Luis Suárez vuelve a vestirse de 'Celeste' y Lionel Messi va por la revancha ante Chile

default: Luis Suárez vuelve a vestirse de 'Celeste' y Lionel Messi va por la revancha ante Chile

La quinta fecha de las Eliminatorias a la Copa del Mundo de Rusia estará llena de partidos emocionantes.

Luis Suárez vuelve a vestirse de 'Celeste' y Lionel Messi va por la revancha ante Chile

Marzo 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Luis Suárez vuelve a vestirse de 'Celeste' y Lionel Messi va por la revancha ante Chile

Luis Suárez, delantero de la Selección de Uruguay.

La quinta fecha de las Eliminatorias a la Copa del Mundo de Rusia estará llena de partidos emocionantes.

El que quiere celeste que le cueste, dice un antiguo dicho popular que le calza justo al artillero Luis Suárez, aunque tras más de un año y medio de una dura suspensión con Uruguay hay otro refrán que puede pregonar ahora: no hay mal que dure 100 años.

'El Pistolero' Suárez, un delantero obsesionado por el gol, volverá a calzarse la celeste ante Brasil el viernes, en el mismo país donde mordió a su rival italiano Giorgio Chiellini durante el Mundial 2014 y fue suspendido por nueve fechas por la Fifa, un exagerado castigo.

En una quinta fecha de la clasificatoria sudamericana marcada por el regreso de un jugador, también habrá partidos de alto nivel y con picantes condimentos, como el de Chile frente a la Argentina de Lionel Messi, una reedición de la final de la Copa América que ganó 'la Roja' en casa hace menos de un año por primera vez en su historia.

Argentina, según sus jugadores, no asume el duelo como una revancha luego de la frustración que vivió en el mismo escenario del estadio Nacional de Santiago en la final de julio pasado, pero aún está fresco el partido que dejó a la albiceleste otra vez atragantada.

Por ahora deambulando en el sexto puesto de la clasificación sudamericana, Argentina lleva a Santiago su ofensiva infernal liderada por Messi secundado por su escudero Sergio Agüero (Manchester City) y el intratable Gonzalo Higuaín, que lidera la lista de los goleadores de Europa con 29 tantos.

Pero los chilenos ya lo saben: una cosa es la casaca celeste y blanca y otra muy diferente son las de los clubes. Van 23 años sin que Argentina logre un título a nivel de mayores, incluidas las finales consecutivas perdidas ante Alemania en Brasil 2014 y ante su rival del jueves en la Copa América 2015.

El local, de su lado, estrena al entrenador Juan Antonio Pizzi quien debe remontar la traumática salida de su antecesor y compatriota, el argentino Jorge Sampaoli, que pasó de héroe en 2015 por ganar la Copa América por primera vez en la historia, a villano este año, en medio de una dura controversia por sus ingresos no declarados.

En esta primera experiencia, Pizzi sufrirá la baja del volante Arturo Vidal (Bayern Munich) por suspensión, un jugador clave que se ha metido en la élite del fútbol mundial y maneja los hilos de su seleccionado junto al delantero Alexis Sánchez (Arsenal) .

Suárez se verá la cara el viernes en Recife con Neymar, compañeros en el implacable ataque del Barcelona, en su regreso a una selección uruguaya que se las arregló sin el goleador para encaramarse en el segundo puesto de la clasificatoria con nueve puntos, detrás del sorprendente Ecuador, que lidera con 12.

Brasil, al que ahora muchos se le animan sin complejos, sufre por no poder volver a colgarse el cartel de superpotencia del fútbol, un lauro que dejó con humillación en la semifinal 7-1 ante Alemania en su fatídico Mundial.

La seleçao marcha tercera en el premundial con siete puntos y el choque ante Uruguay no le augura el comienzo de un camino de rosas. Pero el mayor reto para el orientador Dunga es que Neymar no sea el actor protagónico y exclusivo en un elenco con pocas figuras de relieve.

Una intratable selección ecuatoriana que encabeza la clasificatoria con puntaje perfecto pretende hacer valer nuevamente su autoridad en el feudo de Quito ante Paraguay, que si araña un empate a 2800 metros de altitud puede darse por satisfecho para no perder terreno en una eliminatoria aún incierta.

Ecuador, con varias bajas, tiene la gran oportunidad de encaminar su clasificación a Rusia 2018, pero Paraguay es un hueso duro de roer y con Ramón Díaz como entrenador ha levantado cabeza a nivel regional tras su inesperada ausencia en Brasil 2014.

Entre Perú, con tres puntos, y Venezuela sin unidades, se dará una lucha por intentar enderezar una clasificatoria que, como marca la historia, se les está haciendo cuesta arriba. El selecionador de Perú, el argentino Ricardo Gareca, apeló nuevamente a los históricos delanteros Paolo Guerrero (Flamengo) y Claudio Pizarro, quien a sus 37 años todavía da que hablar en el Werder Bremen de la Bundesliga.

Pero Perú no clasifica a un Mundial desde España 82 y Venezuela nunca logró jugarlo y no se percibe señal alguna que garantice un desenlace diferente para ambos de cara a Rusia-2018.

Con James Rodríguez apagado en el Real Madrid, Colombia espera que Carlos Bacca, en luna de miel con el gol en el AC Milan, y Juan Guillermo Cuadrado, del campeón italiano Juventus, le den un impulso a la alicaída selección que dirige el argentino José Pekerman, en el séptimo escalón del premundial.

Colombia necesita puntos como el agua y debe aprovechar que es una de las pocas selecciones que no se lleva mal con la altura de La Paz (3.600 msnm): en clasificatoria allí jugaron cinco partidos, con un triunfo para cada uno y tres empates.

Los otros grandes protagonistas de la jornada serán paradójicamente los que no estarán: un mundo de lesionados aqueja a casi todas las selecciones.

Por ejemplo, Uruguay se quedó sin defensa y sufre por las lesiones de su muro defensivo formado por su capitán Diego Godín y José María Giménez (ambos del Atlético de Madrid), mientras que Ecuador tendrá cinco bajas, incluido su goleador Felipe Caicedo (Espanyol) . Argentina perdió al volante Javier Pastore (PSG), y tampoco jugarán ante Chile el delantero Paulo Dybala, Nicolás Gaitán, Mateo Musacchio y Enzo Pérez.

Entre muchos lesionados, un retorno y algunos partidos de fuste la quinta fecha del clasificatorio sudamericano medirá si lo de Ecuador no fue una tormenta de verano y si los superpoderosos Argentina y Brasil comienzan a poner las cosas en su lugar. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad