Luis Hurtado, arquero del Deportivo Cali: "Aprendí a valorar las cosas"

Luis Hurtado, arquero del Deportivo Cali: "Aprendí a valorar las cosas"

Marzo 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango - Reportero de El País

Para Luis Hurtado, ser suplente no es igual a estar vencido.El joven arquero, figura ante el Caldas,piensa que ser el número dos lo ha hecho madurar.

Si lo que querés es jugar fútbol y tener continuidad sí o sí, hay muchas opciones. En la defensa, por ejemplo, puede que haya cupo, porque los equipos juegan con cuatro y hasta cinco futbolistas en esa posición. Pero si eso no te gusta, está la opción de ubicarte en la mitad y ser uno de esos que quita y reparte balones. Ahora, si lo que más deseas es protagonismo, también puedes ser uno de los dos o hasta tres delanteros que puede utilizar en club en la titular.

En definitiva, si tu apuesta es tener la certeza de que vas a jugar de seguido, elegí cualquiera de las posiciones anteriores, sin voltear a mirar la del arquero.  Porque en un once inicial, portero solamente hay uno. Sí. Ese que está ahí, solo, bajo los tres palos y a la merced de los disparos de  unos rivales que no tienen en mente nada distinto a fusilarlo. Además, si no sos titular, el banquillo de suplentes será tu única almohada de consuelo. ¿Quién quiere optar un camino así?

Pues Luis Hurtado, arquero del Deportivo Cali, lo eligió, pero decidió asumirlo de una manera distinta. Hace un año, el joven de 22 años es suplente del uruguayo Ernesto Hernández. Aunque ser el número dos y no tener tantos minutos le ha dolido bastante, él ha optado por verle el lado bueno a la situación y trabajar motivado para aprovechar las oportunidades que le brinden.

Prueba de esto fue el partido del domingo ante el Caldas, donde lo pusieron como titular y respondió de gran manera. Un día después de esta gran actuación, Hurtado habló con El País acerca de esta situación y de sus aspiraciones con la Selección Colombia.

Ser suplente es muy duro, porque uno siempre quiere jugar y demostrar que tiene condiciones para hacer las cosas bien. Pero en mi caso creo que han sido cosas de Dios, que por ejemplo me puso en el camino a una persona como Ernesto Hernández (arquero titular del Cali) que me ha enseñado muchísimo en lo personal y en lo profesional. No te niego que he pasado momentos duros, pero de todo hay que sacar lo bueno.

Uno siempre quiere tapar. He tenido momentos en los que le he pedido a Dios mucha sabiduría y tranquilidad para saber manejar eso. Y la verdad es que asumí eso y empecé a trabajar al 200 %. Mi familia y mi novia me han apoyado mucho en este proceso. Tuve la oportunidad de ir a varios equipos iniciando el año, pero al final decidí quedarme. 

Sí, gracias a Dios el cuerpo técnico ha depositado esa confianza en mí para estos partidos como ante Caldas. Yo siento que estoy preparado para estar ahí y responder en cualquier momento.

El liderazgo y la pasión que él siente por el fútbol, eso se ve reflejado en la cancha. También, el amor que siente Ernesto Hernández por su familia, todo en su vida gira alrededor de eso y le he aprendido mucho en ese sentido. Y lo he aprovechado.

Mucho, yo creo que todos los días crezco mucho en lo personal y en lo profesional. En lo futbolístico ahora está  claro  que debo tener más seguridad y confianza, y en lo personal aprendí a ser más persona y a valorar más las cosas.

Para nada, se siente más presión cuando no juegas. En mi caso siempre hago fuerza para que al equipo le vaya bien y no le hagan gol a Ernesto. Cuando miras el partido desde el banco, las cosas son mucho más difíciles.

Con todo el grupo de arqueros tengo una relación muy especial. Sobre todo con Ernesto, que, como te dije, ha sido una persona vital en mi crecimiento. Además, mis otros compañeros y la junta directiva del Cali me han apoyado bastante.

Yo creo que él es la persona que más sabe de mis fortalezas y debilidades. Eduardo me conoce desde hace cinco años y le gusta ver cómo he crecido y la madurez que he ganado con el paso del tiempo.

Es algo lindo y que es posible gracias al trabajo. En mi caso, yo hago procesos de Selección desde la Sub-15 y te estimula mucho que te tengan en cuando y que conozcan tus cualidades. Es bonito que te premien así. 

Si se me da cualquiera de estas posibilidades, sería un sueño para mí. Solamente el hecho de ponerme la camiseta de la Selección Colombia ya es un orgullo enorme. Sería fabuloso que me escogieran para cualquiera de estos eventos. Todo eso lo dejo en las manos de Dios, que se haga su voluntad. Uno quiere cosas y las sueña, y trabajo para eso. Ya la última decisión la tomará el cuerpo técnico.

Consolidarme como arquero titular del Deportivo Cali, volver a ser campeón y ser llamado a la Selección de mayores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad