Lionel Messi bate el récord de César y acerca al Barsa a la cabeza

Marzo 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE-El País

Lionel Messi ha vuelto a escribir este martes una nueva página en la historia del barcelonismo, puesto que con el triplete firmado ante el Granada (5-3) se ha convertido en el máximo goleador de club catalán al superar a César Rodríguez y firmar 234 tantos desde su estreno como barcelonista.

Messi fue determinante para la victoria de su equipo que se sitúa a cinco de la cabeza del Campeonato y suma 34 goles en la Liga, con lo que se convierte en el máximo goleador del torneo, en un partido extraño, dominado a placer por los ‘azulgrana’ en el primer tiempo y que llegó a empatar el equipo de Abel Resino en la segunda mitad.Fue, además, la mejor manera que tuvo el argentino de rendir homenaje a la delantera del Barsa de la Cinco Copas, acabó con el récord de César y lo hizo el día en el que el Camp Nou rindió homenaje al fallecido Estanislao Basora.Era el partido de Messi, que afrontaba la primera oportunidad de igualar el récord de goles de César Rodríguez en partidos oficiales con el Barsa. Y el argentino, como siempre, respondió a las expectativas.De salida, se movió el equipo de Guardiola al son de Xavi y con la electricidad de Isaac Cuenca. El canterano, pegado a la línea de cal, desbordó en cuanto se lo propuso a Cortés y generó múltiples opciones con sus jugadas desde la izquierda.Y Cuenca lo intentó desde el primer minuto. En el cuatro regateó al lateral, puso el balón en el segundo palo y Messi asistió de cabeza a Xavi.El seis del Barsa, en su mejor temporada como goleador, no perdonó en la primera que tuvo. El Granada mostró todas sus dudas y dejó jugar demasiado a los ‘azulgranas’.Messi perdonó el 2-0 en un remate demasiado centrado (m.11) , pero no lo hizo seis minutos después. El argentino, aún con 24 años, ya hace tiempo que está en los libros de historia del barcelonismo, añadió una nueva entrada al igualar primero y batir después el récord de César.El Granada, a siete puntos de la zona de descenso, no exigió al Barcelona en el primer tiempo. Había perdido en sus diecisiete visitas anteriores al campo de los ‘azulgrana’ y de la última ya habían pasado más de 36 años.Sin embargo, en el inicio del segundo tiempo, una falta botada desde la izquierda fue rematada por Mainz y, casi sin buscarlo, el equipo de Abel Resino se encontró con el 2-1 (m.55) y creyó en el milagro.Pagó cara el Barsa su indolencia, pero la sorpresa fue en aumento, cuando en una jugada de Dani BenÍtez con Alves acabó en penalti. Siqueira (2-2, m.62) transformó la pena máxima y el Granada, cabizbajo hasta entonces, había resucitado sin saber muy bien cómo.Eligió un buen momento Messi para rescatar a su equipo y convertirse en el máximo goleador de la historia del club. El argentino recibió de Alves y batió a Julio César con una sutil vaselina. Era el 3-2, el tanto 233, en una jugada en la que la defensa del Granada reclamó que Messi se encontraba en fuera de juego.A ocho minutos para el final, el Barcelona respiró en una acción magistral de Iniesta y, sobre todo, el gol de Tello, un jugador que aprovecha al máximo los minutos que Guardiola le da.Pero no acabó aquí el partido. En ocho minutos, aún hubo tiempo de ver dos goles más y una expulsión. Messi cerró su actuación con un triplete y elevó a 234 goles sus tantos como barcelonista y convertirse además en máximo goleador del campeonato con 34.El expulsado fue Dani Alves, por tocar el balón con la mano. Siqueira cerró el partido desde el punto de penalti con un homenaje a Antonin Panenka. El Barsa sufrió demasiado en un partido que parecía tener absolutamente controlado en el primer tiempo, pero su triunfo le acerca un poco más a la cabeza de la Liga.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad