“Llevo al país sobre mis hombros”: Andrés Felipe Muñoz, patinador caleño

“Llevo al país sobre mis hombros”: Andrés Felipe Muñoz, patinador caleño

Junio 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
DANIEL MOLINA DURANGO- Especial para El País

Brilla con luz propia cada vez que sale a patinar. Sus logros y su personalidad lo han colocado como el atleta emblema de Colombia para los World Games.

Tenía unos 15 años cuando ganó su primer presea en una competición internacional, en el marco de un campeonato mundial juvenil de patinaje. “Eso fue algo indescriptible, cuando subí al podio, tenía tanta emoción que me nublé y hasta se me olvidó la letra del himno cuando llegó la hora de entonarlo”. Lo que este personaje no alcanzó a imaginar en ese momento es que años después eso que lo ponía nervioso y emocionado se convertiría en la costumbre que tienen los mejores deportistas: ganar.Hoy en día, Andrés Felipe Muñoz es al patinaje lo que Radamel Falcao García es al fútbol de la selección Colombia. Sus grandes logros a nivel nacional e internacional lo han llevado a ser considerado como uno de los mejores deportistas del país. Aunque su meta es seguir obteniendo muchas medallas más alrededor del mundo, ahora tiene su mirada fija en los próximos World Games. Dice que correr en su ciudad natal será una motivación extra. El chico al que no le gustaba patinar“No, yo qué me voy a poner eso”, fueron las primeras palabras que Andrés le dijo a su hermana Ana María cuando esta le enseñó la equipación que debía tener un patinador. En ese entonces, tenía 12 años y su hermana, quien empezó a patinar primero que él, lo había llevado a uno de sus entrenos. “Siempre me gustó mucho el deporte, y en esa época yo veía que mi hermano se quedaba mucho tiempo en la casa viendo televisión, entonces lo invité a que me acompañara a patinar. Al principio la idea no le gustó mucho, pero apenas se puso los patines no se quiso volver a bajar de ellos. Para mí es un honor haberlo motivado a practicar esto, porque gracias a ello hoy tenemos a un múltiple campeón mundial en la familia”, comenta con orgullo Ana María. Después de aquel día Andrés empezó a sentir por sus venas y su sangre una pasión inigualable por la velocidad y la adrenalina que produce el montar sobre unos patines. Su crecimiento como deportista fue extremadamente rápido. “Yo arranqué a patinar en forma desde los 13 años y a los 15 ya era selección Colombia juvenil. Luego vinieron las primeras salidas internacionales y algo que inició como una distracción terminó por convertirse en mi proyecto de vida”. Llegó la experiencia internacionalLa vida de un patinador está llena de viajes y experiencias valiosas. Seguramente el pasaporte de Andrés está colmado de sellos de diferentes naciones del planeta como Corea, China, Italia, Holanda, República Checa, Francia, Costa Rica, Estados Unidos, etc. Una de las anécdotas que más se divierte al recordar fue la que vivió una vez en China en pleno campeonato mundial. “Ninguno del equipo sabía mandarín y cuando llegamos allá, se nos perdió el papel donde teníamos apuntada la dirección del hotel en el que nos íbamos a hospedar. Fue un momento de mucha tensión porque no teníamos forma de hacernos entender, pero bueno, finalmente pudimos encontrar el papelito y llegamos sanos y salvos”.A pesar de los múltiples espacios de diversión, este patinador vallecaucano nunca ha olvidado la responsabilidad que tiene con la nación. En todos los países que ha visitado, ha dejado en alto el nombre de Colombia. “Cada vez que salgo a competir a algún lado llevo al país y a mi familia sobre mis hombros. Es un compromiso muy grande y siempre trato de profesar en el exterior todos los valores que tiene nuestra tierra”, asegura Andrés. Su sentido de pertenencia y responsabilidad se los atribuye a las ganas constantes que tiene de ser el mejor. “Yo pienso que todo se lo debo a mi fortaleza mental, pues desde siempre me caractericé por luchar por mis cosas. Prácticamente me fui de mi casa a los 15 años y pasé de ser un niño a un atleta de alto nivel en búsqueda de triunfos”.Triunfos que no se iban a hacer esperar porque, en realidad, Muñoz es el “chico dorado” del patinaje cafetero. Entre sus logros más destacados está el haber ganado el oro en un mundial juvenil en Italia. En el 2010 obtuvo tres oros, dos platas y un bronce en los Juegos Suramericanos disputados en Medellín. Además, tuvo ese mismo registro en el Centroamericano del Caribe que se llevó a cabo en Mayagüez, Puerto Rico. Como si fuera poco, en el Mundial disputado en el 2011 en Corea del Sur, este caleño batió récord logrando 5 medallas doradas.Una de las personas que lo ha ayudado ha potencializar su talento es el técnico de la selección Colombia de patinaje, Elías del Valle. Él lo entrena desde el 2004 y asegura que Andrés Felipe es de los mejores pupilos que ha tenido. “Andrés es un corredor con una gran madurez deportiva, empezó a competir con la selección desde los 14 años y eso le ha dado seguridad y tranquilidad a la hora de asumir cualquier tipo de retos”, afirma Elías. El técnico comenta que desde el principio, aunque no se le tenía mucha confianza por su juventud, la gente de la selección notaba sus ganas por salir adelante. Del Valle presagia una buena participación de su corredor estrella en los Juegos Mundiales. “Es un gran profesional, no deja que las cosas le lleguen al azar sino que va directo hacia ellas y estoy seguro que realizará en gran papel en los World Games”. Del Valle del Cauca a BolívarDejar de correr por el Valle del Cauca para irse a representar al Departamento de Bolívar ha sido una de las decisiones más difíciles que ha tomado en su vida. Esto se produjo por la falta de apoyo.“Infortunadamente aquí en Colombia solamente apoyan a los deportistas que ya están formados, por lo que mi desarrollo como patinador desde niño se pudo dar gracias al apoyo familiar. Pero hace poco decidí irme para Bolívar porque me ofrecieron beneficios que en el Valle no me podían brindar. Ahora me encuentro contento por estar allí, dejando un camino para la generación de patinadores que vienen”. La familia, un pilar fundamentalEl no poder compartir mucho tiempo con sus personas más allegadas es uno de los mayores sacrificios que ha tenido que hacer Andrés Felipe para cumplir su sueño como patinador. Sin embargo, a pesar de no tener mucho tiempo con su familia, sus seres queridos lo admiran demasiado y resaltan las cualidades que tiene como persona. Por ejemplo, su padre, Germán Muñoz, destacó que su hijo tiene: “Mucha entrega y compromiso en todo lo que se propone. Cada día quiere ser mejor y los logros que ha conseguido se deben a esa determinación. Siempre quiere superarse a sí mismo”. Ana María, su hermana, también recalcó de Andrés: “Su nobleza. Creo que eso es lo que más lo hace destacarse en todo lo que emprende. Es un ser noble, responsable y muy dedicado”. Estudia Administración de empresasAparte de ser talentoso en el patinaje, también estudia Administración de Empresas en la ciudad de Bogotá. Dice que el ámbito académico tiene mucha importancia para su vida. “Esta carrera siempre me ha gustado y espero poder ejercerla en una nueva etapa de mi vida, cuando ya haya dejado de patinar”. Sobre sus sueños, comentó que lo que más desea por ahora es mantener su buen nivel cuando se pone los patines y arranca a toda velocidad por las pistas de Colombia y el mundo. Agregó que espera “ganar muchas otras cosas en ámbitos distintos al deporte”.Su reto inmediato son los próximos Juegos Mundiales, en donde el patinaje será la carta principal de Colombia para ganar muchas medallas de oro. Sobre esto indicó: “Correr en este evento tan importante será un gran desafío. En el 2007 me quedé con las ganas de participar en el Mundial de patinaje que se organizó en Cali y ahora se me presenta esta gran oportunidad de representar a mi país. Espero llegar muy bien preparado a las competencias”.De seguro el país entero y su familia estarán pendientes de él, acompañándolo en los World Games y en cada uno de sus retos. Andrés, según su padre, es un “deportista integral” que no solamente gana medallas en los campeonatos que disputa, también las gana en su vida personal por esa particular, amable y comprometida forma de ser.Números5 medallas de oro ganó Andrés Felipe en el Mundial de patinaje que se realizó en Corea en el 2011.10 años lleva Andrés compitiendo como miembro de la selección Colombia de patinaje.Voces* "El apoyo familiar que uno debe tener para con su hijo deportista es algo que nunca termina. Uno siempre está atento a todo lo que necesiten".Germán Muñoz, Padre de Andrés.* "Cuando yo practiqué patinaje no era nerviosa, pero cuando veo a mi hermano competir sufro mucho porque no quiero que le vaya a pasar nada malo".Ana María Muñoz, Hermana de Andrés.* “Como patinador ya fui campeón mundial y espero seguir con ese gran nivel. Luego quiero cosechar éxitos en otros ámbitos”.Andrés Felipe Muñoz, patinador vallecaucano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad