Mariana viene a Cali por el título de la Copa Bionaire

Febrero 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
ALDA MERA / Reportera de El País

Siendo la raqueta nacional mejor ranqueada (136) en la Women’s Tennis Association, WTA, Mariana Duque Mariño tiene un punto claro: venir a Cali a ganar la V Copa Bionaire.

Siendo la raqueta nacional mejor ranqueada (136) en la Women’s Tennis Association, WTA, Mariana Duque Mariño tiene un punto claro: venir a Cali a ganar la V Copa Bionaire, que después de luchar durante tres horas de juego el año pasado, la dejó como subcampeona.Llamada a ser la sucesora de Fabiola Zuluaga, Mariana, a su edad y con su ranking y palmarés, está en la misma progresión del camino que siguió la santandereana. Así habló con El País desde Argentina, donde jugó la Copa Federación. ¿Cómo se siente para enfrentar el reto de la V Copa Bionaire siendo la subcampeona de 2010? En este deporte jugamos 30 torneos al año y cada torneo que uno juega es una historia nueva, que comienza desde cero y en el que no cuenta tanto si comienzas como campeona o subcampeona del año anterior. Eso es lo bueno del tenis, que en cada competición las 32 jugadoras que estemos en el cuadro principal tenemos exactamente la misma opción de ir por el título. La campeona del torneo 2010, Polona Hercog, no vino. ¿Le hubiese gustado tener la revancha? Siempre es interesante jugar contra tenistas top-100 y la idea es siempre poder vencer o tener revanchas contra jugadoras buenas, porque eso ayuda a mejorar el nivel. Sus raquetas a vencer son... Este año el torneo tiene cabezas de serie de muy alto nivel y eso significa que puede haber partidos muy duros. La verdad es que cualquiera de las que salgan sembradas son rivales complicadas. Usted ya le ha ganado a Arantxa Parra, número 65 WTA y siembra número uno de la Copa Bionaire. ¿Qué cree que pasará este año? En cada partido yo salgo a tratar de hacer mi juego y a tratar de ganar. A veces es bueno enfrentar a alguien contra quien ya has jugado, porque ya conoces su juego, pero lo importante es salir siempre a ganar punto por punto sin pensar en quién tienes enfrente. Sus fortalezas como tenista son una derecha precisa y un excelente juego corto. ¿Qué otras virtudes técnicas, físicas o mentales tiene? Afortunadamente tengo un juego variado y puedo desenvolverme bien desde el fondo, subiendo a la red y me desplazo bien en la cancha, cosas que me ayudan mucho. Estoy trabajando muy duro en seguir mejorando en fortaleza mental, que es fundamental en el tenis. En su carrera profesional, ¿a quiénes del top 50 ha enfrentado? ¡Uff!... ya he tenido que jugar contra muchas, sobre todo en los dos últimos años, que he estado jugando los torneos WTA Tour. De pronto el triunfo que más recuerdo es cuando le gané a la rusa Anna Chakvetadze, que era 25 del mundo, en primera ronda de Roland Garros. ¿Cuál ha sido su mejor partido? No por el partido en sí, pero porque me representó ganar mi primer torneo del WTA Tour, recuerdo la final de la Copa BBVA-Colsánitas del año pasado… (contra la alemana Angelique Kerber, 85 del mundo en ese momento). Fue muy emotivo; además, fue muy difícil. ¿Y el que le ha dolido perder? Todos los partidos que pierdo me dejan con mucha rabia. De pronto algunos de 2009 con jugadoras top-50 que tuve muy cerquita de ganar y que al final se me escaparon… Esos duelen más que cuando pierdes ante una rival que en ese partido es muy superior. ¿Alguno de ellos la ha hecho llorar? Lloré hace un año en la final de la Copa BBVA-Colsánitas, pero porque estaba enferma, no podía respirar y sentía que se me escapaba el título por algo que no podía controlar. Pero llorar fue clave, porque me decidí a no dejar perder esa oportunidad y afortunadamente terminé ganando el torneo. ¿Qué deben temer sus rivales? (Risas). Espero no producirle miedo a nadie… ¿Cómo es un día de Mariana Duque cuando no está en competencia? Son muy pocos, porque casi más de 30 de las 52 semanas del año andamos en competencia. Pero trato de dormir hasta más tarde, salgo con mis amigos a almorzar, a cine, a hablar y cuando hay ocasión de rumbear, a rumbear. ¿Qué recuerdos tiene de Cali? Tengo muchos amigos y amigas en Cali y eso hace que la pase bien. Hay muchos lugares para ir, la gente siempre está pendiente de ti, te hace reír, te busca plan, así que se pasa bien. ¿Qué le gustaría hacer en la vida que el tenis no le haya permitido? ¡Ufff!… No he podido imaginarme nada diferente al tenis. Desde que tenía 7 años, recuerdo que le dije a mi mamá que me quería salir del colegio porque me iba a dedicar al tenis… ¿En qué se gasta lo de los premios? Ahorro la mayor parte, pero también trato de disfrutar haciendo lo que me gusta y comprando lo que me llama la atención. Muchas tenistas van cambiando su fisonomía hacia un modelo andrógino. ¿Cómo conserva su feminidad? (Risas). No lo sé… Eso lo debo traer incorporado, porque no hay algo puntual que yo haga para eso y espero que así siga siendo toda la vida…

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad