Los jugadores ‘pilos’ del América de Cali y Deportivo Cali

Los jugadores ‘pilos’ del América de Cali y Deportivo Cali

Marzo 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
DIANA CAROLINA HERNÁNDEZ- El País
Los jugadores ‘pilos’ del América de Cali y Deportivo Cali

Los jugadores Julio César Ortiz y Andrés Felipe Cadavid realizan sus estudios de educación superior.

El fútbol no es para toda la vida. Con esta filosofía, los jugadores Julio César Ortiz del América y Andrés Felipe Cadavid del Deportivo Cali realizan sus estudios de educación superior.

El fútbol no es para toda la vida. Con esta filosofía, los jugadores Julio César Ortiz del América y Andrés Felipe Cadavid del Deportivo Cali realizan sus estudios de educación superior.‘Hijo de tigre sale pintado’, o más bien, ‘sobrino de tigre salió pintado’, analogía que se acopla muy bien a Julio César Ortiz, familiar del afamado exfutbolista de la Selección Colombia Willington Ortiz.Rapidez e inteligencia con el balón son algunas de las semejanzas que Julio César comparte con su tío. Pero el lateral americano no solo heredó de Willington la habilidad dentro de las canchas, también su inteligencia fuera de ellas.“Mi tío siempre fue mi inspiración, mi ejemplo a seguir, él siempre me dijo que antes de ser futbolista, debía ser persona”, recuerda el joven deportista.Y esta filosofía fue emprendida por el defensa escarlata, que decidió complementar su práctica futbolística con los estudios universitarios, valor agregado que, según él, lo hace un profesional más completo.“El fútbol siempre estuvo presente, me viene en la sangre, pero a pesar de eso, mi familia siempre me inculcó que debía ser una persona íntegra, preparada y aterrizada, ser alguien que pensara en el futuro, por ese motivo cuando estaba en Bogotá tomé la decisión de estudiar”.En aquel momento, Ortiz llevaba varios años jugando con las divisiones menores del Millonarios, equipo donde terminó de formarse, para luego llegar al América a probar suerte.“En Millos estuve cuatro años, ahí aprendí mucho, tuve un gran proceso, pero decidí probar suerte en casa, y el América me recibió muy bien y me dio la oportunidad de medirme como jugador”, señala el lateral.Es así como Ortiz llega a la capital vallecaucana y elige fusionar el fútbol y el estudio, por lo cual decide inscribirse en el programa de Contaduría Pública, en la Universidad Libre de Cali. Desde ese momento, Ortiz es seducido por el mundo de los números, las fracciones y ecuaciones, las cuales se abrieron paso en la agitada vida de este joven futbolista. “Todo ha sido de mucha dedicación, normalmente tengo que sacrificar espacios muy pequeños que tenemos para descansar, para hacer trabajos o leer fotocopias que dejan los profesores”, dice Julio César.Pero el verdadero reto del lateral izquierdo del equipo americano se vio reflejado al ser ascendido al equipo profesional, situación que le dio mucha alegría, pero que comprimió el tiempo de dedicación a sus estudios.Julio César debutó el 28 de marzo de 2011, día en el que América enfrentó a Envigado. El lateral tuvo una buena calificación en el encuentro. En la actualidad, Ortiz es uno de los jugadores de primera línea del América, equipo que se ubica en la cuarta posición del Torneo Postobón, a solo tres puntos del líder Universidad Autónoma.La participación de Julio César en el equipo titular ha sido importante, puesto que se ha acoplado bien al equipo y, sobre todo, no ha bajado su rendimiento físico, futbolístico, ni académico, a pesar de que se encuentra en el último semestre de su carrera.“Actualmente los profesores me colaboran mucho, son flexibles y me corren en ocasiones la fecha de entrega de los trabajos”, menciona Julio.Este joven, al que su mamá le ‘decomisaba’ el balón para que terminara sus tareas, sueña con terminar su carrera de Contaduría Pública y llegar algún día a ponerla al servicio del fútbol.“Cuando me retire del fútbol me gustaría unir estos dos gustos, siendo, no sé, empresario de este deporte en Colombia”, afirma el zurdo.Julio César, de 22 años de edad, tiene muy claro lo que quiere en la vida, y a pesar del sacrificio que ha tenido que hacer para llegar hasta donde está ahora, sabe muy bien que los frutos se verán en el futuro. “Soy consciente de que en cualquier momento puedo tener una lesión que cambie todo, por eso es importante tener una segunda opción por si esto llega a suceder”, dice el zaguero rojo.Julio César tiene a sus espaldas el apellido Ortiz, que le brindó muchas alegría al fútbol colombiano, y el cual tendrá que dejar en alto, conservando la humildad y la entrega dentro y fuera de la cancha, valores que siempre demostró su gran maestro y tío, Willington Ortiz.Andrés Cadavid, un periodista en formación “El estudio es otra forma de vida”. Así es como Andrés Felipe Cadavid, defensa titular del Deportivo Cali, asume su gusto por el balón y los libros. Este antioqueño de 26 años de edad combina el deporte con los estudios de Comunicación Audiovisual, situación un poco inusual en los que practican el fútbol profesional.Desde muy temprana edad tenía claro que quería ser futbolista, sueño que, según él, “es transmitido en Medellín de forma cultural, ya que es una tierra de títulos, de grandes jugadores que han marcado la historia futbolística del país”.“Yo sabía que algún día sería futbolista. Cuando recibí mi primer par de guayos y mi uniforme en el torneo Pony Fútbol, me pareció increíble, pensé que ya era jugador profesional”, dice.Pero a pesar de ese amor por el fútbol, Andrés Felipe se sintió seducido por los libros y la educación, gusto que siempre ha estado presente en su vida y que lo llevó a sacar las mejores calificaciones en su época estudiantil. “En el colegio me iba muy bien, para mí el estudio y el fútbol siempre fueron mis prioridades”.Su talento educativo se vio recompensado al ganar uno de los cupos para estudiar en la Universidad de Antioquia, en la que inició la carrera de Administración de Empresas, pero la cual suspendió debido a un largo paro de la institución educativa. “Del colegio fuimos seis los que ganamos cupo para la universidad pública, pero el paro de nueve meses me desanimó para continuar mi carrera”, recuerda.En esa época, Andrés Felipe jugaba en la segunda división del fútbol colombiano con Bello, equipo en el se mostró por primera vez. Era tal su amor al estudio, que a los cinco meses de paro, Cadavid decidió entrar al Politécnico en la capital antioqueña, donde se inscribió a Comunicación Audiovisual, carrera que siempre le había atraído.En aquel momento el defensa 'paisa' jugó fútbol aficionado en Ferroválvulas, equipo que le ayudó a tomar más confianza para ir a probar en el Atlético Huila. “Este fue un momento decisivo, dejé mis estudios para irme al Huila, ahí encontré una gran oportunidad y fue una experiencia importante”.Fue entonces cuando Andrés Felipe se dio cuenta de que su sueño de jugar fútbol profesional no estaba lejos, ya que el técnico Javier Álvarez lo puso a debutar en la primera división con el club 'opita'. Después de año y medio, Cadavid regresó a Medellín, donde reanudó sus estudios universitarios, los cuales se vieron interrumpidos cuando el jugador fue contratado por Patriotas, equipo de la segunda división.“En Patriotas me fue muy bien, ahí jugué como lateral izquierdo, posición en la que nunca había actuado, pero en la cual me sentí cómodo”, asegura el jugador.La campaña con Patriotas fue fructífera, ya que fue señalado como el mejor lateral de la B, lo que le sirvió para que el América lo fichara como jugador. Al llegar a la capital vallecaucana decidió pedir un traslado a la Universidad Santiago de Cali, donde ligaría sus estudios universitarios y los alternaría con el fútbol.Ya son casi seis años los que le ha dedicado el defensa a su carrera universitaria, tiempo que ha alternado entre su sus viajes, concentraciones, entrenos y partidos. “En ocasiones hay clases a las que no puedo ir, trabajos o fotocopias que no puedo leer, pero con esfuerzo y dedicación todo se puede”, dice el zaguero.En la actualidad, el antioqueño está en séptimo semestre, y a pesar de que juega con el Deportivo Cali, equipo que lo presentó como una de sus nuevas caras del torneo apertura 2012, no cree que el ser futbolista profesional se convierta en un impedimento para estudiar. “El fútbol no es para toda la vida, hay que saber cuidar la plata, ojalá los compañeros terminaran al menos el bachillerato”.El central, que se consolida en la defensa azucarera, sueña con terminar su carrera e incursionar algún día en la postproducción 3D, oficio que aunque es lejano del fútbol, para él se convierte en otra opción de vida.Otros ‘pilos’El estudio es un complemento para la vida futbolística. Estos son algunos de los jugadores del país que también son o buscan ser todos unos ‘pilos’.James Rodríguez. Actualmente esta en primer semestre de Ingeniería Industrial, en la Universidad UNAD.Edwin Congo. El exvolante del Real Madrid y actual jugador del Paiporta de España hizo carrera de odontologíaVictor Marulanda. Exdefensa y expresidente del Nacional, se graduó en Ingeniería Industrial.Juan Diego González.Defensa antioqueño que tuvo sus inicios en el Envigado. Actualmente es médico y zaguero del recién ascendido Patriotas.Francisco Maturana. Es odontólogo, exfutbolista, exdirector técnico la Selección Colombia y ha sido miembro asesor de Fifa. En la actualidad es entrenador del club árabe Al-Nassr.Frases "Mi tío siempre me dijo que antes de ser futbolista soy persona”. Julio César Ortiz - Lateral izquierdo del América.“La carrera de futbolista no durará toda la vida, por eso es importante estudiar”. Andrés Felipe Cadavid - defensa central del Deportivo Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad