“Lo di todo por el oro en el Mundial de Ciclismo": Edwin Ávila

“Lo di todo por el oro en el Mundial de Ciclismo": Edwin Ávila

Marzo 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
JULIÁN COLLAZOS SAAVEDRA- Reportero de El País
“Lo di todo por el oro en el Mundial de Ciclismo

Luego de conseguir el oro, los padres del pedalista caleño Edwin Ávila subieron al podium para felicitarlo.

Emocionado, el pedalista caleño contó cómo hizo para regalarle tanta alegría a Colombia.

El himno colombiano se escuchó por primera vez en el velódromo Alcides Nieto Patiño. La bandera tricolor se alzó en lo más alto del pódium y la camiseta arcoíris de la UCI que se le otorga al campeón se acomodó en el pecho de un cafetero.El protagonista, el caleño Edwin Ávila, quien en la prueba por puntos sacó su casta y, con el apoyo de los más de 3000 asistentes a la jornada de anoche, terminó primero de la prueba.Ciento sesenta vueltas a la pista, que completaban un recorrido de 40 kilómetros, fueron la prueba a vencer del corredor colombiano, que en su espalda cargaba el número 48.“Fue una prueba muy difícil, lo di todo por el oro y después de un esfuerzo muy grande y de la ayuda de la gloria de Dios, se me dieron las cosas”, afirmó Ávila, quien faltando 130 vueltas para la meta empezó a ganar por recorrido, tras coger la primera de las tres vueltas de ventaja sobre el pelotón.Cristóbal Colón fue el barrio que lo vio nacer hace 24 años y que lo despidió cuando apenas tenía seis meses de nacido, pues su familia tomó la decisión de irse a vivir a Cartagena.Hace ocho años su destino fue Bogotá, la ciudad que le permitió incursionar en el ciclismo, y la cual lo ve correr profesionalmente.La prueba por puntos es su especialidad. En el 2011, en Apeldoorn, Holanda, se vio cómo por primera vez, y con tan solo 22 años, el colombiano se subía a lo más alto del pódium.Sin embargo, la de anoche tuvo una pequeña diferencia: esta vez fue su propia gente la que vibró con el triunfo del pedalista caleño.“La primera vez que Edwin quedó campeón estábamos muy lejos y sentíamos emoción, pero no como la que vivimos ahora, es algo indescriptible”, aseguró José Julián Velásquez, técnico de la delegación colombiana.Desde un comienzo, las ilusiones de una medalla crecieron en el corazón de los asistentes y del mismo Edwin, quien rápidamente entendió que tenía que estar en el grupo de la fuga y desarrollar la estrategia que minutos antes había estado hablado con su técnico.“Salió todo lo que habíamos planificado. Sabíamos que teníamos que salir a correr y empezar a ganar por recorrido una vez tomáramos vuelta del pelotón y eso se dio de la mejor manera”, indicó Velásquez.En el palmarés de Ávila cuelgan medallas muy importantes. Cuatro en Campeonatos Panamericanos, una en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, una en los Suramericanos, ganada en Medellín, y un campeonato mundial.Sin embargo, ninguna tan emocionante como la que logró en Cali, puesto que no solamente estuvo en casa y sintió la presencia de su familia, sino que fue empujado por los gritos y alientos de los caleños en las graderías.“El apoyo de la gente de Cali fue fundamental, cuando ya no tenía aliento, fueron ellos los que me levantaron y me empujaron hasta la meta”, dijo Ávila, quien terminó la prueba con setenta puntos.Antes de la prueba, un masaje en el camerino colombiano sirvió como relajante para Edwin, quien mientras era atendido, escuchaba en su celular algo de música, para espantar cualquier nervio que pudiera jugar en su contra.“Edwin es un hombre hecho por toda Colombia y nunca pierde su esencia, es un berraco”, argumentó Ramiro Valencia, presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo.El futuro del ciclismo colombiano cada vez es más prometedor y con los triunfos y las proyecciones que a diario muestran los deportistas, ya se tiene pensado un proyecto para magnificar los triunfos patrios.“Los dirigentes nos tenemos que apretar mucho más y los vamos a mandar a Europa a que se preparen”, sostuvo Valencia.Por ahora, el caleño podrá dormir tranquilo y tendrá la obligación de rápidamente dar vuelta a la página para pensar en lo que se viene, pues su participación en el Mundial de Ciclismo de Pista no ha terminado, ya que la madison lo espera el último día de competencia, donde buscará entregarle una nueva medalla a Colombia.“Esto aún no termina y puede que haya nuevas sorpresas”, finalizó Ávila.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad