Los colombianos en la vitrina Argentina

Los colombianos en la vitrina Argentina

Agosto 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Los colombianos en la vitrina Argentina

Carlos Carbonero y Teófilo Gutiérrez fueron presentados como nuevos jugadores de River Plate.

Los futbolistas colombianos aprovechan la enorme publicidad que da la liga gaucha para mostrarse y buscar el salto al balompié europeo.

“Teo eligió River porque sabe que la vitrina que da el equipo y el fútbol argentino no la tiene en México. Acá lo ven más”.La frase cargada de mucha ironía salió de boca de Ramón Díaz, el flamante técnico del equipo 'millonario', la semana pasada después de uno de los entrenamientos en el estadio Monumental.Ramón, como lo llama la prensa argentina, tenía razón. Cuando River y Cruz Azul estaban en pleno tira y afloje por el delantero colombiano, Teófilo soltó la frase que en el equipo mexicano entendieron como su verdadero sentir: “en Cruz Azul estoy bien, pero River te da más vitrina”.Precisamente esa vitrina es lo que hace que los jugadores colombianos vean el fútbol argentino como el trampolín ideal para dar el salto a Europa.“Recordemos que eso pasó con Juan Pablo Ángel, con Mario Yepes, Giovanni Moreno y Falcao García”, dijo un empresario colombiano que pidió la omisión de su nombre y que trabaja a la par con agentes argentinos ubicando precisamente futbolistas nacionales en ese país.Para el presente torneo gaucho, que comenzó hace unas semanas, la cuota colombiana se mantiene.Algunos incluso llegaron a Argentina con el fin de darle un impulso a su carrera, como sucedió con el volante vallecaucano Javier Reina, quien dejó el balompié coreano para fichar por el modesto Olimpo de Bahía Blanca.“Resigné muchas cosas como lo económico para buscar otro aire; yo sé que en Argentina si todo se me da en lo futbolístico puedo aspirar a cosas mejores, incluso a la Selección Colombia”, aseguró Reina.La publicidad que da el balompié gaucho es tan grande que el delantero paisa Santiago Montoya, desconocido en el fútbol colombiano, llegó sin mucho ruido y a una prueba al modesto All Boys y en un año aprovechó ese escaparate para darse a conocer.Hoy es jugador del Vasco da Gama de Brasil, que le pagó al equipo argentino casi dos millones de dólares por el colombiano.“En Argentina hay que aprovechar la oportunidad; yo llegué a All Boys porque un amigo me dijo que estaban probando jugadores, por fortuna convencí y muy rápido la gente me conoció”, dice Montoya.El caso del delantero vallecaucano Duván Zapata es otro que explica lo que significa jugar en aquel país.Fue cedido por América a Estudiantes y allá, con sus goles y su enorme físico, se abrió un espacio importante en la élite. Hoy se lo pelean clubes de Inglaterra, España e Italia, que ponen casi siete millones de euros sobre la mesa por sus derechos.Como Montoya y como Duván, pero también como Teófilo, otros futbolistas colombianos esperan ansiosos que se les de la posibilidad de mostrarse en el fútbol argentino.Ellos saben que el país de Maradona y Messi es el trampolín ideal no solo para darse a conocer, sino para dar el gran salto al fútbol europeo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad