Luis Suárez, el chico que no metía goles y hoy es el mejor definidor del mundo

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Luis Suárez, el chico que no metía goles y hoy es el mejor definidor del mundo

El jugador uruguayo se convirtió en el 'Pichichi' de España.

Luis Suárez, dicen, es el mejor definidor del planeta. El uruguayo ha logrado sus objetivos por una característica: su temperamento de acero. Este domingo va por la Copa del Rey con el Barsa.

Hoy sonaría como si fuera un rumor falso y sin ningún fundamento eso de que, cuando debutó en las filas del Nacional de Montevideo, a los 18 años, Luis Suárez no metía goles.

Su debut con el ‘Bolso’ fue por lo alto, tal y como lo soñaría cualquier chico que ha hecho una dura carrera en las divisiones menores de un equipo. El primer partido del ‘Pistolero’ fue un 3 de mayo del 2005 en el estadio Metropolitano de Barranquilla, por Copa Libertadores. No obstante, ese joven delantero tenía un gran problema: hiciera lo que hiciera, el balón no le entraba.

 Casualmente, diez años después, Luis Suárez es considerado por muchos como el mejor delantero del momento. Sus 40 goles en la Liga de España con el Barcelona este año hablan de un tipo que nunca en su vida ha conocido los límites. Si antes fallaba tanto, ¿cómo hizo para convertirse en el ‘Killer’ que es actualmente?

Hace poco, el exjugador uruguayo Rubén Sosa contó que cuando Suárez comenzó su carrera en el Nacional, la gente le estaba perdiendo la paciencia porque “el chico fallaba de cinco a seis opciones por partido y así somos los uruguayos, acá hay más técnicos que jugadores y decían que él no iba a poder con esa responsabilidad”.

Esa época la recordó muy bien para El País el portero ‘charrúa’ Jorge Bava, quien estuvo en ese plantel junto con Suárez. “El tema con Luis es que hacía todo bien, pero se le negaba el gol”, recuerda.

Pero Bava asegura que el ‘Pistolero’ pudo revertir la situación por tener esa característica propia de los uruguayos, pero que en Suárez está multiplicada por 1000: el amor propio combinado con mentalidad ganadora.

“Esa es la diferencia que lo distingue a él con el resto, porque a su edad, seguro que otro chico se hubiera desanimado, porque no es fácil, ser con apenas 18 años, el delantero titular del club más grande de Uruguay. Con esa personalidad que tiene revirtió esa situación y nos guió al título”, contó el arquero.

Su primer gol como profesional llegó el 10 de septiembre del 2005. Después de ahí las fallas se volvieron unas escasas excepciones, se convirtió en un goleador de raza.

Pasó al Groningen holandés y marcó 15 goles en 37 partidos, luego se fue al Ajax, en ese mismo país, y anotó 111 tantos en 159 cotejos. Después hizo 82 en 133 compromisos con el Liverpool. Finalmente, en el Barcelona lleva 84 gritos y 44 asistencias en 94 juegos, un promedio sensacional.

Suárez llegó al Barsa en el 2014 en medio de una gran polémica... la Fifa incluso le había prohibido ingresar a los estadios después de que mordiera en el Mundial de Brasil a Giorgio Chiellini de Italia. 

Su contratación fue muy discutida, pero de nuevo apareció esa personalidad de acero que logró que en el Camp Nou no conciban ya a un Barsa sin los goles y sin el empuje de Luis Suárez, quien no se amilanó y llegó con la humildad necesaria como para entrar en el circuito de Lionel Messi,  Neymar, Iniesta y compañía.

“Luis es un hombre clave para nosotros, por su capacidad goleadora, pero también por su carácter y su personalidad”, afirma el técnico blaugrana, Luis Enrique.

En esta temporada grandiosa, el uruguayo ha marcado goles de cabeza, de volea, de remate cruzado y también algunos con un toque de delicadeza.

Además, los elogios hacia él no tienen ‘pinta’ de parar: “Es un animal, creo que ha hecho los méritos para ser considerado uno de los delanteros más importantes en la historia del fútbol uruguayo”, reconoce el atacante de Peñarol Diego Forlán. 

“Suárez es un jugador muy importante y estamos muy contentos con lo que ha logrado. Cada vez que viene acá, viene con algo conquistado. Su aporte es muy importante para nosotros”, sostuvo por su parte el ‘Maestro’ Tabárez, técnico de la Selección Uruguay, que de la mano de Luis espera conquistar la Copa América Centenario.

Mientras tanto, el goleador sigue tranquilo, con los pies en la tierra y pensando que, si él hace goles, es también por el aporte de sus compañeros en el Barsa. “Marco goles con el trabajo de todos... ellos se ponen a tocar y a mí me toca solo empujarla”.

En su año de ensueño, Suárez está tocando el cielo con sus goles y, más que nunca, tiene en mente la idea de que  peleará con argumentos el reconocimiento a mejor jugador del 2016.

Por la Copa del Rey

Este domingo, Barcelona y Sevilla disputarán el título de la Copa del Rey, en un partido que promete muchísimas emociones. 

El encuentro será a las 2:30 de la tarde en el estadio Vicente Calderón de Madrid. Los dos equipos llegarán a este partido con mucha motivación.  Barcelona viene de consagrarse como campeón de la Liga de España tras imponerse 3-0 en la última fecha frente al Granada.El equipo de Luis Enrique logró el título tras obtener 91 puntos, producto de su gran ataque, comandado por el uruguayo Luis Suárez, el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar.  Además, los ‘culé’ son los actuales campeones de la Copa del Rey, ya que el año pasado se la ganaron al Bilbao con una gran exhibición de Messi.  Por su parte, el Sevilla viene con la autoestima bien alta, porque el miércoles pasado se consagró por quinta vez en su historia —tercera  de manera consecutiva— como campeón de la Liga Europa, tras vencer con contundencia 3-1 al Liverpool de Inglaterra. El equipo andaluz se convirtió en el club que más veces ha ganado este certamen y por eso sus jugadores están más que motivados para jugar por el título de la Copa del Rey.  De seguro se verá un partido bastante parejo y con muchísimas oportunidades de gol.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad