Lionel Messi se verá las caras ante su mentor: José Pékerman

Junio 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Lionel Messi se verá las caras ante su mentor: José Pékerman

Lionel Messi sueña con levantar su primer título con la selección Argentina de mayores.

El técnico de la selección Colombia tendrá como rival el viernes a Lionel Messi, el jugador que él puso a debutar en Argentina hace unos años y que hoy es de los mejores del mundo.

Un viejo conocido espera a Lionel Messi en su camino hacia su anhelado primer título con Argentina. Al frente de Colombia, su rival en los cuartos de la Copa América 2015, está José Pékerman, el técnico con el que debutó pero también tuvo momentos amargos.

El paso de Messi por Chile está plagado de efemérides. El miércoles cumplió 28 años y la semana pasada llegó a 100 partidos con su selección, una historia que comenzó hace casi una década con una llamada del 'Profesor' Pékerman. Fue el 17 de agosto de 2005 cuando 'La Pulga' se puso por primera vez la casaca de la selección mayor albiceleste en un amistoso frente a Hungría en Budapest.

El debut del futuro crack dejó a todos desconcertados, incluido él mismo. Argentina estaba expectante por disfrutar de su gran promesa y Pékerman lo introdujo en la cancha en el minuto 64. Menos de 60 segundos después Messi era expulsado de roja directa. Con el número 18 a su espalda, el 'diez' argentino había saltado al césped tras saludar al sustituido Lisandro López. Pronto tomó el balón en tres cuartos de cancha y enfiló hacia la portería contraria. El defensa Vanczák trató de frenarlo con una primera entrada y luego agarrándole la camiseta. Messi intentó sacárselo de encima pero acabó soltando un codo que impactó en el rostro del húngaro.

En medio de las protestas de Sorín, Ayala y Heinze, el árbitro alemán Markus Merk amonestó a Vanczák y expulsó a Messi, que abandonó el partido con la cabeza alta y cara de circunstancias. Las crónicas dicen que se pasó el resto del partido llorando desconsolado en el vestuario.

Después, ante los medios, pudo resumir su frustración en una frase: "No fue el debut que soñé". En la banca, Pekerman asistió al episodio asombrado. Pero nadie conocía mejor que el 'Profesor' el potencial de un jugador que acabaría dominando el fútbol mundial.  

Pékerman, el entrenador que ha devuelto a Colombia a la élite, fue por décadas el descubridor por excelencia de las jóvenes joyas argentinas. Tres campeonatos del Mundo Sub-20 (1995, 1997 y 2001) con la albiceleste avalan el olfato de 'Don José'. En busca de nuevos retos, el estratega aceptó en 2003 una oferta para ser director deportivo del modesto Leganés.

Ya en España, el técnico cuenta que un día escuchó hablar de un adolescente rosarino que jugaba en las categorías inferiores del FC Barcelona al que la selección española Sub-20 ansiaba convocar. El equipo azulgrana en el que militaba Messi jugó poco después cerca de Leganés, en las afueras de Madrid. Pékerman fue al campo y se quedó atónito ante el talento del menudo delantero. De inmediato llamó a su sucesor al frente de los juveniles argentinos, Hugo Tocalli, y le rogó que se organizara lo antes posible un amistoso ante cualquier rival para vestir a Messi de albiceleste y ahuyentar las propuestas de 'La Roja'.

La trayectoria posterior de Messi con la selección es conocida. Ilusionó al país liderando el triunfo en el Mundial Sub-20 de 2005 pero con el equipo mayor no ha podido repetir los éxitos del Barcelona.

Con Pékerman vivió su primera decepción en una Copa del Mundo en Alemania 2006. Messi tenía 18 años y el 'Profesor' lo quería alejar en lo posible de los focos. Lo hizo debutar en el segundo partido ante Serbia y Montenegro en el minuto 75 cuando Argentina ya ganaba 3-0. El choque acabó 6-0 y Messi anotó el último gol. En el tercer partido fue titular en el empate 0-0 con Holanda y también salió en la segunda mitad de la victoria de octavos 2-1 ante México.

El episodio que muchos argentinos no se explican todavía ocurrió en el cruce de cuartos ante la anfitriona Alemania, que Messi arrancó en la banca. Roberto Ayala adelantó a la albiceleste pero Klose empató en el minuto 80. En ese momento, los ojos y las esperanzas argentinas se posaron en Messi para ganar el partido en la prórroga pero Pekerman decidió meter al delantero Julio Cruz, del Inter de Milan. Con Messi abatido y condenado al banco, el choque llegó hasta la tanda de penales en la que se impuso Alemania.

Pékerman renunció después del Mundial y se fue a entrenar a México. Messi volvió a Barcelona, donde arrancó una desenfrenada carrera en la que ganó todos los títulos posibles y levantó cuatro Balones de Oro. Su única espina clavada sigue siendo ganar un título de selecciones para su país.

Puede ser la Copa América 2015 pero tendrá muchos obstáculos que superar. Hasta su propio mentor quiere impedírselo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad