Los Juegos Nacionales tocaron fondo

Los Juegos Nacionales tocaron fondo

Octubre 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Filiberto Rojas Ferro, Colprensa- El País
Los Juegos Nacionales tocaron fondo

Obras en los escenarios de los XX Juegos Nacionales en Ibagué.

Los problemas que presentan las sedes de los Juegos 2015, también estuvieron presentes en ediciones del pasado.

Los Juegos Nacionales 'Carlos Lleras Restrepo' Tolima-Chocó 2015 han presentado diferentes inconvenientes en su organización, dándoles continuidad a las ediciones recientes de las justas que ya habían tenido problemas en San Andrés (2008), Montería, Cauca y Cúcuta (2012), pero que ahora parecen haber tocado fondo.  Y es que las máximas justas deportivas del país recibieron el nombre de Carlos Lleras Restrepo en homenaje al presidente de la República que se la jugó por hacer bien los Juegos de, particularmente, Ibagué en 1970, cuando sacrificó su vitrina de estar en la inauguración, por el bien de las justas.  Los Juegos fueron movidos varios años porque Ibagué no tuvo la capacidad de hacerlos, así que la fecha establecida fue en julio de 1970, para que Lleras Restrepo los pudiera inaugurar antes de entregar su mandato en agosto. Sin embargo, los escenarios no estaban a tiempo y Lleras Restrepo tomó la decisión de moverlos para noviembre, sacrificando su presencia en la inauguración, con el propósito de hacerlos de la mejor forma. Por eso los Juegos llevan su nombre.  Y la historia se repitió 45 años después, en la misma sede, pero por temas extradeportivos fue imposible postergarlos en el tiempo, generando un caos de todo tipo para poder cumplir en la fecha establecida. El caosUna vez finalizados los Juegos del 2012, inició la organización de las justas de Tolima y Chocó, pero solo los dirigentes del primer departamento fueron a recibir la bandera. Chocó no tenía conocimiento y no estuvo en el acto oficial, primer paso en falso de una organización que en ese momento no tuvo director designado. La siguiente noticia que afectó el buen proceso fue la fecha. Habitualmente los Juegos se hacen cada cuatro años, pero esta edición se adelantó uno, del 2016 al 2015, una reducción en el tiempo que daba un menor margen de error para cumplir con la construcción y remodelación de escenarios.   Para 2014 se dio apertura a la presentación de los diseños de los escenarios, que por inexperiencia de las regiones quedaron mal hechos y tuvieron que volver a hacerlos, ya con pérdida de tiempo significativa, porque terminaba el 2014 y no habían empezado obras. El primer deporte que cambió de sede fue el atletismo, que pasó de Quibdó a Cali, porque ni siquiera intentaron construir el escenario, no había tiempo y así Coldeportes y el gobierno local sacrificaron un escenario que no le vendría mal a una región con prototipo ideal para el deporte base. Recién iniciando el 2015, en febrero, a nueve meses de los Juegos, Fabio Ramírez fue designado director, así como lo hizo hace tres años, cuando fue nombrado solo tres meses antes de las justas, que también tuvieron problemas, tal vez no tan graves como en Chocó y, sobre todo, Ibagué.  Cuando faltaban tres meses para los Juegos, y las obras del Parque Deportivo de Ibagué no avanzaban, Coldeportes anunció que seis deportes salían de la Ciudad Musical: bolo, sóftbol y tejo viajaron a Cali, patinaje carreras a Antioquia, squash a Bogotá y BMX, con Mariana Pajón a bordo, para Ubaté, en Cundinamarca.  El lunar de los Juegos Y como el principal caos fue en Ibagué, Andrés Botero explicó lo que, piensa, generó todo: “Los Juegos sufrieron en Ibagué por demoras en la presentación de los proyectos, demoras en trámites internos, permisos, en la decisión de tumbar o no el velódromo antiguo, en fin, una serie de problemas que se presentaron”.  Pero para Botero el principal error fue “porque se le entregaron las obras de cinco escenarios a un solo consorcio, Coldeportes no estuvo de acuerdo, manifestamos que debería ser un contratista por obra y el alcalde, finalmente, le entregó todas las obras a un solo contratista, y luego lo recargaron con tres obras más, para ocho que dificultan la entrega a tiempo de los escenarios”. Por eso Botero agregó que “fueron muchas cosas que hacen que el Parque Deportivo de Ibagué sea el lunar de los Juegos, porque los otros escenarios van bien, estadio, coliseo y piscinas, de resto las otras ciudades van bien, dentro de 10 días empezaré a recibir escenarios para comenzar a llevar la implementación deportiva”. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad