Luis Bedoya: más luces que sombras al frente de Colfútbol

Noviembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Luis Bedoya: más luces que sombras al frente de Colfútbol

Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

La gestión de Luis Bedoya durante nueve años como presidente de la FCF es más positiva que negativa. Consolidar económicamente la entidad y varios objetivos deportivos, entre sus logros. Tiene fracasos en algunas selecciones.

La sorpresiva renuncia de Luis Bedoya como presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, aparentemente por 'problemas personales', como adujo el dimitente directivo en un comunicado, hace pensar que el hombre que manejó las riendas del fútbol colombiano a nivel internacional durante nueve años se va de la entidad por la puerta de atrás.

Sin embargo, a la hora del balance final sobre su gestión, los logros podrían ser más positivos que negativos en un cargo que depende mucho de lo económico, pero también de lo deportivo.

Bedoya llegó a la Federación en el 2006 como reemplazo del vallecaucano Óscar Astudillo, quien después de cumplir su periodo como presidente dio un paso al costado.

Desde ese momento, al dirigente que llegaba de manejar durante varios años la Dimayor, entidad donde hizo gran parte de su carrera, le tocó afrontar numerosos eventos con las diferentes selecciones, entre ellos las eliminatorias a los mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, y las Copas América del 2007, 2011 y 2014.

Los resultados de la Sub 20 también sirvieron para medir su gestión como máximo directivo.

El funcionamiento administrativo fue otro reto. A continuación, los logros y fracasos de Bedoya en la Federación.

Luis Bedoya asumió en el 2006, en medio de la fallida clasificación para el Mundial de Alemania.

Desde ese momento el dirigente risaraldense, que llegaba de ser Presidente de la Dimayor, empezó un trabajo que lo mantendría durante nueve años al frente de la Federación, alcanzando muchos éxitos en lo deportivo y en lo económico.

Una de sus primeras gestiones fue garantizar el trabajo de las diferentes selecciones nacionales que debían cumplir variados compromisos tanto en la Sub 17, la Sub 20 y la mayores.

La Sub 17 fue una de las que más alegrías le dio al comienzo al clasificarse a los mundiales del 2007 y 2009.

En la categoría Sub 20 también se alcanzaron buenos dividendos, clasificando a los tres últimos mundiales: 2011, 2013 y 2015, llegando en uno de ellos a los octavos de final y en otro a los cuartos de final.

La Selección mayores también reportó muy buenas alegrías, con su clasificación al Mundial de Brasil 2014 y una participación histórica al alcanzar por primera vez los cuartos de final de un certamen de esta envergadura.

Pero antes de ese logro, y cuando las Eliminatorias apenas comenzaban, Bedoya decidió dar un timonazo para enderezar el rumbo del equipo al contratar a un técnico de experiencia como el argentino José Pékerman.

De entrada hubo empatía entre el veterano adiestrador con sus jugadores y la afición, lo que redundó en una gran campaña y en una importante clasificación.

Bedoya no se quedó quieto y junto con su Comité Ejecutivo lucharon por conseguir la sede del Mundial Sub 20, que al final se hizo en el 2011 con resultados muy buenos en cuanto a asistencia de aficionados a los diferentes estadios.

Otro Mundial que consiguió Bedoya para Colombia es el de Futsal que se llevará a cabo el próximo año en Cali, Bucaramanga, Medellín e Ibagué.

En lo administrativo, Bedoya abrió las puertas de la Federación y de la Selección para nuevos patrocinadores y no uno como se tenía desde hace años.

A la entidad llegaron más de diez empresas que con su millonario aporte garantizaron estabilidad y trabajo en las diferentes selecciones nacionales. Una de ellas fueron las diferentes selecciones femeninas, que participaron en torneos suramericanos y mundiales.

Con las arcas llenas, la Federación construyó una moderna sede deportiva en Bogotá, con canchas reglamentarias, habitaciones y espacio para la recreación, y es allí donde se concentran todas las selecciones Colombia.

En Barranquilla también comenzó la construcción de otra sede que servirá de alojamiento para el equipo de mayores previo a sus partidos de la eliminatoria.

Son varios los fracasos o los puntos negativos que se dieron en los nueve años de Luis Bedoya como presidente de la Federación.

El primero, que fue muy criticado, estuvo en haber cortado el proceso que venía adelantando Reinaldo Rueda como técnico de la Selección, a la que llegó como bombero para apagar el incendio dejado por Francisco Maturana, después de un pésimo inicio de Eliminatorias para el Mundial de Alemania 2006.

Rueda logró conformar y levantar un buen equipo, hasta el punto de llevarlo muy cerca de la clasificación.

Sin embargo, ese buen trabajo fue cortado por Bedoya, quien decidió cortar el proceso para nombrar en el cargo a Jorge Luis Pinto.

Otro punto negativo precisamente fue la cambiadera de técnico; en su etapa como presidente pasaron por la Selección Reinaldo Rueda, Jorge Luis Pinto, Eduardo Lara, Hernán Darío Gómez, Leonel Álvarez y ahora José Pékerman.

El combinado de mayores le deparó varios fracasos: la no clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010 fue la más dolorosa para el país futbolero.

Pero también están las pobres actuaciones del equipo nacional en las Copas América del 2007 (Venezuela), 2011 (Argentina) y 2015 (Chile), donde Colombia no fue capaz de llegar a instancias decisivas, acorde con la plantilla que presentó en esos torneos.

Otro punto que fue muy criticado porque el directivo nunca lo aclaró, fue el millonario contrato con José Pékerman y sus colaboradores.

Se dijo que la Federación había arreglado con el timonel una cifra altísima, cercana a los 4 millones de dólares por temporada.

La Selección Sub 17 fue otra de las que le entregó malas noticias al no clasificarse para los mundiales del  2013 y 2015.

El lunar en el fútbol femenino se lo produjo Daniela Montoya, integrante de la Selección, quien denunció que la Federación no les había pagado el premio prometido por haber clasificado y participado en el Mundial que se hizo este año en Canadá.

Su etapa final en la Federación se vio salpicada por los escándalos de corrupción que denunció el fundador de Traffic, al afirmar que sobornó a todos los miembros de la Conmebol, de la cual Bedoya era integrante por su condición de presidente de Colfútbol, para lograr los derechos de transmisión de varias Copas América.

Se dijo incluso que el dirigente colombiano habría recibido cerca de 7,5 millones de dólares en la repartición por haber cedido a esa empresa los derechos de la televisación de los partidos internacionales organizados por la Conmebol.

En detalleLuis Bedoya llegó a la Federación Colombiana después de pasar como presidente de Dimayor.Llegó al cargo en Colfútbol elegido por las ramas profesional y aficionada del fútbol colombiano.El dirigentecumplía su tercer periodo en la entidad; había sido reelegido el año pasado y su nueva etapa comenzó en agosto del año pasado e iba hasta el 2018.Tras la renuncia de Nicolás Leoz a la presidente de la Confederación Suramericana de Fútbol, Bedoya sonó fuerte para reemplazarlo.Sin embargo, el directivo colombiano declinó el ofrecimiento y se mantuvo como vicepresidente de esa entidad, siendo un hombre de confianza del actual presidente, el paraguayo Juan Ángel Napout.A nivel Fifa, Bedoya también tenía un cargo importante y mantenía buenas relaciones con el presidente Joseph Blatter.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad