Lo que le tocó al 'Pascual'

Diciembre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Un total de $70.000 millones, la más alta inversión en las refacciones a los ocho estadios que albergarán el Mundial Juvenil del 2011, no fue suficiente para que el 'Pascual Guerrero' realizara la inauguración del certamen futbolístico más relevante en la historia del país, ni para ser la casa de la Selección, ni tener un partido de las semifinales.

Un total de $70.000 millones, la más alta inversión en las refacciones a los ocho estadios que albergarán el Mundial Juvenil del 2011, no fue suficiente para que el 'Pascual Guerrero' realizara la inauguración del certamen futbolístico más relevante en la historia del país, ni para ser la casa de la Selección, ni tener un partido de las semifinales, intenciones del secretario de recreación y deportes, Diego Cardona. ¿Hubiese sido preferible tener menos partidos y uno en las instancias finales? La denominada capital deportiva de Colombia, y para algunos de América, tendrá el mayor número de juegos (ocho) luego de Bogotá, que será la sede de la tricolor y donde se jugarán diez compromisos, entre ellos la final, que está programada para el 20 de agosto.“Barranquilla, Medellín y Cali presentaron las propuestas para tener la inauguración, que fue ganada por Barranquilla, pero a Medellín se le dio una semifinal y a Cali, el mayor número de partidos después de Bogotá. Los tres fueron compensados de alguna forma”, declaró el director del Mundial Sub 20, Rodrigo Cobo.Cobo también expresó con certeza: “me parece que Cali salió muy beneficiada con la distribución del calendario”, posición que fue compartida por el ex presidente de la Federación Colombiana de Fútbol Álvaro Fina: “Lo que ha sido Cali en el ámbito deportivo nacional e internacional es muy importante, y tanto los dirigentes deportivos como la parte política han influido mucho, por ello nos dieron ocho partidos, los cuales nunca pensé que nos los fueran a asignar”.Asimismo, otro ex presidente de Colfútbol, Óscar Astudillo, sostuvo: “Luego de que una ciudad es sede de un certamen mundial, lo que se aspira es que se tenga el mayor número de partidos, lo cual es una situación privilegiada para Cali”.Contrario a las argumentaciones anteriores, los periodistas Mario Alfonso Escobar y Marino Millán coinciden en que hubiese sido preferible cambiar uno de los juegos asignados por otro en una fase más determinante.“Nos dieron un ‘caramelito’ para contentarnos, porque nuestros dirigentes son fáciles de negociar, debido a que aquí se ha perdido liderazgo. Estamos sometidos a una absoluta pobreza dirigencial, y por la inversión que se hizo, Cali como mínimo debería tener una semifinal, como Medellín”, dijo ‘Mao’.De igual forma, Millán conceptuó: “Me parece que las instancias más importantes que tiene el evento son la semifinal y la final. De ese modo, preferiría menos partidos de la parte inicial y más compromisos en semifinales”. Y añadió: “No podemos olvidar que Cali es la capital deportiva de Colombia”.Por su parte, el también periodista Óscar Rentería se mostró satisfecho con el calendario que le correspondió a la ciudad: “Tenemos que estar felices con lo que nos dieron. Cali tiene el mayor número de partidos, y no podemos olvidarnos que esta no es una plaza taquillera: en los últimos campeonatos, Medellín, Bogotá y Barranquilla han tenido más ingreso de público”.Los simpatizantes del fútbol en Cali podrán ver el Mundial en el 'Pascual Guerrero' desde la fase de grupos y hasta los cuartos, pasando por los octavos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad