“Líos disciplinarios del ‘Pecoso’ Castro afectan la imagen del Deportivo Cali”: Álvaro Martínez

“Líos disciplinarios del ‘Pecoso’ Castro afectan la imagen del Deportivo Cali”: Álvaro Martínez

Abril 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
César Polanía - Editor de Afición / El País
“Líos disciplinarios del ‘Pecoso’ Castro afectan la imagen del Deportivo Cali”: Álvaro Martínez

'Pecoso' Castro, técnico del Cali.

Presidente del Cali dice que este martes se definirá la continuidad del técnico y sugiere que si es sancionado por la Dimayor, se irá. Señala que Héctor Cárdenas es una buena alternativa. Acepta que se equivocó en las contrataciones y solo salva a Sambueza.

El 7 de junio del 2015, Deportivo Cali les tapó la boca a los incrédulos, al coronarse campeón del fútbol colombiano con una apuesta  del presidente Álvaro Martínez: la confianza en los canteranos. Con esa misma filosofía —ajustada con seis refuerzos, de los cuales solo uno ha funcionado—, el equipo azucarero se la jugó en la Copa Libertadores, pero hoy los resultados son totalmente opuestos. El club verdiblanco está al borde de la eliminación en la primera fase, luego de una participación mediocre en el máximo torneo continental.

La hinchada del Cali ve culpables por todos lados y pone en la palestra pública a los jugadores, al cuerpo técnico y hasta el Presidente.

Tras ese último sorbo amargo del equipo en la Copa, que el jueves cayó goleado 4-2 frente a Racing en Buenos Aires, El País habló con el principal directivo del conjunto azucarero, quien admitió que en este inminente fracaso en la Libertadores “todos nos equivocamos”.

Pero Martínez fue más allá y dejó entrever que la continuidad del técnico Fernando ‘Pecoso’ Castro depende de lo que pase el martes próximo, cuando el estratega debe comparecer ante el Comité Disciplinario de la Dimayor por haberse ido a los puños esta semana con el presidente del Boyacá Chicó, Ricardo Hoyos, luego de la derrota de los azucareros 1-0 en Tunja.

¿Cree que el equipo ya está eliminado en la Libertadores?

A la luz de los números, no. Todavía faltan seis puntos por disputar. Hay que reconocer que por el comportamiento del Cali frente a Racing no habría ninguna esperanza, pero también hay que admitir que el segundo tiempo fue satisfactorio.

¿Por qué juega mal el equipo?

Yo salvaría el primer tiempo con Racing en Cali y el segundo tiempo con Boca Juniors en Cali. Pero lo hecho en La Paz fue un desastre.

¿Pero a quiénes les cabe la responsabilidad?

Lo que pase bueno en el Cali es responsabilidad de todos. Y lo malo que suceda, al final del día, siempre es responsabilidad del presidente. Tengo que asumirlo.

¿A qué se refiere con eso?

Que debo arreglar cosas en el camino. Este primer semestre no ha sido bueno en la parte deportiva.

Antes de comenzar la Libertadores usted aseguró que el Cali se había reforzado bien, pese a las críticas, y que el objetivo era, al menos, ser semifinalistas. ¿Sigue pensando igual?

A la luz de los números, es indudable que no. Cuando el toro ya ha pasado, es muy fácil torear arrodillado. Tomamos riesgos, averiguamos qué jugadores debíamos traer en común acuerdo con el cuerpo técnico y creímos que estábamos acertando. Nos equivocamos.

¿Cuando dice “nos equivocamos” se refiere a los casos del paraguayo Miguel Godoy y el argentino Nicolás Bianchi?

Específicamente lo de Godoy. No diría que Bianchi, porque aunque no ha sido brillante, pasa ‘raspadito’ el examen. A él le daría un compás de espera.

Pero Bianchi, que es un jugador costoso y llegó de Argentina para marcar diferencia, fue titular apenas el jueves por  Libertadores...

Teníamos otras expectativas cuando lo trajimos. Eso pasa en todos los clubes del mundo.

¿No cree que eso se sabía desde antes? Boca Juniors se reforzó con Gago y Tévez, Racing se llevó a Milito, Bou, Lisandro López…

No me quiero comparar con Boca ni con Racing. El presupuesto total del Cali al año es de ocho millones de dólares, mientras que Tévez y Gago se ganan entre dos y tres millones de dólares, cada uno, al año. En Colombia, Nacional es el más poderoso, con el dinero del grupo Ardila Lulle, y nosotros tratamos de reforzarnos con nuestros recursos. Pero mire lo que pasó en Buenos Aires frente a Racing: cuando más necesitábamos a Santos Borré y Hárold Preciado, no pudimos contar con ellos porque estaban lesionados.

Pero Borré y Preciado no estuvieron tampoco a la altura. No marcaron un solo gol en la Copa…

Nadie hubiera pensado que no iban a dar el mismo rendimiento y menos que luego se iban a lesionar.

Cali es uno de los clubes que más canteranos saca en el fútbol colombiano y asimismo vende al exterior y a buen precio. El socio verdiblanco se pregunta por qué el equipo no se reforzó con jugadores de quilates si hay los recursos…

La respuesta es sencilla. Cali, como le dije anteriormente, cuesta al año ocho millones de dólares, de los cuales los socios aportamos solo 1,5 millones de dólares. ¿Cómo cree usted que se cubre el faltante? Pues vendiendo jugadores. Esa ha sido siempre la historia del equipo.

Dicen que si este domingo el Cali no gana en casa frente a Santa Fe, el ‘Pecoso’ sería despedido...

Vamos a esperar. Lo que más nos preocupa ahora es la parte disciplinaria, sobre todo los hechos que supuestamente ocurrieron en Tunja (donde el técnico azucarero se fue a los puños con el presidente del Chicó). Esto es lamentable. El profesor Castro está citado a comparecer en la Dimayor el martes, yo voy a acompañarlo, y una vez salga la resolución, se tomarán las decisiones que haya que tomar. Ojalá  no haya sanción alguna para el técnico.

¿Eso quiere decir que si el ‘Pecoso’ llega a ser sancionado, el Cali prescindiría de sus servicios?

No me quiero adelantar. El martes serán los descargos y al día siguiente saldrá la resolución de la Dimayor. Esperemos el resultado para tomar una decisión.

¿Lo que usted dice se puede interpretar como que los distintos episodios disciplinarios del ‘Pecoso’ Castro han afectado la imagen del equipo y hay que tomar decisiones ya?

Indudablemente que sí. Y cuando no se dan los resultados, pues eso pesa. Algo parecido sucedía en el primer semestre del año pasado, ‘Pecoso’ Castro llegó a decir que no había llegado en el momento indicado al Cali, sentimos que eso nos tocaba a los directivos, y luego fue campeón. Y ante eso no había nada que hacer. Pero ahora hay malos resultados y si a eso sumamos lo disciplinario, pues el tema se complica.

Mejor dicho, si al técnico lo sancionan, no seguiría en el Cali… 

Yo diría que esperemos el resultado de la Dimayor. Que se produzcan los fallos que se tienen que producir y con base en eso tomaremos una decisión. Todo el mundo da por hecho que al profesor Castro lo van a suspender, yo no estoy seguro.

¿Pero por qué la decisión de seguir o no con el ‘Pecoso’ depende de la cita en la Dimayor si se trata de una sanción disciplinaria?

Es que es muy obvio. A uno lo contratan como técnico para trabajar toda la semana y estar en la raya con el equipo el día de los partidos. Infortunadamente, si se llegara a dar una sanción, habría que tomar una decisión.

¿Siente que el ‘Pecoso’ se equivocó este semestre y le cabe gran responsabilidad de lo que sucede?

Pienso que nos equivocamos todos. Por rendimiento rescato algunas cosas frente a Boca y Racing en Cali. En cuanto a las contrataciones, solo salvaría claramente a Sambueza.

En el primer semestre del 2015 usted dejó callados a los incrédulos con la apuesta por la cantera porque el equipo fue campeón. ¿No cree que para la Copa hubo exceso de confianza en esa apuesta?

No, para nada. Desde que empezamos el proceso con el profesor Héctor Cárdenas tuvimos clara la apuesta de la cantera. Para esta temporada teníamos la posibilidad, de acuerdo con el presupuesto que hicimos del 70% de canteranos y el 30% de expertos, de poner hasta nueve juveniles y usamos siete. Entonces no hubo exceso de confianza.

Pero aun así, con siete canteranos el Cali sigue siendo un equipo joven e inexperto para la Libertadores y más si los refuerzos no dan la talla…

Si juzgamos por los resultados hoy, pues evidentemente estamos hablando de un fracaso. Cada cual ve las cosas como las quiera ver.

A propósito del profesor Cárdenas, gente cercana al Cali dice que sería el sucesor del ‘Pecoso’ y por eso ustedes lo enviaron a prepararse en Europa...

El profesor Cárdenas es un recurso humano valioso del Deportivo Cali que, si en algún momento se llegara a tomar una decisión con respecto al profesor Castro, pues  sería una gran opción y podría volver a manejar el primer equipo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad