DEPORTES

Los Serna Camero: una familia de armas tomar

Junio 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS - Reportero El País
Los Serna Camero: una familia de armas tomar

Esta es una parte de la familia Serna Camero. Óscar, el padre, es entrenador; Patricia fue deportista y Cindy Tatiana les siguió los pasos, lo mismo que Nicolás. Faltan Vanessa y Duván, quienes estaban fuera de Cali.

Esta familia vallecaucana lleva 38 años en este deporte. La generación comprende a padres e hijos, y los nietos quieren seguir el camino.

Esta singular historia comenzó en la intensidad de las jornadas diarias, cuando ella buscaba convertirse en una de las mejores deportistas de la modalidad de florete en la esgrima nacional. Él, mientras tanto, nunca se imaginó que terminaría enamorado de su alumna, a la que todos elogiaban su escultural cuerpo.Así se fraguó el amor entre Patricia Camero y Óscar Serna —su entrenador—, detrás de quienes se formó una de las familias más estables de esta disciplina en el país, una familia de armas tomar.Desde allí han pasado 38 años. Él se inició muy niño, aprovechando la cercanía del Coliseo El Pueblo con el barrio Siloé, donde residía. Hubo una exhibición de esgrima en Colegio Eustaquio Palacios y su hermano William lo invitó a verlo. A Óscar le gustó y se quedó unos años, fue campeón nacional prejuvenil, pero descubrió que lo suyo era formar deportistas. Lo último que ganó fue una medalla de bronce en los Juegos Nacionales de 1996 en Bucaramanga.Patricia realizaba sus entrenamientos los sábados en la mañana al mando de Marino Vidal, pero, por una sugerencia del técnico aumentó sus rutinas al resto de la semana y fue allí cuando llegó a manos de Óscar, quien gustoso aceptó el reto.“Cuando empecé a acompañarla en su preparación solo éramos amigos, luego nos hicimos novios y duramos cuatro años, hasta que nos casamos y ya completamos 27 años de feliz matrimonio”, dice el jefe del hogar con una amplia sonrisa. “Gracias a Dios, es uno de los regalos que el deporte me ha dado”, agrega con satisfacción.Entonces, la generación empezó a ampliarse. Hace 26 años nació Vanessa, medallista de oro con el Valle en Juegos Nacionales 2004 y 2008. Óscar y Patricia la dejaban a un lado de la sala de prácticas mientras cumplían con las sesiones, pero muy pronto la familia se amplió con Duván, quien también creció en medio de las armas. Campeón de Juegos Nacionales 2008, actualmente es subteniente y director de un CAI en Cartagena, aunque cuando lo solicitan las Fuerzas Armadas debe estar a disposición. La menor es Cindy Tatiana, próxima a cumplir los 21 años. En la categorías prejuvenil y juvenil se ha colgado varias medallas. Se fue en el 2009 al Ejército a hacer carrera de oficial y por un problema de salud tuvo que retirarse, después de ganar medallas en espada y florete.Atrás vienen dos nietos. Nicolás, hijo de Vanessa, quien con 5 de edad años ha mostrado su gusto por este deporte. Dicen que prácticamente desde que aprendió a caminar, por naturaleza ya se paraba en posición de guardia. Y Santiago, hijo de Cindy, de 2 años, también coge constantemente el florete, el arma que los apasiona a todos. Frases "En el Valle del Cauca la esgrima tenía esa característica de tener familias que practicaban el deporte. Hoy en día los niños se dedican más al nintendo y a otras cosas”, Óscar Serna - entrenador."Nosotros como familia nos hemos integrado mucho, el deporte ha sido una buena forma de compartir y hablar mismo idioma, no fue nada impuesto por nosotros“, Patricia Camero - esposa de Óscar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad