Los árbitros rebosaron la Copa América

Julio 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francisco Henao Bolívar- Enviado Especial a Chile
Los árbitros rebosaron la Copa América

El árbitro Sandro Ricci le sacó tarjeta roja a Cavani en el duelo Uruguay- Chile, pero no amonestó a Jara tras incitar el acto.

Las malas actuaciones de los encargados de impartir justicia, algunas con tinte localista, le han quitado brillo a la Copa América.

Los llamados “hombres de negro” han sido el blanco de las críticas en la Copa América.

El torneo comenzó justo cuando en Argentina estalló un escándalo que involucra al fallecido presidente de la Asociación Argentina de Fútbol, Julio Grondona, y al árbitro paraguayo Carlos Amarilla, con el instructor arbitral de la Conmebol de por medio, el señor Carlos Alarcón.

El ruido que produjo el haber salido a la luz pública unas grabaciones en las que se pide un favor arbitral, parece que puso nervioso a más de un colegiado acreditado en la actual edición de la Copa América.

Las decisiones  localistas, el anular o validar jugadas en posiciones dudosas, el expulsar jugadores de manera injusta y el sacar las tarjetas, sobretodo las amarillas, solo para un bando, dependiendo del peso del equipo, son algunos puntos que aún se debaten en todas las ciudades donde se juega el torneo más viejo en el mundo a nivel de selecciones.

El arbitraje que rebosó la Copa fue el que se jugó el 24 de junio en el estadio Nacional entre Chile y Uruguay, por los cuartos de final.

Esa noche Sandro Ricci, el brasileño, tuvo una desastrosa actuación, redondeando su amargo trabajo con la expulsión de Edison Cavani, quien recibió una agresión del chileno Gonzalo Jara.

La polémica no se hizo esperar. “Es inaudito que un árbitro nos expulse a un jugador que ha sido agredido por un rival. Nos saca al nuestro, y al agresor lo deja en la cancha. Eso no lo entiende nadie”, fue lo que atinó a decir esa noche Óscar Tabarez, el técnico de Uruguay.

Después de esa acción, en el ambiente quedó la sensación de que los arbitrajes estaban favoreciendo a Chile por su condición de local.

Apreciación que tomó más fuerza el lunes en la noche con la ligera expulsión del peruano Carlos Zambrano y la validación del primer gol de Eduardo Vargas en claro fuera de lugar.

“Muy bien Perú. Ganó Chile jugando con 12, 11 de rojos y el comodín vestido de negro jugando para ellos”, escribió en su cuenta de twitter el ex delantero de la selección uruguaya, Javier Chevantón.

“Un papelón lo del árbitro venezolano Jorge Argote. Ganó Chile con un gol en fuera de lugar”, dijo el relator argentino Leonardo Gentilli después del juego del lunes pasado contra Perú.

Las malas decisiones de los jueces ha generado inquietud incluso en varios técnicos. Gerardo Martino, timonel argentino y quien derrotó a Paraguay y consiguió su paso a la final, dejó sentada de una vez su posición por si algo llegase a ocurrir en contra de su equipo.

“A estas alturas me preocupan más ciertos arbitrajes que los rivales”, sentenció el ‘Tata’.

Pero no solo esas actuaciones dudosas generaron polémica. Los brasileños atacaron con dureza al chileno Enrique Osses después del duelo ante Colombia por la expulsión de Neymar y por dejar imperar el juego brusco de los cafeteros.

Igual hicieron los argentinos en contra del mexicano Roberto García, quien dejó de expulsar mínimo a un jugador colombiano por reiteradas faltas.

A la Copa se le acaban los días - el sábado será la final -, pero seguramente la polémica seguirá por muchos días más debido a los pésimos arbitrajes que han sido definitivos en algunos partidos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad