equipo de mis amores, jamás". A usted lo acusan de ser empresario. ¿Usted es empresario? "Yo solo digo que mis principios no los negocio con nadie; y si esta gente me quiere atacar o destruirme porque salí a defender los principios y lo que la institución me inspira, que lo hagan. Quizá he sido el único que los ha confrontado. Mientras yo sea el capitán y sea jugador de Cali, no voy a permitir que alguien venga a perjudicar la institución. Y si ellos me quieren atacar, inventando todas estas mentiras, que lo sigan haciendo, pero no voy a ceder y voy a defender a muerte mi equipo. Ellos después van a tener que responder ante mis abogados. Si tienen pruebas contundentes por qué no las han mostrado. Siempre es ‘que se dijo, que me dijeron’... toda esa basura que han hablado y no he visto la primera prueba". ¿Demandó porque siente que son acusaciones graves? "Claro que son graves porque yo tengo una imagen y todos tenemos un derecho; cuando alguien acusa a alguien la cosa es muy sencilla: o muestras pruebas contundentes o simplemente asumes las consecuencias. A mí esto no me da rabia, todo el mundo me conoce y sabe qué clase de persona soy. No hablo más por recomendación de mis abogados, ellos están reuniendo todas las pruebas y ya comenzarán a actuar". ¿Hasta dónde llega lo que ha hecho por algunos jugadores que muchos creen que es trabajo de empresario? "Acá nadie tiene la más mínima queja sobre mí; yo he querido ayudar a la gente porque me lo han pedido y eso no es ningún delito. El que tenga la prueba de que yo he cobrado un solo peso por la ayuda que le he prestado a alguien, que la muestre". Frase "Al Cali hay que jerarquizarlo, tiene que tener un plantel de jerarquía; los resultados hablan por sí solos y ese es un tema que deben definir los directivos y el técnico, saber qué jugador está a la altura”."Yo no soy ningún empresario. Cuando alguien acusa a alguien la cosa es muy sencilla: o muestras pruebas contundentes o simplemente asumes las consecuencias que esto acarrea”, Faryd Mondragón - arquero Deportivo Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad