Madre de Mario González, jugador de Millonarios, pide a Dios que le recupere a su hijo

Agosto 27, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Leonard Gutiérrez, Reportero El País

Luz Marina Castro, madre del jugador bogotano, cuida a su hijo por estos días en la Fundación Santa Fe.

El país todavía no sale de la sorpresa después de darse a conocer a principio de semana la mala noticia de la enfermedad que padece el jugador de Millonarios Mario González.El futbolista, quien venía sintiendo algunas molestias en su estado de salud, fue sometido a unos exámenes por parte de su club Millonarios, que después fue diagnosticado con leucemia, resultado que tomó por sorpresa a él, su familia y el mundo del fútbol, que durante todos estos días le ha enviado mensajes de apoyo en este duro momento.González se encuentra en la Fundación Santa Fe de Bogotá, donde las únicas autorizadas en entrar a la habitación son señora madre, Luz Marina Castro González, y su esposa, Caterine Muñoz. Fue precisamente su madre, Luz Marina Castro, quien habló con El País y nos contó cómo se encuentra el futbolista y cómo han vivido estos días después de conocer la noticia.Como lo haría cualquier madre que ama a su hijo, ahí, sin pedir nada a cambio, se encuentra doña Luz Marina Castro González, quien desde el preciso momento en el que le diagnosticaron la enfermedad a su hijo, no se ha movido un instante de su lado para apoyarlo, como lo hizo cuando era apenas un niño y pedía su ayuda a cada momento. “Los médicos nos han manifestado que ha evolucionado muy bien, y que poco a poco irán analizando todas las pruebas que le han hecho”, asegura Luz Marina, con una voz tranquila, pero que a pesar de todo se escucha preocupada, seguramente por la ansiedad propia que puede dar el saber que su hijo amado está en la delgada línea de la vida y la muerte.Hasta hace poco, Mario para ella era vital. De hecho, todavía lo ve así, pero de un momento a otro la vida le cambió, y al mismo que veía por televisión los fines de semana corriendo detrás de un balón, ahora debe observarlo jugando el partido más complicado de su carrera. “Por ahora el médico no ha dicho nada, es el momento para hacerle los exámenes y saber qué sigue”, dijo la madre del futbolista, quien a pesar de tener prohibidas las llamadas y entregar información sobre el estado de su hijo, abrió una pequeña ventana en esa habitación en la que las conversaciones con su hijo ahora son más duraderas que antes, ya que pocas veces la ‘pecosa’ le deja disfrutar del muchacho que desde muy pequeño decidió que su vida giraría alrededor de un deporte del que todavía no saben por qué se enamoró.“Mario Me ha dicho que quiere salir adelante, él es fuerte y sabe que está en manos de Dios. Tiene una actitud positiva y eso será muy importante para su pronta recuperación. Sabemos que tenemos que salir adelante, y creemos que lo de Mario es una prueba de Dios”, aseguró tranquila Luz Marina, con esperanza de madre, como aquella a la que nunca se le podrá pasar por la cabeza que le suceda nada malo al amor de su vida. Hace algunas semanas él se quejó de algunas molestias en su salud, pero ella nunca pensó que un tiempo después recibiría la mala noticia. “Él sintió un malestar, pero se pensó que era una gripa, y no más, aunque sí se sentía muy diferente. Lo cierto es que está igual, yo lo veo bien. Nosotros sabemos que son cosas de Dios y hay que hacer todo para que se mejore. Los médicos y todos están pendientes de él”, dijo Luz Marina, aunque confiesa que durante estos días ese pequeño recinto se ha convertido en un sitio de oración, de entrega a Dios, porque sabe que aunque los médicos luchan por mantener con vida a su hijo, todo está en manos del Señor.“Alguien le trajo una Biblia y ha leído algunos capítulos. Yo le pido a Dios que me lo recupere y sea el mismo Mario de siempre. Estas son cosas que le da Dios a uno para reflexionar y ser mejor de lo que es. Es algo muy triste, pero tenemos que aceptarlo, esta es una prueba y esperamos que se pueda recuperar rápido”, explicó, mientras relata que al tiempo que habla, se toma de la mano con Caterine Muñoz, esposa del jugador, que contrario a ella prefiere guardar silencio y llevar la procesión por dentro, del que seguramente es el momento más triste de sus vidas. En ese cuarto silencioso, el único capaz de acabar con la monotonía es Matías, el hijo del jugador, quien a pesar de no entender nada, llena de paz a su padre. “Él está muy tranquilo, no le gusta estar en una cama, pero sabe muy bien que primero está lo primero y lo ideal es recuperarse para seguir más adelante”, aseguró su madre, quien sabe que la muerte mira de frente a su hijo, pero se aferra a la esperanza y a la fuerza de Dios, porque sabe que él pronto volverá a su vida normal, y otra vez lo ‘perderᒠcon la que siempre se lo quitó: la ‘pecosa’. Lo que dice el médico El hematólogo de la Fundación Santa Fe, el médico Guillermo Quintero, habló también de la situación actual del jugador y qué viene de ahora en adelante en cuanto a su recuperación. “Mario se encuentra en este momento en un estado estable y estamos en tratamiento para su enfermedad de base, lo que esperamos es que nos vaya muy bien. Por lo menos unas cuatro semanas estará en el estado de aislamiento porque ya comenzamos el trabajo de quimioterapia”, aseguró el galeno, quien desde el principio está a cargo del tratamiento del futbolista.Hay por lo menos cuatro tipos de leucemia, entre las que se encuentran las agudas y crónicas.Mario González sufre de una leucemia linfoide, la cual se produce cuando el cuerpo produce un gran número de glóbulos blancos inmaduros que se llaman linfocitos. La enfermedad es de tanta seriedad, que de no llevarse a cabo los cuidados necesarios, podrían llevarlo rápidamente a la muerte.“Esta es una enfermedad muy seria y grave, tanto que si no le damos el tratamiento adecuado, fallecería por la enfermedad”, aseguró Guillermo Quintero.Si todo sale como los médicos tienen pensado, el jugador de Millonarios podría regresar sin ningún inconveniente a las canchas en seis meses, pero con otro tipo de cuidados.Frases"Lo único en lo que está pensando en este momento mi hijo es en recuperarse rápido, y nosotros como familia lo estamos apoyando, como siempre”, Luz Marina Castro, madre de Mario González."Cuando esté en su hogar, deberá llevar una dieta rigurosa sin alimentos crudos durante el tiempo que le digamos, y por supuesto debe estar lejos de gente con gripa”, Guillermo Quintero, médico hematólogo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad