María Luisa Calle: ¡interminable!

María Luisa Calle: ¡interminable!

Marzo 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
María Luisa Calle: ¡interminable!

María Luisa Calle, ciclista antioqueña.

Con 45 años, la colombiana María Luisa Calle es la corredora más veterana del Mundial de Ciclismo de Pista de Cali.

En su pecho cuelga el peso de una eterna victoria. Es que ya son veintidós años sentada en el galápago de una bicicleta. Veintidós años sembrando una cantidad de triunfos, que ha recogido durante su trasegar en las pistas del mundo y que hoy la hacen una de las figuras del certamen orbital más importante de ciclismo.En el lobby del Hotel Radisson, María Luisa Calle dialogó con El País sobre su presencia en el Mundial de Ciclismo de Pista que se realiza en Cali, su papel en la Selección Colombia, algunas anécdotas de su carrera y qué tanto camino le queda por recorrer en las pistas del mundo.Amante a la naturaleza, los animales y la tranquilidad del ambiente, la antioqueña, que vive en una finca a las afueras de Medellín, es la competidora de mayor experiencia en el combinado patrio que participa en el Mundial, convirtiéndose en el punto de referencia para aquellos que están empezando y esa atleta que todos los asistentes al Alcides Nieto Patiño quieren ver correr.“Me dicen la ‘Capa’. Ser la de mayor experiencia es un reto porque todos me piden consejos y cuando se llenan de nervios les escribo antes de una competencia. Yo los quiero mucho”, afirma María Luisa, con una sonrisa blanca que juega con el color de su cabello.En el Mundial de Cali, Calle estuvo presente en la persecución individual femenina y en la prueba por puntos, que la exigieron y a las cuales llegó, según ella, si pedirle nada nadie.“Yo no le he quitado el puesto a ninguna niña. Yo me lo he ganado porque sigo haciendo mejores tiempos que otras niñas y eso me da derecho a estar aquí”, asegura la antioqueña, que disputó en Cali, en 1998, su primera Copa del Mundo, haciendo récord nacional en los 3000 metros con 3:48 minutos.Diferentes pistas del mundo fueron testigo de su trasegar. Aguascalientes, en México, es su favorita, por ser muy rápida, pero Cali es el mejor lugar para empezar a cerrar su carrera.“Estoy muy contenta de estar aquí. Esta ciudad tiene un empuje increíble y uno siente algo que difícilmente se siente en otra parte; además, por primera vez me vio mi familia y eso hizo que sintiera diez mil mariposas”, dice Calle.Su carrera ha sido una montaña rusa, así como tuvo picos muy altos, también estuvo pidiendo que se la “tragara la tierra”.“Cuando me dijeron que había salido positiva la prueba de dóping en Atenas, fue algo de otro mundo. Yo no conocía esa sustancia y sentí que todo se me vino encima”, indicó María Luisa, que tras haber perdido la medalla de bronce de los Olímpicos, la recuperó un año después en el escritorio.Pese a ello, la vida le dio revancha. Un año después de haber recuperado la medalla, la gloria se posó en su nombre. Burdeos, Francia, vio cómo la bandera colombiana se alzó en lo más alto. El scratch le entregó a Maria Luisa, su primera medalla de oro en un Mundial de Pista y confirmó que lo sucedido dos años atrás, había sido un error.“En ese momento mi vida se sintió diferente. Ver la bandera en lo alto fue algo indescriptible, me sentí más colombiana que nunca. Amo mi país”, explicó la antioqueña, quien en su carrera deportiva suma catorce medallas de oro.Aún no sabe cuándo bajará el telón de su carrera, pero de lo que sí está segura es que quiere seguir dando su mejor espectáculo.“Seguiré disfrutando de la bicicleta. El día que sienta que no puedo más, me bajaré”,

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad