Los encantos de Cali, sobre la pista

Los encantos de Cali, sobre la pista

Diciembre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
MARCO ANTONIO GARCÉS / Reportero El País

Ciclistas extranjeros disfrutan del clima, la salsa y la belleza de las mujeres.

En medio de los arduos entrenamientos para encontrar la puesta a punto a un día del comienzo de la 'II Parada de la Copa Mundo de Pista', los pedalistas y técnicos internacionales no dejan de alabar las bondades del clima, el calor de la gente y del velódromo de Cali, la belleza de sus mujeres y el ya reconocido ritmo de los bailarines de salsa locales.Varios de ellos incluso han dejado ver sus progresos en el baile, como el campeón mundial de velocidad Gregory Baugé, quien atribuye la facilidad de sus movimientos a haber nacido en la isla de Guadalupe (Francia).“Me gusta bailar bachata y salsa, ritmos que me alegran la vida cuando vengo a Colombia; pero también me sorprende lo lindas que son las mujeres de esta ciudad”, dice Baugé, quien sobresale en la delegación francesa por portar la camiseta blanca de la UCI que identifica a los campeones orbitales.Otra pedalista que está feliz en tierras vallecaucanas es la canadiense Tara Whitten. “Quiero mucho a Cali, es la tercera vez que vengo y aquí disfruto de la música, el calor de la ciudad y el cariño de la gente. Me encanta la salsa, pero no tengo el ritmo”.Con una sonrisa plena manifiesta que le encantan la ciudad, el ambiente de la gente y el Velódromo 'Alcides Nieto Patiño', escenario que le gustaría tener en Canadá.Entre tanto, la española Helena Casas no disimula su emoción de estar por segunda vez en Cali, ciudad de la que admira la alegría que transmite su gente. “En España, en el verano, se tiende a ser más abiertos, pero no tanto como acá”, afirma.Dice que baila un poco de salsa y bachata, pero está dispuesta a soltarse más estando en la capital mundial de la salsa. De hecho, no se pierde los videos de este ritmo que pasan en su país.Edoardo Salvoldi, mánager de la selección Italia, quien completa su séptima visita a Cali, dice: “siempre nos hemos sentido bien en Colombia, es una parada muy bien organizada y cada año siempre esperamos estas fechas para venir”.El entrenador coincide en que la pista es muy rápida, por lo que su equipo habitualmente ha logrado muy buenos resultados. También deja claro que es una de las pocas paradas de la Copa Mundo que reúne tanto público en las graderías.“En otras partes del mundo no hay ese calor que existe acá, por eso a los ciclistas les gusta competir con tanta gente, es una motivación extra”. Salvoldi considera que es más cómodo para un pedalista europeo venir a Colombia, que para uno de clima templado rodar en el Viejo Continente.“No sé bailar salsa, creo que es algo que se debe aprender con tiempo, desde joven; para nosotros es bonito verlo, pero difícil aprenderlo”, agrega.Italia tiene fincadas sus esperanzas en el grupo femenino, en el que se destaca la campeona mundial de ruta Giorgia Bronzini, quien participará en la prueba por puntos.Otro ejemplo de la buena imagen que tiene la capital del Valle fue la reacción del alemán y campeón mundial Robert Forstemann, quien rompió en llanto cuando le dijeron que no podía viajar a Colombia por una fuerte virosis que le produjeron las bajas temperaturas que se presentan actualmente en Europa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad