¡Locura por Ronaldinho en Medellín!

Abril 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Wilson Díaz - Colprensa - El Colombiano
¡Locura por Ronaldinho en Medellín!

Ronaldinho, estelar del Atlético Mineiro de Brasil, durante un entrenamiento en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.

El show de magia de Ronaldinho, esta vez con el balón en sus pies, continuará la noche del miércoles en el Atanasio.

Cuando la figura de camisa blanca, pantalón negro, gafas y gorra oscuras apareció por la puerta de vuelos internacionales del aeropuerto José María Córdova, los fans enloquecieron. "Ronaldinho, Ronaldinho...", gritaba la multitud que se abalanzó sobre él en busca de fotografías y autógrafos, con poca fortuna.Había gente con camisetas de Gremio, Milán, Barcelona, Mineiro y de la Selección de Brasil, equipos en los que el mediocampista estampó su talento y magia.Dinho, con su sonrisa permanente, levantaba las manos y agradecía los gestos de cariño y admiración. La escolta logró alejarlo de los hinchas y en menos de un minuto ya estaba en el autobús, en el que se sentó y corrió la cortina para, desde allí, repartir besos y saludos a una masa emocionada."Ese ha sido mi ídolo toda la vida, crecí viéndolo jugar, es el mejor de este siglo", decía emocionado Santiago Peña, un muchacho que en compañía de Julián Arango y Sebastián Ruiz tomaron un bus en Medellín a las 6:00 de la mañana para subir hasta Rionegro a recibir al brasileño, considerado por muchos "un dios", como lo expresaron en una pancarta.Andrés y Vanessa Echeverri, David Gómez, y otros compañeros llegaron al aeropuerto desde el lunes por la noche y soportaron el frío del Oriente para darle la bienvenida. Andrés, hincha furibundo de Nacional, se mostró optimista de un triunfo el miércoles, pero también hace fuerza por "un gol de Ronaldinho".Cuando supo que Mineiro venía a Medellín, David Peralta le pidió a su papá, pintor, un cuadro del astro brasileño y le entregó una foto del larguirucho jugador a los 8 años de edad. El martes se puso la camiseta de Colombia y, con el cuadro que en la parte posterior tenía un mensaje de gratitud y buenos deseos en el Mundial de Brasil "para el mejor 10 de la historia", se hizo notar entre la multitud hasta que Ronaldinho le pidió que subiera al auto.La escolta no le permitió ingresar, pero el cuadro hecho a lápiz y enmarcado en vidrio sí llegó a las manos del Dinho que luego y, a través de la ventana, posó para la foto que David se llevó feliz para su casa, luego del sueño cumplido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad