La juventud de Mbappé y la veteranía de Falcao encarnan el éxito del Mónaco

Mayo 17, 2017 - 02:05 p.m. Por:
Agencia EFE
Mbappé

Mbappé celebra el gol que le da el campeonato parcial al Mónaco.

EFE / El País

Kylian Mbappé, de 18 años, y Radamel Falcao, de 31, son los rostros más visibles del inesperado éxito del Mónaco, que se ha servido de un tremendo poder ofensivo aliado al orden táctico para destronar poderoso París Saint Germain (PSG), ganador de la Liga francesa las cuatro últimas temporadas.

Aunque pocas quinielas pronosticaban su conquista en el inicio del campeonato, el Mónaco se empeñó en sorprender con una arriesgada fórmula que excluía grandes fichajes, como los que sí hizo su rival PSG, y que incorporaba una apuesta por valores jóvenes.

A las órdenes del portugués Leonardo Jardim, un discreto y hierático técnico fan de la táctica, los monegascos han levantado su octavo campeonato francés -17 años más tarde del último- y han brillado en la Liga de Campeones, alcanzando las semifinales, en las que cayeron ante el Juventus. Antes habían eliminado al Manchester City de Pep Guardiola y al Borussia Dortmund.

Sin florituras, con poca posesión del balón y solidario en los esfuerzos defensivos, al Mónaco de Jardim le han definido con frecuencia sus propios rivales como un conjunto letal al contragolpe que "sabe a lo que juega".

La tremenda efectividad anotadora ha sido quizá su principal marca. Entre los principales campeonatos de Europa, solo el Barcelona de Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez han marcado más que el Mónaco, que con sus 102 tantos en lo que va de temporada supera al Real Madrid (100).

Pero si hay que ilustrar con un rostro el inesperado éxito monegasco, habría que escoger a Mbappé. Desconocido por el gran público hasta comienzos de este año, este atacante de origen camerunés y argelino al que comparan con Thierry Henry, quien precisamente jugó en el Mónaco, ha registrado cifras inauditas.

En su debut en Liga de Campeones, sumó seis goles en nueve encuentros -todos ellos en rondas eliminatorias- y en el campeonato acumula 14 dianas y 11 asistencias en 27 encuentros.

Al descaro del debutante Mbappé se unió el saber estar del colombiano Falcao. Cuando muchos le daban por acabado a sus 31 años, el exdelantero del River Plate, Oporto y Atlético de Madrid calló a sus críticos con una excelente hoja de servicios que le ha ayudado a regresar a la selección colombiana.

En el campeonato francés, son 21 tantos en 28 participaciones y en Europa, cinco en ocho encuentros. Los problemas físicos, que le impidieron en parte brillar en el Manchester United y el Chelsea, han sido menos comunes.

Otros pilares del Mónaco fueron el creativo portugués Bernardo Silva, el medio defensivo brasileño Fabinho, que militó en la cantera del Real Madrid, el lateral franco-maliense Djibril Sidibé, el interior zurdo francés Thomas Lemar o el medio centro franco-marfileño Tiémoué Bakayoko. Todos ellos menores de 25 años.

En el camino para su octava Liga francesa, el equipo del Principado tiene grabado el 15 de enero de 2017, cuando ganó 1-4 en el estadio del Olympique de Marsella. Desde esa jornada 20, el Mónaco no volvió a soltar el primer puesto.

Con la consecución de este entorchado, el club monegasco se sitúa a solo dos del Saint-Etienne, el más laureado con 10 trofeos ligueros.

El mérito del club del Principado, que tiene un coqueto estadio Saint Louis II que no llega a las 20.000 localidades, es mayor si se tiene en cuenta su nueva política de fichajes.

Propiedad del magnate ruso Dmitri Rybolóvlev, el Mónaco decidió disminuir considerablemente su inversión a partir de 2014 y reorientó su política hacia jóvenes valores.

Los montos desembolsados en 2013 por los colombianos Radamel Falcao (60 millones) y James Rodríguez (45 millones) o el portugués Joao Moutinho (25 millones) se quedaron como cosas del pasado.

Pero en este exitoso curso, el Mónaco no solo ha copado portadas por buenas noticias.

En diciembre de 2016, la web francesa 'Mediapart', basada en filtraciones de 'Football Leaks', denunció un "oscuro pacto" en la compra y venta de jugadores entre Rybolovlev y el agente de futbolistas portugués Jorge Mendes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad