Lo lograste, güevón (Opinión)

Lo lograste, güevón (Opinión) 

Julio 23, 2017 - 09:07 a.m. Por:
Por: César Polanía - Editor de Afición - El País 
Rigoberto Urán

Rigoberto Urán

EFE / El País

Llegó como uno más y acabó como uno de los mejores. Así se podría resumir la participación de Rigoberto Urán en el Tour que termina hoy.

Pensábamos, todos, que el pedalista de Urrao, de 30 años, había quemado ya sus últimos cartuchos, pero ‘Rigo’, tan persistente y valiente como pocos, salió en esta edición desde la parte de atrás del pelotón para ponerse en primera fila y recordarnos que las miradas no pueden ni deben estar puestas solamente en Nairo.

El subtítulo que hoy conquista ‘Rigo’ es más que meritorio. Porque el colombiano corrió prácticamente solo contra Froome, Bardet, Landa y Aru. Fue inteligente porque, sin peones de brega, aguantó, combatió y atacó cuando tuvo la oportunidad.

Esta vez, la alegría para los colombianos no corrió por cuenta de Nairo, sino que vino de los pedalazos de ‘Rigo’.

Urán no corrió el Giro en esta temporada y optó por participar en pruebas de otro tipo de exigencias, como la Vuelta a Andalucía o la Tirreno-Adriático, pero, más que eso, concentró su preparación en las vías del oriente antioqueño durante tres meses. Su estrategia funcionó.

Y hay un plus que sabe aprovechar el de Urrao. No sé si de algo le sirva cuando está sobre su bicicleta en plena competencia, pero esa emotividad y ese desparpajo que lo identifican cuando habla lo hacen ver como un corredor lleno de fuerzas siempre, con una motivación inagotable que, sin duda, obligan a la afición a mirarlo con ojos de alegría. Porque eso es ‘Rigo’, alegría pura, como lo refleja en sus redes sociales. Y, como buen paisa, también incursionó en el mundo empresarial y ya triunfa con éxito en esa otra etapa de su vida. Su marca de ropa Go Rigo Go se abre espacio en las principales ciudades del país.

Nuestras disculpas, ‘Rigo’, por haberte subvalorado en este Tour y habernos concentrado solo en Nairo. Nos demostraste que tu grandeza está vigente y que con tu inteligencia y la potencia de tus piernas podías conquistar, como esa asignatura pendiente, el subtítulo del Tour. Lo lograste, güevón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad