Lionel Messi, con dos asistencias, abre el camino de los octavos para el Barsa

Octubre 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE - El País
Lionel Messi, con dos asistencias, abre el camino de los octavos para el Barsa

En la foto, Lionel Messi (izquierda, Barcelona) disputa un balón con Jardel Vieira (Benfica).

El equipo de Tito Vilanova vuelve a jugar en la 'Champions' el próximo 23 de octubre, cuando reciba en el 'Camp Nou' al Celtic de Escocia.

Dos asistencias del genial Leo Messi, que habilitó al chileno Alexis Sánchez (min.6) y a Cesc Fábregas (min.55), sirvieron para que el Barcelona derrotase al Benfica en su estadio (0-2) y se abra camino hacia los octavos de final de la Liga de Campeones.Cinco días antes de medirse al Real Madrid en el clásico de la Liga española, los azulgrana, que ya suman su séptima consecutiva, se colocan líderes del grupo G, con dos puntos más que el Celtic de Glasgow, que se aupó al segundo puesto al vencer al Spartak de Moscú (2-3).La lesión de Carles Puyol (min.75) y la expulsión por roja directa de Sergio Busquets (min.87) empañaron la importante y merecida victoria de los catalanes, que exhibieron servicios mínimos en la primera parte, pero mejoraron en la segunda.El Barcelona se cimentó en su habitual posesión para desesperar a su rival y, como novedad, introdujo el recurso de pases largos en busca de las espaldas de los defensas locales.El fútbol enhebrado de los catalanes resultó efectivo en un santiamén. Una subida de Jordi Alba propició una punzante pared con Leo Messi, cuyo centro al corazón del área lo cazó Alexis.El Barsa había logrado lo que más le había costado en los últimos encuentros: marcar en la primera parte. El gol, que supuestamente le debía de aportar el tranquilidad, fue un botín envenenado.En el 55, Messi firmó su enésima genialidad. Recibió en el centro del campo, efectuó su imparable eslalon, se libró de la marca de al menos tres benfiquistas y abrió a la derecha, donde Cesc definió con calma.A quince minutos del final, la lesión de Puyol estropeó la noche tranquila del Barcelona. En un córner, cayó en escorzo y sufrió una luxación del codo del brazo izquierdo, su tercera lesión en los últimos meses. La expulsión de Busquets, por supuesta agresión, a falta de tres minutos del final cerró el partido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad